¿Occidente seguirá el ejemplo de China? El FMI y el Banco Mundial abogan por las monedas digitales

Los efectos de la revolución provocada por el surgimiento de las criptomonedas y el lanzamiento del yuan digital por parte de China se están sintiendo cada vez con más fuerza en la economía global. Ahora hasta el FMI y el Banco mundial abogan por el lanzamiento de monedas digitales respaldadas por los bancos centrales.

Desde la aparición del bitcoin en 2009 las principales instituciones financieras del mundo y los bancos centrales se han mostrado reacios a la adopción de las monedas digitales. Y no es nada extraño: si bien las criptomonedas se han hecho famosas últimamente gracias a los especuladores, su objetivo fundamental es sustituir a los intermediarios del sistema financiero internacional.

Sin embargo, las cosas parecen estar cambiando. Ante la imposibilidad de detener o prohibir el desarrollo de las criptomonedas y las llamadas finanzas descentralizadas, a los grandes elefantes de la economía mundial parece que no les queda otra opción que subirse al tren antes de que sea muy tarde.

Este 9 de julio el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial han publicado un informe conjunto que hace tan solo unos años atrás hubiese sido considerado como un sacrilegio.

El documento en cuestión llama a los países a coordinarse en el tema de las monedas digitales para «sacudir el status quo» que significa tener que depender de servicios de transferencia «caros y lentos» para poder enviar dinero alrededor del mundo.

«Servicios de pagos transfronterizos más rápidos, más baratos, más transparentes y más inclusivos brindarían beneficios a los ciudadanos, a las empresas y a las economías de todo el mundo», dijo a Yahoo! Finance Indermit Gill, vicepresidente de crecimiento equitativo, finanzas e instituciones del Grupo del Banco Mundial.

El informe aboga por un ecosistema de monedas digitales respaldadas por los bancos centrales que puedan intercambiarse entre sí al instante y en cualquier momento. De la misma manera que los bancos centrales se ofrecerían líneas de intercambio entre sí (para garantizar, por ejemplo, que los dólares estadounidenses estén disponibles para el intercambio), las monedas digitales podrían ofrecer los mismos servicios a los usuarios minoristas.

El FMI, el Banco Mundial prepararon el documento para la próxima reunión del G20 en Italia que acogerá a los ministros de finanzas y jefes de los bancos centrales de las economías más grandes del mundo.

Sin embargo, el informe subraya que su enfoque principal es estudiar las implicaciones internacionales de esta tecnología y que cada país decidirá los pros y contras de emitir su propia moneda digital.

China ya se adelantó con el yuan digital

El informe del FMI y el Banco Mundial parecen ser la respuesta de las instituciones financieras occidentales al lanzamiento del yuan digital por parte de China.

El Banco Popular de China inició sus investigaciones para el lanzamiento de una moneda digital en 2014, cuando en Occidente ni siquiera se tomaban en serio al bitcóin.

Tres años después el Consejo de Estado aprobó el desarrollo del yuan digital, en asociación con los bancos comerciales y otras organizaciones. Además, empresas de tecnología como Alibaba (a través de su filial Ant Group), Tencent (propietaria de WeChat), Huawei y JD.com fueron invitadas a cooperar con el banco central chino en el desarrollo y prueba de la moneda.

En abril de 2020 comenzaron las pruebas del yuan digital en cuatro ciudades de China (Shenzhen, Suzhou, Chengdu y Xiongan) con el objetivo de mejorar la funcionalidad de la moneda. Las áreas de prueba incluyeron la confiabilidad, estabilidad, facilidad de uso y preocupaciones regulatorias como la prevención del lavado de dinero, la evasión de impuestos y el financiamiento del terrorismo.

Un año después, más de 100.000 personas habían descargado las aplicaciones móviles necesarias para hacer uso del yuan digital, que ya puede ser utilizado para pagar en tiendas como Starbucks y McDonald’s, así como para realizar compras en línea en plataformas como JD.com.

Hasta ahora los gobiernos locales de China, en cooperación con las empresas privadas, han distribuido más de 150 millones de yuanes digitales para incentivar el uso de la moneda digital y el consumo.

Sin embargo, el uso interno del yuan digital no es lo que más preocupa a Occidente. La moneda digital china podría convertirse en una alternativa más barata y eficiente para las transacciones que se realizan fuera del sistema financiero dominado por EEUU, especialmente con aquellos países que tienen lazos comerciales con China.

Si el mundo adopta cada vez el yuan digital en sus transacciones comerciales, EEUU irá perdiendo su capacidad para vigilar y controlar el sistema financiero internacional a través de la utilización del dólar como arma para combatir a los gobiernos que le resultan incómodos.

Este escenario despierta temor en los círculos políticos y financieros de Washington. Es por eso que la Reserva Federal de EEUU ya ha anunciado que está estudiando la posibilidad de lanzar su propio dólar digital.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (77773 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: