La vacunación obligatoria para entrar en bares y discotecas se extiende por Europa

Europa se asoma a una nueva ola de contagios de COVID-19, mientras las autoridades sanitarias de cada país luchan contra reloj para vacunar al mayor número posible de ciudadanos. En la Unión Europea, más de la mitad de la población adulta ya está vacunada con la pauta completa contra el coronavirus, según acaba de confirmar la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

En este panorama en la que los contagios amenazan con descontrolarse en cualquier momento o seguir creciendo a un ritmo desbocado -especialmente en países como Portugal, Chipre o España-, los gobiernos de la Unión Europea siguen decretando normas para intentar frenar la escalada de contagios y el avance de la variante Delta. Muchas de estas fórmulas se basan en la obligatoriedad de las vacunas, que hasta ahora se han mostrado como la herramienta más efectiva para minimizar el impacto de la pandemia.

Francia: pasaporte sanitario en el sector del ocio

En Francia, país con un preocupante rechazo a las vacunas COVID, el Gobierno de Macron ha anunciado que el pasaporte sanitario pasará a utilizarse en restaurantes, bares, teatros y cines desde la semana próxima.

El presidente francés también ha adelantado que el personal sanitario y quienes trabajen con personas especialmente vulnerables, como los empleados de residencias de ancianos, tendrán la obligación de vacunarse antes del 15 de septiembre, y a partir de entonces habrá sanciones para quienes no lo hagan.

A partir del 21 de julio, el pasaporte sanitario, que hasta ahora es obligatorio para acceder a discotecas pero también a grandes eventos sociales o deportivos con más de 1.000 personas, se exigirá para acceder a lugares culturales donde se reciba a más de 50 personas. En agosto, la prueba de inmunidad o de haber recibido la pauta completa de la vacuna se requerirá también a mayores de 12 años en cafés, restaurantes, bares, autobuses y trenes de largo recorrido, y aviones, una forma de incitar a los más escépticos a vacunarse y dar un nuevo empujón a la campaña.

Grecia: vacuna obligatoria para sanitarios y sociosanitarios

Otro país miembro de la Unión Europea, Grecia, obligará igualmente a vacunarse a los trabajadores de residencias de mayores y al personal sanitario de centros públicos y privados, además de abrir la hostelería y el ocio solo para las personas vacunadas, en un esfuerzo por alcanzar la inmunidad de grupo antes del otoño, según ha anunciado el primer ministro, Kyriakos Mitsotakis.

El personal de las residencias que no lo haya hecho tendrá que vacunarse de forma inmediata o será suspendido de empleo a partir del 16 de agosto, mientras que el personal sanitario se verá obligado a partir del 1 de septiembre. A partir de este viernes y hasta finales de agosto las zonas interiores de bares, restaurantes, discotecas, cines y teatros abrirán, pero solo para los que puedan certificar que han sido vacunados y con todos los clientes sentados, tanto en interior como al aire libre.

Irlanda: reapertura en interiores para vacunados o con anticuerpos

Por su parte, el Gobierno de Irlanda ha confirmado que tramitará en los próximos días una nueva ley para permitir que bares y restaurantes sirvan en interiores a personas vacunadas contra la COVID-19, posiblemente a partir de finales de julio. El primer ministro irlandés, Micheál Martin, ha indicado que la reapertura de la actividad hostelera en interiores, suspendida para miles de pequeños «pubs» y cafeterías desde el primer confinamiento en marzo de 2020, será «escalonada» y en línea con la posición de los asesores científicos.

La nueva legislación también prevé que aquellos que han pasado la enfermedad recientemente puedan entrar en los locales, así como los menores de 18 años que no han sido aún vacunados pero que vayan acompañados de personas que han recibido la pauta completa.

Malta: solo podrán entrar al país vacunados

Malta abrió fuego a finales de la semana pasada anunciando la prohibición a partir de este miércoles a la entrada en el país de cualquier viajero que no esté vacunado.»Seremos el primer país de Europa en dar este paso», indicó el ministro de Salud, Chris Fearne, pasando por alto el Certificado COVID que la Unión Europea diseñó durante meses con el objetivo de facilitar la movilidad interna entre los países comunitarios de cara al turismo estival. Este pasaporte sanitario garantiza la movilidad también para aquellos que han superado la enfermedad o cuentan con una prueba reciente que acredite la ausencia de infección.

La Comisión Europea (CE) ya ha mostrado su «preocupación» por la decisión de las autoridades maltesas de restringir el acceso a su territorio solo a las personas que cuentan con un certificado de vacunación contra la COVID-19. «Estamos preocupados por esta medida, que puede ser discriminatoria contra las personas no vacunadas», ha dicho el portavoz comunitario de Justicia, Christian Wigand.

En Portugal, otro de los países de la UE que, como España, presenta una incidencia del virus disparada, ha decretado que todas las personas mayores de 12 años que quieran alojarse en un hotel del país tienen que presentar desde el pasado sábado un test COVID negativo o el certificado digital de vacunación de la Unión Europea.

Reino Unido: vacunación o test negativo

En esta misma línea, al margen de la UE, el Gobierno de Reino Unido ha aconsejado a clubes, discotecas y organizadores de grandes eventos que pidan a sus asistentes pruebas con la pauta completa de vacunación o un test negativo de coronavirus, como parte del levantamiento de las restricciones en Inglaterra el próximo 19 de julio. La medida no ha sido bien recibida por algunos propietarios de clubes y discotecas.

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (77623 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: