El juez procesa a Fernández Díaz y su cúpula por el espionaje a Bárcenas y archiva la causa contra Cospedal

Por descubrimiento y revelación de secretos, prevaricación, cohecho y malversación entre otros delitos.

También archiva el caso por falta de indicios para el marido de Cospedal, el empresario Ignacio López del Hierro.

El juez de la Audiencia Nacional que investiga la operación Kitchen, ha propuesto juzgar a la excúpula de Interior, encabezada por el exministro Jorge Fernández Díaz, por el espionaje al extesorero del PP, Luis Bárcenas, y ha acordado archivar la causa para la ex secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. 

En un auto, el magistrado Manuel García Castellón también archiva el caso por falta de indicios para el marido de Cospedal, el empresario Ignacio López del Hierro, después de que hace unos meses les imputara al considerar que pudieron tener un papel clave en la captación del chófer de Bárcenas, Sergio Ríos, como confidente para la operación, que perseguía conseguir material relacionado con la investigación judicial del caso Gürtel.

El titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6, que cierra de este modo las pesquisas, empezó a investigar la ‘Kitchen’ en 2018 como la pieza separada 7 de la macrocausa ‘Tándem’, donde desgrana los negocios turbios del comisario jubilado José Manuel Villarejo.

El magistrado cree que los hechos podrían ser constitutivos de los delitos de descubrimiento y revelación de secretos, prevaricación, omisión del deber de perseguir los delitos, cohecho, tráfico de influencia y malversación.

Procesa a la excúpula de Interior por varios delitos

En concreto, el auto de pase a procedimiento abreviado (equivalente al procesamiento) propone juzgar a Fernández Díaz y a su ex número dos, el ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez; al exdirector adjunto Operativo de la Policía Eugenio Pino, a responsables policiales como José Luis Olivera, Marcelino Martín Blas, o Andrés Gómez Gordo, que fue exasesor de Cospedal; al excomisario José Manuel Villarejo, y a Sergio Ríos Esgueva. 

También procesa al ex jefe de Policía Eugenio Pino Sánchez, al ex jefe de Asuntos Internos Marcelino Martín Blas, a los inspectores jefe de la Policía Nacional José Ángel Fuentes Gago y Bonifacio Díez Sevillano y al excomisario Enrique García Castaño.

Según relata el juez, los investigados en la presente pieza separada, «puestos de común acuerdo y con conocimiento de la ilicitud de los hechos» pusieron en marcha el operativo entre 2012 y 2013.

Con ese fin, Fernández Díaz,»con abuso de sus funciones y conocimiento de su ilicitud», instó a Martínez para que pusiera en marcha una misión encaminada a la obtención de información y documentación que pudiera estar en poder del extesorero del PP con el objetivo de sustraer dicho material de la autoridad judicial en la investigación que se llevaba a cabo en la pieza de los Papeles de Bárcenas.

La finalidad que guiaba tanto a Villarejo como a García Castaño, según el juez, sería apoderarse de la documentación,»sin entregárselo a sus superiores, para poder obtener algún tipo de beneficio personal; extorsionando o presionando con la misma a cargos públicos o responsables del Ministerio del Interior».

La operación consistió en captar a un colaborador, cercano a la familia Bárcenas, capaz de facilitar la información y el acceso a la documentación que se estaba buscando. La persona elegida fue Sergio Ríos (también llamado cocinero, Kitchen, o K2, de ahí el nombre de la operación), quien desde principios de febrero de 2013 era el chófer del matrimonio Bárcenas.

El juez descarta que Cospedal ejerciera el «liderazgo ideológico»

García Castellón descarta que hubiera una trama política más allá del Ministerio y que Cospedal ejerciera el «liderazgo ideológico», al no haber más que sospechas sobre el contenido de sus reuniones con el comisario José Manuel Villarejo.

También ha sacado de esta causa a su marido, Ignacio López del Hierro, y el que fuera su jefe de gabinete José Luis Ortiz, después de que hace unos meses el juez les imputara ante las sospechas de que estuviesen involucrados en la captación del exchófer de Bárcenas, Sergio Ríos, como confidente policial para esta operación, que perseguía conseguir material relacionado con la investigación judicial del caso Gürtel.

El magistrado ha decidido decretar el archivo para ellos al resultarle «llamativa la debilidad de las razones que justifican su incriminación», a diferencia de los responsables ejecutivos del Ministerio del Interior, respecto de los que asegura que existe «una sólida base indiciaria».

García Castellón ha adoptado esta decisión sin llegar a citar al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, con quien Villarejo aseguró haberse intercambiado mensajes para tratar los avances de la operación Kitchen.

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (81377 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: