Diputada hondureña retoma campaña tras ser agredida física, policial y mediáticamente

La diputada hondureña, Olivia Zúñiga, retomó el lunes su campaña de cara a las elecciones de noviembre próximo, tras sufrir tres agresiones la pasada semana, con el presunto fin de sacarla de la contienda.

«Después de sobrevivir a un intento por apagar mi vida aquí estamos de nuevo en la lucha», tuiteó Zúñiga, hija de la ambientalista Berta Cáceres, asesinada en 2016 en un intento por acabar con la resistencia popular contra el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, en Honduras.

En su cuenta de Twitter, la parlamentaria del Partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda) acusó a la Policía Nacional, a «medios de comunicación tarifados» e incluso a militantes de su propia organización de aprovechar el trance para apartarla del camino.

El pasado 12 de octubre, Zúñiga mostró en un video como era violentada por su pareja afectiva, y denunció que, tras llamar al 911 (Emergencias) para hacer la denuncia, el subcomisionado policial Alex Madrid proporcionó información falsa a medios de comunicación.

La legisladora rechazó entonces haber hecho declaración alguna a la prensa, y reclamó respeto por el proceso investigativo, el cual fue «violentado y entorpecido por la filtración de información falsa y manipulada por parte del subcomisionado Madrid».

El video muestra a Luis Fernando Romero, el agresor de Zúñiga, impidiéndole hacer una llamada telefónica y quedándose con las llaves del carro de la víctima, y marchándose en el mismo, lapso en el que la diputada se refugió en casa de un vecino.

Madrid declaró a medios locales que Zúniga manifestó de entrada que desconocía quién se había robado su vehículo, y acotó que «definitivamente se deben de poner denuncias por hechos reales y no por situaciones que al final dejan entrever otras cosas lamentablemente».

El mencionado oficial fue ubicado en la posta policial de la Esperanza, Intibucá, en medio de protestas por el caso de Keyla Martínez, estudiante de enfermería asesinada en una celda policial tras ser detenida en febrero pasado, de 2021, por incumplir un toque de queda.

Para Zúñiga, la revictimización que padece actualmente a manos de la Policía Nacional obedece a las denuncias nacionales e internacionales que hizo cuando acompañó el caso de Martínez, que las autoridades presentaron como un suicidio.

Según el Observatorio del Centro de Derechos de la Mujer, Honduras registró hasta agosto pasado 235 muertes violentas en mujeres en 2021, de ellas más de 170 feminicidios y más de 24.000 denuncias de violencia doméstica en el primer semestre del año.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (81407 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: