Miles de personas se manifestaron en Roma al grito de «nunca más fascismo»

La Plaza San Giovanni de Roma protagonizó una multitudinaria marcha contra el fascismo y movimientos neofascistas, que la semana pasada atacaron la sede del sindicato más antiguo de Italia. Los promotores de la protesta, con otros sindicatos y líderes de partidos políticos, pidieron eliminar al partido ultraderechista Forza Nuova, que trae por desgracia a la memoria el pasado autoritario del país.

Más de 50.000 personas se manifestaron este sábado en el centro de Roma en contra del fascismo y para solicitar al Gobierno la ilegalización de movimientos o grupos surgidos de esta ideología, involucrados además en unas violentas protestas del fin de semana pasado.

La marcha fue convocada por los sindicatos más grandes de la nación, bajo la consigna ‘no al fascismo y la violencia; sí al trabajo, la seguridad y los derechos’, y llegó hasta la Plaza San Giovanni, escenario de históricas reivindicaciones.

Maurizio Landini, secretario general de la Confederación General Italiana del Trabajo (CGIL), el sindicato más antiguo del país, pidió actos concretos contra los grupos neonazis y afirmó que «es hora de que el Estado (italiano) demuestre su fuerza democrática en la aplicación de las leyes y la Constitución».

«Un país que pierde la memoria no puede tener futuro», sentenció Landini, una semana después de que algunos miembros de Forza Nuova asaltaran violentamente la sede de su sindicato, durante una marcha en protesta por las vacunas que derivó en choques con la policía.

La mirada puesta en el legado fascista del país

Landini también se refirió a que las manifestaciones del 9 de octubre son una réplica del «escuadrismo», una palabra que se usa para referirse a las milicias fascistas que comenzaron a operar después de la Primera Guerra Mundial.

El sindicato CGIL fue atacado el pasado 9 de octubre de forma muy violenta por militantes neofascistas del partido Forza Nuova.

Las protestas de los ‘anti-vacunas’ del sábado anterior ocurrieron contra el «Pase Verde» o pase sanitario, que exige a todos los trabajadores estar vacunados contra el Covid-19, presentar una prueba negativa del virus o mostrar un certificado de recuperación reciente de la enfermedad.

Las manifestaciones degeneraron en fuertes encontronazos con los antidisturbios en el centro de la capital. Varios policías resultaron heridos y además hubo 12 detenidos. Entre los arrestados, dos líderes de Forza Nuova que permanecen bajo custodia después de la decisión de un juez.

Las violentas protestas provocaron una condena generalizada en la sociedad italiana, incluso por parte de Matteo Salvini y Giorgia Meloni, los líderes de los partidos Liga y Hermanos de Italia.

Para Filippo Grassi, uno de los asistentes, «lo que pasó la semana pasada es inaceptable, no tanto por el lugar que fue asaltado y la forma en que fue tomado, sino por la idea misma de perseguir las libertades civiles, la libertad de expresión, la libertad de pensar y actuar».

El Partido Demócrata de centro izquierda, que ha encabezado los pedidos de prohibición de Forza Nuova, dijo que su petición para que el Parlamento tomara una decisión definitiva contra el partido había reunido 100.000 firmas.

La manifestación de este sábado coincide con el 78 aniversario de la incursión nazi en el gueto judío de Roma, donde más de 1.000 judíos, incluidos 200 niños, fueron detenidos en la madrugada del 16 de octubre de 1943 y fueron deportados al campo de concentración de Auschwitz.

France24

About ELCOMUNISTA.NET (81238 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: