¿Qué pasó en Cananea con la huelga que AMLO mencionó como iniciadora de la Revolución?

El 1 de junio de 1906 estalló una huelga en Cananea, localidad ubicada en el norte de Sonora, México, en el marco del gobierno de Porfirio Díaz.

El presidente Andrés Manuel López Obrador la mencionó este 27 de octubre como el inicio de la Revolución mexicana, ¿por qué?

Ubicada a 70 kilómetros de la línea fronteriza con Estados Unidos, la población de Cananea se concentraba en torno a una mina propiedad del estadounidense William Cornell Greene, quien formado en el mercado bursátil de Wall Street consiguió el auspicio de Díaz para hacerse de la mina.

Este empresario fundó la Cananea Central Copper Company (CCCC) y se autoproclamó «barón del cobre», además de imponer un cacicazgo con los trabajadores de la localidad, recuerda la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en una nota de divulgación sobre este episodio histórico.

Cornell Greene estableció una tienda de raya con productos a la venta en dólares, importados de Arizona, además de tener una planta de contratación y controlar las líneas de tren Cananea-Río Yaqui y Pacífico, como subsidiario de la Southern Pacific Railroad Company.

La actividad económica derivada de la mina atrajo a mineros de Chihuahua, Sinaloa y Baja California, principalmente, además de inmigrantes estadounidenses, afrodescendientes y chinos, quienes eran perseguidos y discriminados.

Los mineros mexicanos sufrían diferentes violencias, como que no se les permitía ocupar puestos especializados y se les pagaba en pesos, mientras que los trabajadores estadounidenses cobraban en dólares y ocupaban espacios estratégicos de decisión.

«El movimiento obrero original de Cananea tenía vínculos con el proletariado del vecino país del norte. Compartían un enemigo, el capitalismo, y contra él unificaban fuerzas en toda la región fronteriza», destaca la CNDH.

«Los colectivos de socialistas, anarquistas y sindicalistas revolucionarios de los Industrial Workers of the World (IWW, Obreros Industriales del Mundo) jugaron un gran papel en la formación del Partido Liberal Mexicano (PLM) y varios trabajadores de la mina de Cananea eran simpatizantes de los IWW», abunda.

El rebelde anarquista Ricardo Flores Magón, vinculado a los IWW, envió delegados a la mina para promover la protesta obrera contra el abuso patronal. La Unión Liberal Humanidad buscaba la negociación por la vía pacífica, formada en su mayoría por personal administrativo, intelectuales y comerciantes.

En tanto, el Club Liberal de Cananea, de orientación anarcosindicalista, impulsaba la acción directa y cultivaba vínculos con el sindicalismo minero más revolucionario de Estados Unidos.

Espionaje, desconocimiento de demandas y represión

Los líderes del movimiento laboral de la mina de Cananea fueron espiados por las autoridades, en connivencia con el empresario Greene.

«Se supo de sus reuniones para preparar la huelga y de sus volantes y propaganda de educación política y concientización. A William C. Greene se le avisó a tiempo del llamdo a huelga para el 1 de junio de 1906, por ello pudo tender los hilos de la represión», señala la CNDH.

El cacique minero solicitó el envío de tropas tanto a autoridades mexicanas como estadounidenses para reprimir la protesta de trabajadores. El gobernador de Arizona, Joseph H. Kibbey, autorizó el envío de 275 policías rurales paramilitares, los Arizona Rangers, quienes cruzaron la frontera con México el 2 de junio.

Rafael Izábal, gobernador de Sonora, les tomó juramento y reconoció a su capitán, Thomas H. Rynning, como miembro del ejército mexicano.

Al día siguiente, el 3 de junio de 1906, tanto el gobierno como el empresario rechazaron las demandas de los trabajadores inconformes, que fueron reprimidos con violencia hasta el 4 de junio.

«Hubo aprehensiones de todo tipo y cerca de cien mineros murieron en la prisión», advierte la Comisión.

Aunque algunos líderes obreros lograron huir, al resto se les dictaron 15 años de prisión en el fuerte de San Juan de Ulúa, en el puerto de Veracruz, quienes sin embargo fueron liberados en 1911 tras el triunfo de la revolución impulsada por Francisco I. Madero, entre otros líderes populares, para exigir a Díaz que facultara la sucesión presidencial en el país.

«La huelga de Cananea fue una lección de valentía y defensa de derechos, de lucha por la libertad, la justicia y la igualdad, sirvió de inspiración a la causa revolucionaria y a los movimientos unionistas de ambos lados de la frontera. Como modelo de insurrección contra el capitalismo, fue precursora de otras huelgas mineras y laborales», apunta la CNDH.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (81238 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: