Un microscopio con láser y otros 2 experimentos para hacer en casa con la luz

Es difícil encontrar ámbitos de la vida humana en los que la luz no tenga un papel fundamental. Por eso, vale la pena tener sus principios siempre presentes con tres sencillos experimentos que, con materiales caseros, pueden dejarnos boquiabiertos.

Decir que la luz es vital para el ser humano es prácticamente una obviedad. De hecho, las personas interactúan con ella todo el tiempo e incluso los no videntes tienen mecanismos para percibirla. Por ese motivo, no parece exagerado destinar un día del calendario a celebrar este magnífico fenómeno.

Salir al aire libre para agradecerle al Sol la energía que envía a la Tierra en forma de luz siempre es una buena opción pero, para quienes prefieran quedarse en casa, aquí algunos consejos para experimentar con la luz y comprenderla mejor dentro del hogar compilados por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España.

Cómo ver los colores de la luz

En la actualidad sabemos que la luz está compuesta por siete colores que van siempre en el mismo orden: rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul, índigo y violeta. Si bien la Humanidad debe la demostración de ese conocimiento a Isaac Newton, es posible volver a comprobarlo con un sencillo experimento.

Para realizar el experimento son necesarios los siguientes materiales:

Una linterna

Un espejo

Un recipiente que pueda contener agua

Cinta aislante adhesiva

Agua

Una pared blanca u hojas blancas

Pasos a seguir:

1.Colocar el espejo en el recipiente con una inclinación de 45 grados. Hay que sujetarlo con cinta aislante para que no se mueva.

2.Colocar agua en el recipiente hasta que la mayor parte del espejo quede sumergida.

3.Colocar el recipiente de manera que el espejo quede enfrentado a la pared blanca. La distancia a la pared debe ser de dos metros.

4.Asegurar que la habitación se encuentre en la mayor oscuridad posible, sin luces artificiales ni natural.

5.Encender la linterna y apuntarla hacia la parte sumergida en el espejo.

6.Observar lo que se refleja en la pared blanca.

Comprueba cómo viaja la luz

Este experimento permite comprobar no solo cómo viaja la luz al atravesar diferentes sustancias sino entender uno de los principios detrás de la fibra óptica.

Son necesarios los siguientes materiales:

Agua

Leche

Un palito de incienso

Un mechero

Un frasco de cristal con tapa

Un puntero láser

Un espejo

Una botella grande vacía (de aproximadamente 1 litro)Un punzón o algún objeto punzante

Un trozo de cinta adhesiva

Pasos a seguir:

1.Verter agua en el frasco de cristal hasta la mitad junto con dos o tres gotas de leche. El resto se debe completar con humo del incienso.

2.Cerrar la tapa rápidamente para que no se escape el humo.

3.Oscurecer la habitación para observar mejor el fenómeno.

4.Apuntar con el puntero láser desde arriba y observar cómo viaja el rayo de luz. Mover el puntero hacia los costados para notar cómo varia la dirección del rayo.

5.Apuntar el láser desde abajo.

6.Colocar el espejo al costado del tarro y apuntar el rayo desde el lado opuesto del tarro, en dirección al espejo.

7.Tomar la botella vacía y hacer un agujero en la parte inferior.

8.Tapar el agujero con un trozo de cinta y llenar la botella.

9.Colocar la botella en un lavabo o desagüe y oscurecer la habitación.

10.Iluminar con el láser a través del agujero y quitar la cinta adhesiva para que el agua salga por él.

Construye un microscopio con un puntero láser

Este experimento servirá para crear un microscopio casero a partir de un puntero láser, utilizando una gota de agua como lente convergente.

Son necesarios los siguientes materiales:

Agua

Una jeringa grande (sin aguja)

Cinta adhesiva (opcional)

Dos vasos de igual tamaño

Un periódico o papeles

Un puntero láser, preferiblemente de color verde y de clase 3A (5 milivatios)

Una pinza de tender la ropa

Una pared blanca

Una aguja.

Pasos a seguir:

1.Llenar la jeringa con agua y colocarla apoyada entre los dos vasos, de manera que quede sujeta entre ellos. Presionar el émbolo de la jeringa de manera que una gota quede suspendida pero sin llegar a caer.

2.Sujetar el puntero láser con la pinza de manera que el botón de encendido quede presionado. Con paciencia y destreza, coloca la pinza con el puntero de manera que quede a la misma altura que la gota de agua y su luz se dirija a la pared blanca. Probar hasta acertar con la altura idónea. La distancia entre el puntero y la jeringa no es determinante, puede ser entre 10 o 25 cm. Cuanto más alejados estén, más difícil será hacer coincidir el rayo y la gota.

3.Recoger un poco de saliva en un recipiente.

4.Pasar la aguja por la gota de manera que parte de la saliva pase al agua. Esta operación puede repetirse para lograr que haya una cantidfad mayor de saliva dentro de la gota de agua.

5.Apagar las luces y observar lo que se refleja en la pared.

6.Repetir el experimento colocando agua en un macetero de plantas, el bebedero de una mascota, etcétera.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (79104 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: