Puigdemont acusa a España de estar fuera de los estándares judiciales europeos

El expresidente catalán ha comparecido después de que un tribunal de Cerdeña suspendiera su extradición a España.

Puigdemont asegura que su proceso judicial «dificulta la resolución de un conflicto político».

El expresidente de Cataluña Carles Puigdemont, ha criticado que España tiene «estándares contrarios a los europeos» en materia judicial y se sitúa «fuera del marco de acción de la UE», después de que el Tribunal de Apelación de Sassari, en Cerdeña, Italia, haya suspendido el proceso de extradición del expresidente catalán, tal y como había solicitado la Fiscalía. La corte ha argumentado que debe esperar a que se resuelvan cuestiones prejudiciales y al procedimiento de inmunidad pendiente en el Tribunal General de la Unión Europea.

Puigdemont ha asegurado que después de haber sometido a tres procesos jurídicos en tres países distintos, en Bélgica, Alemania e Italia «España no ha obtenido ninguno de sus objetivos políticos». «España utiliza el Poder Judicial para conseguir objetivos políticos, como es que no podamos hablar, que estuviéramos cerrados en una cárcel sin libertad de expresión o que no podamos circular por Europa», ha añadido el expresident catalán, huido a Bélgica tras el referéndum de independencia de 2017. 

Puigdemont, que fue detenido en Alguer el pasado 23 de septiembre y puesto en libertad al día siguiente, ha declarado este lunes ante el Tribunal de Apelación de Sassari, que estudia la euroorden dictada por Tribunal Supremo.

«Hemos demostrado que nos podemos mover por la Unión Europea»

El camino judicial, según el líder independentista,»dificulta una resolución política de un conflicto político, el conflicto que consiste en negar a los catalanes el derecho en decidir su futuro».

«Hemos demostrado que nos podemos mover por la Unión Europea, y España sigue siendo miembro de la UE», ha reivindicado Puigdemont, en referencia a él y a los otros dos consellers huidos fuera de España, Toni Comín y Carla Ponsatí. «Estoy libre pero me preocupa esa obsesión que tiene España en poner trabas a nuestro trabajo como eurodiputados», ha continuado el expresidente, que se ha considerado «perseguido político».

«Lo que debería hacer España es cumplir el Consejo de Europa, que pide dejar de perseguir, retirar las euroórdenes y normalizar políticamente. Con eso muchos ya estaríamos contentos», ha señalado, y ha añadido que «estamos más cerca del objetivo de volver libres a España que hace 15 días».

Su abogado, Gonzalo Boye, ha reivindicado que la decisión judicial supone que «la estrategia jurídica de los últimos años es la correcta». «Tenemos derecho a estar muy contentos el día de hoy», ha asegurado. «La decisión de hoy es lo que se espera de una decisión judicial europea, en el que ha primado el derecho de la Unión y no la intencionalidad política de quien la redacta», ha afirmado Boye.

Su otro letrado, Agostinangelo Marras, ha asegurado que la presencia de Puigdemont era voluntaria pero aún así el expresidente catalán ha acudido a declarar a Sassari como muestra de respeto hacia la justicia italiana. «El partido no ha acabado, el partido está suspendido», ha advertido Marras, que no ha valorado cuándo podrá ocurrir está decisión última.

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (80063 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: