La falta de chips obliga a las plantas de automóviles españolas a parar su producción

Las fábricas de Stellantis, Seat y Ford han sufrido paros en agosto; en Vitoria, Mercedes parará esta semana.

Los cambios de hábitos provocados por la pandemia han provocado un aumento en la demanda de los chips.

Varias plantas de automóviles españolas han sufrido paros en la producción la pasada semana debido a la escasez de semiconductores o chips. Esta situación afecta desde los inicios de la pandemia a la capacidad de producción de los fabricantes de automóviles a escala mundial.

La falta de determinados componentes electrónicos ha obligado a compañías como Stellantis, Seat, Ford o Mercedes a posponer la actividad en sus fábricas españolas. A esto se suman los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), aplicados a la espera de que se solucionen los problemas en la cadena de suministro.

Según la asociación de fabricantes de automóviles Anfac, la escasez de semiconductores provocará que al cierre de 2021 las matriculaciones sean un 25% inferiores a las registradas en 2019. Solo en los primeros siete meses de este año las matriculaciones han caído un 18% frente a 2020.

Stellantis tenía previsto parar la producción en su fábrica de Vigo durante toda la semana pasada, pero pudo retomar el viernes la actividad en una de sus líneas de producción. También la fábrica de Opel en Figueruelas (Zaragoza) reanudó la actividad ese día, después de paralizar la producción el domingo 22.

Seat, que durante agosto ha puesto en marcha una línea de fabricación excepcional en su planta de Martorell (Barcelona), tuvo que detenerla los días 20 y 27. Ya tuvo que cerrar la fábrica en días puntuales de junio y julio por la escasez de chips.

Mercedes parará toda la producción en Vitoria desde este lunes hasta el domingo debido a la falta de disponibilidad de semiconductores. Prevén retomar la actividad a partir del 6 de septiembre, aunque avisarán de su decisión a finales de esta semana.

La fábrica de Almussafes (Valencia) de Ford retomó la actividad la semana pasada tras tres semanas de parón por vacaciones. Recuperó el turno de noche, suspendido desde finales de abril. Se prevé un paro total la tercera semana de septiembre debido a un ERTE aplicado del 1 de julio al 30 de septiembre.

Exceso de demanda por la pandemia

La demanda de los semiconductores o chips, presentes en prácticamente todos los sectores industriales, se ha multiplicado debido a los cambios de hábitos provocados por la pandemia. Los pocos fabricantes de chips que existen en la actualidad no han sido capaces de atender este exceso de demanda.

Además, los rebrotes de coronavirus en el continente asiático, que cuenta con unos índices de vacunación inferiores que en Europa, han obligado a algunas empresas del sector a reducir su producción de semiconductores.

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (79158 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: