«Licencia ciudadana», un modo de medir opinión política en Nicaragua

En sus sistemáticos sondeos de opinión de cara a las elecciones del 7 de noviembre en Nicaragua, la firma M&R Consultores emplea entre sus herramientas de medición la llamada «licencia ciudadana», que evalúa la satisfacción o reconocimiento de la población a sus gobiernos, una innovación en el mundo de las encuestas de carácter político.

El gerente general de la única empresa de ese giro en el país centroamericano, Raúl Obregón, explicó a la Agencia Sputnik la singularidad del método de pesquisa, como indicador del grado de desgaste natural o de aprobación mayoritaria de los gobiernos.

«No es una práctica internacional en términos político-electorales. La licencia ciudadana es una metodología utilizada en diversas partes del mundo, particularmente (en encuestas solicitadas) por grandes corporaciones dedicadas a la extracción de recursos minerales, específicamente oro, plata, litio y petróleo», expuso el empresario nicaragüense.

En M&R Consultores tomaron esa metodología y la adaptaron al entramado político-social, y desde hace unos tres años la aplican de manera consistente en sus pesquisas.

«Hemos observado que nos da resultados muy válidos y por tanto la incorporamos al proyecto de encuestas de 2021 y los números nos que la metodología es completamente aplicable a este tipo de estudios de opinión», consideró Obregón.

El ejecutivo gerencial manifestó su esperanza de en lo adelante poder elaborar un documento con todos los soportes científicos para validar y divulgar la iniciativa.

QUINCE «REACTIVOS»

La metodología se conforma con un total de 15 «reactivos» (preguntas o evaluaciones), de los cuales 10 tienen que ver con satisfacción y cinco con capacidad, detalló Obregón.

El parámetro de licencia ciudadana analiza la confianza, legitimidad y credibilidad de los gobiernos, partiendo de la premisa de que estos prestan servicios a la población, pues esa es su función, además de atender demandas y resolver problemas.

«Establecemos las principales demandas y problemas, y entonces se evalúa el grado de satisfacción que tiene la población al respecto, y luego calificamos la capacidad de gestión que le asigna la población» al Gobierno, detalló.

M&R Consultores monitorea en Nicaragua los servicios de educación y salud públicas, trasporte interurbano, energía eléctrica domiciliar, seguridad pública, y alumbrado público, así como estado de las carreteras, agua potable, oportunidades de trabajo y alcantarillado.

Y al propio tiempo mide las capacidades gubernamentales en los temas de comunicación con la ciudadanía, capacidad para resolver los problemas del país, su solución oportuna, confianza generada en la población y conocimiento de los dificultades enfrentadas por la nación.

DESGASTE VERSUS APROBACIÓN

La licencia ciudadana ayuda también a comprender el tema del desgaste natural (de las administraciones), según el promotor de la idea.

Recordó que el mundo occidental existe un principio establecido, que actúa como una especie de ley: todo gobierno llega al poder con un alto índice de aprobación, pero termina con bajos niveles, por un «desgaste natural».

«La licencia nos muestra cómo se va dando ese desgaste o por el contrario el fortalecimiento», sostiene el gerente de M&R Consultores.

En el caso particular de Nicaragua, los sondeas indican que el Gobierno del Frente Sandinista en su primer período (2007-2012) ganó en las urnas con un 37,7 por ciento de los votos, y en la actualidad tiene una aprobación superior al 70 por ciento (según las encuestas de la firma), lo cual indica un incremento del apoyo en alrededor de casi 40 puntos porcentuales, en 14 años.

Obregón tiene a la mano un ejemplo de lo contrario, reciente y geográficamente muy cercano: el Gobierno costarricense de Carlos Alvarado, que ganó las elecciones de 2017 con el 60,8 por ciento de los votos y hoy por hoy goza de una aprobación del 18 por ciento.

«Tal proceso de desgaste es muy natural en la mayoría de los países, pero en aquellos con gobiernos que trabajan a favor de las demandas y necesidades de la población no ocurre así», argumentó.

En contraposición, el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador triunfó en julio de 2018 con 53,19 por ciento y ahora todas las encuestas le confieren una aprobación entre 66 y 68 por ciento, lo cual significa que tiene un proyecto a favor de las demandas de la población, especialmente de los más necesitados, añadió.

En el caso de Rusia, el presidente Vladímir Putin tiene unos índices de aprobación muy altos, respecto a los logrados cuando fue elegido por primera vez (52,99 por ciento en marzo de 2000), apuntó Obregón.

«La licencia ciudadana nos está enseñando a entender poco a poco estas realidades», concluyó sus declaraciones a la Agencia Sputnik mientras se aprestaba a consolidar los datos de la última encuesta electoral previa a los comicios generales del primer domingo de noviembre.

El anuncio de los resultados tendrá lugar durante la tercera jornada de ese mes, último día que la ley permite la difusión de ese tipo de datos.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (81238 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: