Una rendición incondicional: Afganistán, el mayor fracaso en la historia contemporánea de EEUU

La capital afgana, Kabul, ha caído ante la ofensiva de los talibanes y parece que la última esperanza de muchos afganos de vivir una vida digna muere, aunque los talibanes prometen respetar los derechos de sus ciudadanos. Entretanto, los vecinos de Afganistán están preocupados por el cambio de poder en ese país porque pone en riesgo sus intereses.

Por Denis Lukyanov*

La caída de Kabul, la rápida rendición de casi todo Afganistán y la huida del presidente afgano, Ashraf Ghani, todo esto constituye el fracaso total de las políticas estadounidenses en ese país asiático. Durante 20 años Washington construyó un ‘Estado moderno’ en Afganistán. Todos sus esfuerzos resultaron ser en vano porque sí habían conquistado el país, pero fallaron en conquistar las mentes de los afganos.

Los talibanes —organización terrorista proscrita en Rusia— continuaron su insurgencia durante las dos décadas que EEUU estuvo presente en Afganistán y se negaban a aceptar la derrota. Al mismo tiempo, controlaban porciones significativas del territorio del país. Si bien las administraciones anteriores de Estados Unidos lograron mantener el orden en Afganistán, la de Biden se rindió ante la presión de los terroristas.

El fracaso es tan grande que lo comparan con la caída de Saigón —la entonces capital de Vietnam del Sur, hoy la ciudad de Ho Chi Minh— en abril de 1975, que predeterminó la pérdida de EEUU en la guerra de Vietnam. Pero las repercusiones de la pérdida en Vietnam no están ni cerca de las posibles secuelas del triunfo de los talibanes.

La caída de Kabul conlleva un gran daño a la imagen del 46 presidente norteamericano y su Administración. Hace poco Biden aseveraba que el Ejército afgano lograría lidiar con los talibanes y ahora, con la victoria terrorista, Donald Trump exige la renuncia del presidente actual.

La caída de Afganistán ya se ha convertido en una de las mayores pérdidas en toda la historia de EEUU y es seguramente la mayor pérdida en la historia contemporánea del país norteamericano.

Posible foco de resistencia

Los talibanes actualmente controlan la mayor parte del país, pero todavía quedan varias zonas que están fuera del control de la organización terrorista. Estos territorios pueden convertirse en zonas de resistencia al dominio talibán. Una de las pocas provincias que todavía permanece fuera del control total del llamado Emirato Islámico de Afganistán es Panjshir.

Los habitantes de esta región y los afganos que se refugiaron allí están listos para luchar contra el yugo de los talibanes y por ahora disponen de todos los medios para ofrecer la resistencia armada a una ofensiva terrorista. Varios militares de alto rango leales a la República Islámica huyeron a Panjshir para crear células de resistencia.

Sin embargo, hay un gran problema: los talibanes controlan todas las fronteras así que la provincia rebelde está excluida de los países vecinos de Afganistán que puedan prestarle ayuda militar necesaria. En este sentido, si Panjshir decidiera luchar con los talibanes, no tendrían muchas posibilidades de ganar.

La Alianza del Norte, una organización militar afgana que resistió a los talibanes en la segunda mitad de la década de los 90, compartía fronteras con varios países vecinos así que tenía la posibilidad de recibir ayuda extranjera. Esta fue una de las razones por la que la ofensiva estadounidense en 2001 acabó en una victoria para el bando antiterrorista.

En Panjshir entienden que no tienen muchas posibilidades de mantener sus posiciones durante mucho tiempo si se atreven a luchar contra el dominio de los talibanes así que ya optan por negociaciones.

Es posible que las nuevas autoridades de Afganistán representadas por los talibanes lleguen a un tipo de acuerdo con las milicias republicanas que encontraron cobijo en Panjshir. Pero por ahora los dos bandos se preparan para la batalla.

Consecuencias a largo plazo

Con toda probabilidad los talibanes seguirán en el poder durante muchos años. Solo la intervención militar desde el extranjero podría poner fin al dominio de los talibanes. Estados Unidos apenas está interesado en una nueva campaña, es más, es difícil encontrar un país que lance una ofensiva contra los talibanes.

Los vecinos de Kabul en Asia Central, Tayikistán y Uzbekistán, podrían teóricamente participar en una operación contra los talibanes, pero solo si sienten una amenaza para su soberanía. Además, es importante tener en cuenta que en Afganistán viven muchos tayikos y uzbekos, algunos de los que forman parte de las filas de los talibanes.

Estos podrían traer ideas radicales a sus países respectivos. También, estos podrían emigrar a Rusia, y así, representar una amenaza para Moscú, pero el Estado ruso lidiará con el problema terrorista a distancia, es decir, sin involucrarse directamente en una acción armada contra los talibanes. Por ahora, Rusia recurre a la vía diplomática y mantiene contactos con los talibanes para evitar incidentes.

En el caso de China los cambios en Afganistán tienen sus ventajas y desventajas. En particular, la salida de EEUU es, sin duda, una noticia buena, pero Afganistán comparte una frontera de 80 kilómetros con China y Pekín teme que los islamistas empiecen a prestar apoyo a los independentistas y radicales uigures en la región autónoma de Xinjiang. Es un gran peligro para las autoridades chinas.

La llegada de los talibanes al poder para muchos fue imprevista. Nadie podía imaginar que el Gobierno afgano se rendiría de manera incondicional y que Kabul caería tan rápidamente. Pero ya no hay marcha atrás y el mundo tiene que pensar cómo interactuará con el nuevo Emirato Islámico de Afganistán.

Es una situación única puesto que, por aterrador que parezca, algunos países tendrán que encontrar puntos comunes con los terroristas para evitar un baño de sangre en el futuro.

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (81377 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: