Cuba invadida… de solidaridad desde Panamá

Visitar los lugares en Cuba donde se vacunan niños contra el covid-19 y constatar que la ayuda y las donaciones de muchos resultaron efectivas fue motivo de gran satisfacción para Humberto Pérez, miembro de la directiva de la Asociación Martiana de Cubanos Residentes en Panamá.

«Cuando ves esas jeringuillas y esos insumos médicos usándose en Cuba es realmente extraordinario, pero más extraordinario es cuando miras atrás y recuerdas cuando se dijo: ‘vamos a ayudar a Cuba, que necesita jeringuillas’, y ves que se logró», comentó Pérez a la Agencia Sputnik durante un intercambio en La Habana.

«Hasta el momento –dijo-, desde abril a septiembre de este año, hemos podido enviar a Cuba 8,7 millones de jeringuillas, más una importante donación de 40.000 kits de venoclisis que se enviaron desde Panamá, y hemos contando con el apoyo de los suministradores, tanto en China como en Panamá, que nos han mantenido los precios».

Humberto, quien reside en la nación istmeña hace 25 años, sabe la importancia que tiene la solidaridad en tiempos difíciles, y –aseguró-, «todo este esfuerzo está dirigido a que se propicie la unidad entre todos los cubanos, vivan donde vivan».

«Hemos visto casos de personas que han aportado, aun cuando están en una difícil situación económica, pero siempre tienen presente que en algún momento Cuba ayudó a salvarle a uno de sus hijos, o un médico cubano lo operó para que recuperara la visión, y trata de devolver eso, donando lo poco que tiene», subrayó Pérez.

DONACIONES PARA CUBA

Humberto Pérez explicó a la Agencia Sputnik que esta tarea de recaudar fondos destinados a la salud pública en la isla se inspiró en una colecta que se hizo en el año 2020 entre los cubanos residentes en Toronto, Canadá, quienes lograron armar un contenedor que arribó a La Habana a principios del 2021.

«Ya nuestra Asociación –precisó- había hecho un intento de ayudar después que un ciclón causó daños en Cuba hace algunos años, pero fue difícil conseguirlo porque no teníamos los mecanismos».

Esta vez, y ante los embates del covid-19, se evaluó la necesidad real de ayuda, que era conseguir las jeringuillas para poder echar a andar la campaña de vacunación masiva contra el coronavirus, y a partir de ahí –enfatizó- «empezamos a consolidar la idea e hicimos contactos con funcionarios de la aerolínea Cubana de Aviación, a quienes les explicamos nuestro proyecto y aceptaron hacerse cargo de los envíos».

A su vez, se establecieron contactos con las autoridades cubanas a quienes se les expuso el propósito de ayudar a través de donaciones, sabiendo las limitaciones que enfrenta el país para lograr entrar al mercado internacional de equipos médicos, a consecuencia de las restricciones que impone el bloqueo económico, comercial y financiero de EEUU contra Cuba.

«A partir de ese momento –dijo Pérez-, nos dimos a la tarea de recaudar fondos en una campaña que iba más allá de la política, y si a favor de la vida, del amor, de poder ayudar a nuestras familias en tiempos difíciles, tratando de derribar los muros de odio que algunos tratan de alimentar y hacen daño».

«Mientras algunos cubanos en el exterior pedían ‘intervenciones humanitarias’ e invasiones militares contra su propio país, nosotros quisimos ‘invadir’ la isla con jeringuillas y con cosas que contribuyeran con la salud de la gente».

Para este empeño, se iniciaron contactos con la red regional de cubanos residentes en América Latina y el Caribe, y con las agrupaciones establecidas en Europa, a quienes se les explicó que ya existía una logística establecida para lograr hacer llegar a Cuba las donaciones, y se logró el apoyo en los grupos de solidaridad con Cuba en Panamá.

Al proyecto se unieron también grupos de solidaridad con Cuba desde Chile, Argentina, Uruguay, México, y otros países latinoamericanos, donde comenzó a difundirse a través de redes sociales, en particular por el sitio de YouTube «El guajiro citadino TV», desde la nación azteca, que se convirtió en un ente aglutinador.

«A partir de eso momento –precisó Humberto Pérez-, cada país fue acumulando los fondos donados a través de personas y organizaciones, y se organizó una estructura de transferencia de dinero de acuerdo a las compras de los insumos médicos».

En un momento ya habían 28 países participando del proyecto, entre ellos Argentina, Australia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, El Salvador, España, Francia, Grecia, Guatemala, Haití, Holanda, Honduras, Italia, México, Nicaragua, Panamá, Perú, Polonia, Puerto Rico, Reino Unido, República Dominicana, Suecia, y Uruguay.

«Fue muy importante –agregó el emigrado cubano- los contactos que se lograron en EEUU a través del proyecto Puentes de Amor, que dirige el profesor cubanoamericano Carlos Lazo, quien recíprocamente ha recibido el apoyo de nuestra red global de solidaridad en su lucha por alcanzar la normalización de relaciones entre Cuba y EEUU».

RESULTADOS CON DESTINO A LA ISLA

«Todo este esfuerzo ha permitido recaudar un poco más de 200.000 dólares en efectivo, más las donaciones físicas de jeringuillas donadas por diversas instituciones, movimientos populares y sindicatos de varios lugares del mundo», especificó el entrevistado.

A su vez, destacó el apoyo logístico de la oficina de Panamá de la compañía AB Forwarding, y la sucursal de China, «quienes nos han ayudado donando un componente importante en el precio».

Subrayó además que esa ayuda está llegando a Cuba en momentos en que más lo necesita, y mucha gente en el mundo, cubanos y extranjeros –aseguró-, «quieren devolver la solidaridad que Cuba le ha brindado siempre al mundo».

«Se ha logrado avanzar en el nivel de ayuda, que una vez más ha permitido romper el bloqueo económico, comercial y financiero que EEUU impone a la isla», enfatizó.

En su opinión, lo más importante que ha sucedido, además de la ayuda solidaria, «es que este movimiento ha fortalecido a las asociaciones de cubanos residentes en el exterior, y ha unido a los cubanos con los grupos de solidaridad con la isla en diferentes países».

Pérez señaló que los enemigos de Cuba «dicen de todo lo que se les ocurre» sobre esta ayuda, como que las donaciones son comercializadas al extranjero por el Gobierno, pero él subraya: «Hemos tenido la oportunidad de visitar los almacenes, abrir las cajas, constatar que llegaron a la isla, y que se están usando en la atención al pueblo».

«Entrar a un policlínico cubano y ver cómo vacunan a los niños con las jeringuillas donadas, es algo que emociona, no lo dude», reafirma.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (79969 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: