La humanidad ya logró prevenir una catástrofe climática, ¿podremos hacerlo otra vez?

Hace 34 años el mundo acordó prohibir el uso de los productos químicos que destruyen la capa de ozono. Un nuevo estudio revela que si esta decisión no hubiese sido adoptada, ahora mismo estaríamos enfrentando un escenario apocalíptico.

Según los expertos, un aumento continuo de los clorofluorocarbonos (CFC) habría provocado el colapso de la capa de ozono en todo el mundo para la década de 2040, lo que a su vez habría generado un aumento de la radiación ultravioleta dañina que cae sobre las plantas y los animales. En pocas palabras, los modelos revelan una imagen apocalíptica, mucho peor que la crisis climática que enfrentamos actualmente.

Los investigadores creen que sin el acuerdo mundial para prohibir estos productos químicos, conocido como Protocolo de Montreal, los trópicos habrían perdido el 60% de su cobertura de ozono para el año 2100. Es decir, sería un agujero aún mayor que el que se formó sobre la Antártida a principios de la década de 1980.

Una exposición tan masiva a la radiación solar con toda probabilidad hubiera dañado los tejidos de las plantas, ralentizando drásticamente su crecimiento y perjudicando su capacidad de fotosíntesis en numerosas partes del mundo.

Los especialistas además estiman que para el año 2100 el colapso de la capa de ozono en última instancia habría impedido que los bosques, los suelos y la vegetación absorbieran unas 580.000 millones de toneladas de dióxido de carbono, lo que hubiese elevado su concentración en la atmósfera entre un 40 y un 50%.

Los CFC son en sí mismos gases de efecto invernadero y si no se hubiesen prohibido, los investigadores predicen que habrían contribuido a un calentamiento global adicional de 1,7 °C para el final de este siglo.

En total, se trata de unos 2,5 °C de calentamiento que la humanidad logró evitar al suscribir el Protocolo de Montreal. Esta es una cifra muy importante ya que actualmente estamos tratando de frenar nuestras emisiones para mantener el calentamiento por debajo de los 2 °C.

La lección que deberíamos aprender

Los expertos coinciden que si no fuese por el Protocolo de Montreal, ahora mismo el planeta estaría enfrentando un escenario de ‘Tierra quemada’.

«Un mundo donde estos químicos aumentaran y continuaran eliminando nuestra capa protectora de ozono, habría sido catastrófico para la salud humana, pero también para la vegetación», dijo a Sciencealert Paul Young, de la Universidad de Lancaster.

La salvación de la capa de ozono demuestra que sí es posible detener los peores efectos del cambio climático. Solo hace falta voluntad para reducir las emisiones de combustibles fósiles y, al mismo, tiempo no descuidar los CFC.

Si bien el Protocolo de Montreal ha resultado ser un éxito, los científicos advierten que si en el futuro llegara a desaparecer nuestras posibilidades de reducir el cambio climático se reducirían drásticamente.

Los resultados de este estudio fueron publicados en la revista Nature.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (81372 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: