Fuerzas de la OTAN se despliegan en la frontera entre Serbia y Kosovo

Las fuerzas de la misión internacional de la OTAN en Kosovo (KFOR) se han desplegado cerca del puesto de control de Yarine en la frontera con Serbia. El lugar ha sido el epicentro de las recientes tensiones entre Prístina y Belgrado, luego de que las autoridades kosovares prohibieran el acceso de residentes en vehículos con matrículas serbias.

«La KFOR está monitoreando de cerca la situación en Kosovo y sigue enfocada en cumplir su mandato bajo la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU de 1999 para brindar seguridad y libertad de movimiento a todas las comunidades que viven en Kosovo. La KFOR ha aumentado el número y la duración de las patrullas regulares en el territorio de Kosovo, incluido el norte», comunicó la misión de la OTAN.

El norte de Kosovo está habitado mayoritariamente por serbios que mantienen estrechos lazos con sus parientes del centro del país. Las autoridades de la república autoproclamada prohibieron la entrada a la región de autos con matrículas serbias y exigen que sean cambiadas por las kosovares.

Esto provocó una escalada de tensión en la zona. Primero, los habitantes de la región que no estaban satisfechos con las nuevas exigencias bloquearon los cruces fronterizos de Yarine y Brnjak en señal de protesta. Luego, las autoridades de Kosovo enviaron a la zona fuerzas especiales de la Policía para despejar las vías.

En respuesta, Serbia aumentó el nivel de alerta de sus Fuerzas Armadas. Aviones caza serbios sobrevolaron varias veces la zona fronteriza y varios blindados fueron avistados cerca de la frontera. En paralelo, el presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, dio a la OTAN un plazo de 24 horas para que detenga las agresiones a sus connacionales en la provincia insurgente.

Horas después, militares estadounidenses, canadienses y polacos del contingente de la KFOR llegaron a la zona fronteriza. Según revelan reporteros de los medios locales Pink Kosovo Online, el propósito de su llegada aún no está claro. No se conoce si las tropas de la OTAN planean «reemplazar» a las fuerzas especiales de Kosovo en el puesto de control o si esto significa que se les pedirá que abandonen sus posiciones.

Kosovo declaró su independencia de Serbia en 2008. Fue reconocido por la mayoría de los países de la UE y Estados Unidos. No obstante, Belgrado no reconoce la independencia de Pristina, al igual que la mayoría de países de la ONU, entre ellos Rusia, China o España.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (80153 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: