Regreso a las escuelas en Israel: caos, pruebas de coronavirus y conflicto del pase verde

Caótico regreso a las aulas en Israel: los maestros amenazan con huelga general, el sindicato con demandar al Estado y casi la mitad del equipo docente no es candidato al pase verde.

«Hoy llevé a mi hija a la guardería a las 8, la hora en la que abren, ¡pero no nos dejaron entrar hasta las 10! Lo cual fue difícil de justificar en el trabajo, de nuevo», se queja a la agencia Sputnik Anat, madre de Noga, de 4 años, en Tel Aviv.

Y es que el sindicato de cuidadores y maestros de preescolar protestaron hasta el último momento por la escasez de personal y bajos salarios de este miércoles, el primer día de regreso a las aulas de preescolares después de diversas fiestas judías durante el mes de septiembre.

Es más, si las demandas de los docentes no son resueltas dicen que convocarán una huelga general a partir del próximo domingo y unos 50.000 niños se tendrán que quedar en casa.

Las escuelas de primaria y resto de cursos supuestamente reanudan las aulas mañana jueves, pero también ellas se enfrentan a la incertidumbre.

DISCORDIA

Los dos principales problemas que enfrentan alumnos, padres y personal escolar son la necesidad de hacer test de antígenos antes de que empiecen las clases y que el personal docente debe tener el pase verde, es decir, estar vacunado, ahora con las tres dosis, o haberse recuperado de la enfermedad, para poder dar clases.

Pero los tiempos no acompaña el regreso a las aulas: a partir del domingo próximo más de un millón de israelíes perderán su pase verde después de que se modificase la normativa que requiere que tras seis meses de recibir la segunda vacuna es necesaria la inoculación con un refuerzo para no perder el pase verde.

Entre ese más de un millón de israelíes se encuentra un gran porcentaje del personal docente, según información del sindicato de maestros.

«Ningún otro sector del país se ve tan perjudicado como el docente con esta decisión del Gobierno. Es una medida que daña a los maestros israelíes de manera desproporcionada», declaró este miércoles el director del sindicato de maestros de secundaria, Ran Erez, a la radio nacional.

Erez mandó una carta urgente al primer ministro, Naftali Bennett, pidiendo un retraso de dos meses de la medida para permitir que los docentes se vacunen con la tercera dosis y reciban su pase verde. Además, advirtió que el propuesto bloqueo de los salarios para aquellos que no tengan pase será dirimido en los tribunales.

El sindicalista enfatizó que se refería a los docentes que se han vacunado de ambas dosis y no a los que se niegan a vacunarse en absoluto.

Además, muchos maestros se oponen a ser los administradores de la información sanitaria de los alumnos, refiriéndose al reparto de kits de prueba caseras, recogida de datos y envío a los organismos sanitarios pertinentes.

TERCERA DOSIS MENOS POPULAR QUE LA SEGUNDA

Los datos del Ministerio de Sanidad muestran que 4.710.716 israelíes recibieron dos inoculaciones hace seis meses, pero que solo 3.243.641 han tomado el refuerzo.

Incluso si se restan los cientos de miles que se han contagiado de la enfermedad en el último medio año, y quienes por ello no necesitan la tercera vacuna, serán más de un millón de israelíes los que no van a disfrutar del pase verde próximamente.

Sin embargo, el diario Haaretz citó hoy a un alto cargo de Sanidad que decía que el incentivo de la retirada del pase verde va a funcionar y hará que de medio millón a un millón de israelíes se vacunen en los próximos días. El funcionario agregó que la vacunación masiva será lo que rompa la cadena de contagios y termine con esta cuarta ola.

Por ahora se pueden conseguir también pases verdes temporales tras una prueba negativa de coronavirus, que será de pago (antes era gratuita) salvo que la persona no sea candidata a la vacuna por algún motivo.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (79874 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: