Una reforma «neocolonialista» del sistema británico de asilo

El Gobierno británico ha iniciado la tramitación parlamentaria de una ley del refugiado que es cruel, inhumana, contraria a la convención internacional y «neocolonialista», según denuncian a Sputnik organizaciones de Derechos Humanos y una víctima de la represión política en Chile.

Por Lourdes Gómez*

Consuelo Rivera Fuente, escritora y fundadora de la editorial Victorina Press, se ha unido a colegas de la asociación de autores exiliados en Reino Unido, Exiled Writers Ink, en una denuncia pública del proyecto de ley Nacionalidad y Fronteras. «Protestamos contra este plan cruel, inhumano, impracticable e ilegal», critican en una carta publicada en el diario The Guardian.

CRIMINALIZAR EL ASILO

Entrar en el Reino Unido sin una autorización oficial pasará a ser un delito penal automático, castigado con seis años cárcel, si la propuesta legislativa se ratifica en su forma actual. Los expertos argumentan que quiebra la Convención de los Refugiados, de 1951, pero esta y otras medidas denunciadas como «neocolonialistas» forman el eje del plan de la ministra del Interior, Priti Patel, contra la «migración ilegal» en el postbrexit.

«Mi primera reacción fue de horror e ira, pero también de una frustración enorme al comprobar una vez más que este y los dos gobiernos conservadores anteriores han llevado a este país al racismo justificado, a la discriminación de cualquier persona que sea extranjera y a sospechar de ella en caso de actos terroristas», desvela a Sputnik la autora y exprofesora chileno-británica, que fue «prisionera política en la dictadura de Pinochet».

Rivera sufrió tortura y encontró un refugio en Inglaterra que el Ejecutivo de Boris Johnson pretende negar a los que arriesgan la vida cruzando el canal de la Mancha. «Para el Gobierno conservador solamente importan las cifras económicas, no las vidas de cientos de inmigrantes que entran al Reino Unido con métodos no convencionales, es decir, ilegalmente, porque la entrada «legal» no está permitida ni garantizada y pueden ser deportados a sus países de origen en donde los espera la tortura, la cárcel o la muerte. Nadie que esté bien y a salvo en su país arriesgaría su vida para venir a uno que los desprecia y humilla constantemente», subraya.

EN BOTE POR EL CANAL

Patel quiere cortar, particularmente, las travesías en pequeñas embarcaciones que han acercado a la costa inglesa a unos 6.000 adultos y menores en lo que va de año. En 2020, siguieron esa ruta 8.417 «irregulares», frente a 32.000 que intentaron cruzar el canal en 2019 y 56.000 en 2016. Por otro lado, se registraron 26.903 solicitudes de asilo en los doces meses hasta abril, con un descenso del 24% respecto al año anterior, de acuerdo con estimaciones oficiales.

Un análisis de Together with Refugees (Unidos con los refugiados), coalición de oenegés creada recientemente, sitúa a nacionales de Irán, Sudán, Siria, Eritrea y Afganistán entre los más factibles de obtener asilo en Reino Unido en los últimos años. «Dos de cada tres mujeres y niños no serían aceptados como refugiados bajo las nuevas reglas propuestas por el Gobierno, es decir, los derechos de la mayoría de los que huyeron de la guerra u otra forma de persecución no serían reconocidos debido al método que utilizaron para entrar en el país», alerta la coalición.

La organización recuerda que el 85% de los refugiados mundiales están asentados en naciones en desarrollo. A nivel europeo, Alemania es el principal receptor de asilados, con 124.380 solicitudes cursadas en el año hasta septiembre de 2020, seguido de Francia (103.370), España (108.225), Grecia (64.185) y, casi al fondo de la cola, Reino Unido, con 37.550, de acuerdo con Eurostat.

«El plan británico se basa en la falsa premisa de mejorar un sistema que, según el gobierno ‘tory’, ha estado fracturado por décadas. Los tres objetivos principales son en el fondo uno solo: denegar la entrada a inmigrantes que buscan refugio y asilo en el Reino Unido, no importando que las vidas de esas personas estén en peligro de muerte», denuncia Rivera.

REFUGIADOS DE SEGUNDA CLASE

Patel quiere crear dos tipos de refugiados: los que acceden al país a través de programas gubernamentales y los «ilegales» que entran furtivamente. Estos últimos verán reducidos sus derechos de asentamiento y agrupación familiar, entre otros, si su deportación se demora y su caso concluye satisfactoriamente en el intervalo. La legislación, según la ministra, responde a la demanda «brexitera» de «recuperar el control de las fronteras» y «allana el terreno para romper el modelo de negocio de las bandas de traficantes» de humanos.

«Patel trata a los refugiados y a los que buscan asilo sin ninguna empatía o compasión por lo que han debido pasar estos seres humanos para escapar de la persecución en sus países. Mete a todos los inmigrantes en el saco de los criminales que existen y van a existir en cualquier parte del mundo», reprocha la escritora chilena.

PLAN NEOCOLONIALISTA

La editora de una antología bilingüe de poesía latinoamericana, ‘Desentrañando memorias’, lamenta que el Ejecutivo conservador «ignora por completo la contribución de los inmigrantes a la diversidad cultural y a la economía del Reino Unido». Recuerda también que el proyecto de ley contempla limitar la concesión de visados a países que «no deseen cooperar en la aceptación de inmigrantes ilegales deportados».

«Es decir, actúan con intimidación y prepotencia hacia Estados que consideran ‘inferiores'», protesta acerca de un plan que ha despertado inquietudes en la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) por su aparente «neocolonialismo».

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (77562 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: