Presidente López Obrador inaugura Diálogo de Alto Nivel de Seguridad entre México y EEUU

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, inauguró este viernes la primera edición del Diálogo de Alto Nivel de Seguridad (DANS) de México y EEUU dando la bienvenida a la delegación que encabeza el secretario estadounidense de Estado, Anthony Blinken, en un desayuno de trabajo en Palacio Nacional, sede del Ejecutivo federal, donde planteó la necesidad de la integración regional y el respeto a las soberanías de ambas naciones.

«Los cambios económicos y comerciales en el mundo nos demandan mayor unidad, integrarnos para consolidarnos como región en lo económico y comercial (…). Nosotros estamos en la disposición de que haya cooperación para el desarrollo, que trabajemos juntos y que seamos respetuosos de nuestras soberanías», dijo el jefe de Estado Mexicano en el discurso de bienvenida.

El gobernante anfitrión estuvo acompañado por el canciller Marcelo Ebrard y el secretario de la Defensa, general Luis Crescencio Sandoval, entre otros altos funcionarios, mientras que la delegación estadounidense de diez altos funcionarios también la integra el titular Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas; y el fiscal general de EEUU, Merrick Garland.

López Obrador expresó que debido a los 200 años de relación bilateral «sería muy lamentable que no nos entendiéramos, que no se fortalecieran las relaciones de cooperación y de amistad, entre nuestros pueblos y nuestros Gobiernos».

El presidente consideró que ambos países van a «poder juntos lograr una etapa nueva en las relaciones; nosotros estamos llevando a cabo una transformación pacífica, que consiste básicamente en eliminar y desterrar la corrupción».

Por su parte, Blinken señaló que para actualizar el marco de seguridad bilateral ante nuevos desafíos y revitalizar la cooperación, el plan bilateral que se discutirá en el diálogo llevará el nombre de «Marco bicentenario EEUU-México para la seguridad, la salud pública y comunidades más seguras».

El canciller Ebrard señaló antes del desayuno que la agenda principal del diálogo en varias mesas de trabajo que se celebrará en la sede de Relaciones Exteriores se centra en «un documento de entendimiento que hemos venido trabajando junto con EEUU hace algunos meses, sobre cuáles son las prioridades y el enfoque de seguridad en el que podemos coincidir».

El texto pone en el centro la prioridad de «reducir todas las formas de violencia que tenemos en México», y poner atención al «aumento del consumo de estupefacientes en ambos países», además del tráfico ilegal de armas y extradiciones de líderes del crimen organizado.

COMBATE A LA CORRUPCIÓN Y MIGRACIÓN

El jefe del Ejecutivo mexicano expuso algunos episodios de la historia bilateral durante dos siglos y señaló a la corrupción como el mayor desafío del país latinoamericano.

Ese flagelo es «el principal problema de México, la causa principal de la desigualdad económica y social, de la violencia, de la migración y muchos males», subrayó.

López Obrador y Blinken hicieron antes del desayuno un recorrido por el antiguo Palacio Nacional, que ha vuelto a ser residencia presidencial en su mandato, para observar los murales con escenas históricas del artista Diego Rivera, pintados en la primera mitad del siglo XX. Allí, según el mandatario, platicaron sobre lo que une a las dos naciones, «que es mucho».

Conversaron también sobre tres transformaciones políticas en la historia mexicana: la Independencia, la reforma que separó a la Iglesia del Estado en el siglo XIX; y la Revolución Mexicana que estalló en 1910.

«Los revolucionarios que llevaron cabo esas transformaciones siempre pensaron en protegerse o refugiarse en el vecino país del norte, en EEUU», relató López Obrador con anécdotas.

Mencionó otros hechos históricos que distanciaron a ambas naciones; «pero también hay cosas que nos unen en la historia de nuestras relaciones culturales; y ahora hay 38 millones de mexicanos en EEUU, y 3.180 kilómetros de frontera».

En conferencia de prensa previa, el presidente aseguró que «van a ser muy buenos los acuerdos», sobre temas seguridad bilateral, migración y desarrollo, entre otros asuntos.

«Va a salir favorecida nuestra relación con el Gobierno de EEUU (…); no hay diferencias, son buenas las relaciones, nuestros adversarios quisieran que nos peleáramos con el Gobierno de EEUU, han apostado a eso y no ha sido así», puntualizó.

Washington propone una actualización del Plan Mérida contra el narcotráfico que estuvo vigente desde 2008, mediante el cual EEUU ha enviado más de 3.000 millones de dólares a México, para ayudar a sus fuerzas de seguridad a luchar contra el narcotráfico.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (79874 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: