‘Altsasu’ cuestiona sobre las tablas a la Justicia en el caso Alsasua

El Teatro Arriaga de Bilbao acoge el jueves 28 el estreno absoluto de «Altsasu», una obra de la directora María Goiricelaya que cuestiona el funcionamiento de la Justicia española en el caso del juicio y condena de ocho vecinos de Alsasua (Navarra) acusados por la agresión grupal a dos guardias civiles en un bar de ese municipio en 2016.

Los vecinos del municipio fueron procesados y juzgados en la Audiencia Nacional acusados por el fiscal por un delito de terrorismo. Ese cargo que fue rechazado por el tribunal, que les condenó a penas de entre 2 y 13 años de cárcel por atentado a agente de la autoridad y lesiones, agravados con abuso de superioridad y discriminación, y desórdenes públicos y amenazas.

María Goirizelaya, directora de la obra y autora del texto junto a la actriz y una de las cuatro protagonistas de la misma, Ane Pikaza, ha explicado en la presentación del espectáculo este martes en Bilbao que el montaje «nace del proyecto ‘Cicatrizar’ del Nuevo Teatro Fronterizo de Madrid, cuya vocación es ayudar a restañar heridas y hablar del perdón y la reconciliación».

«Con esta propuesta -ha precisado la responsable de otros montajes teatrales como «Ocaña» y «Madre Coraje»- lo que se pretende es reflejar el dolor de los implicados y el funcionamiento de la Justicia».

Aunque en la pieza teatral se refleja el dolor que sufrieron las madres y novias de los guardias civiles por esta agresión, así como el de las familias y los propios condenados, el foco se pone en la actuación de la Justicia en este caso, ha indicado.

Ha agregado que la obra muestra «la desproporción judicial» de las condenas porque «para nosotros lo importante era reflejar cómo ha funcionado la Justicia en este caso y cómo puede funcionar en un futuro en un momento en que nos puede tocar a cualquiera un caso similar».

El montaje se basa en los 350 folios de la transcripción de juicio que les facilitaron las familias de los condenados por la agresión.

Goiricelaya advierte de que se trata de una obra de ficción sobre unos hechos reales, por lo que se han tomado licencias como situar los hechos en el carnaval de Altsasu, en vez de en el mes de octubre, que es cuando ocurrió.

Cuestionada por si ha podido hacer un relato imparcial de lo ocurrido, Goiricelaya ha admitido que «construir un relato unívoco de lo ocurrido, en este caso yo creo que es imposible y hasta indeseable porque creo que los relatos son múltiples que, en este caso, y muchas veces en relación a la violencia, son irreconciliables».

«Tenemos que asumir esto y partir de ahí para llegar a lo que podría ser una verdad compartida que para nosotros está en la deslegitimación de la violencia y en la búsqueda de ese dolor de ambas partes y en el perdón».

Egoitz Sánchez, que interpreta al teniente agredido y a uno de los condenados, ha manifestado que la experiencia «ha sido muy enriquecedora porque te permite indagar en el dolor de cada uno de ellos y, a partir de ahí, dar cuerpo a los personajes».

«Hemos tratado de construir los personajes sin utilizar arquetipos preconcebidos para conseguir personajes que fueran veraces», ha añadido.

Goiricelaya ha precisado que busca que el espectáculo «pueda compartirse, pueda generar debate, en el buen sentido de la palabra, un debate que, a su vez, pueda generar puntos de encuentro».

La obra, interpretada por los citados Egoitz Sánchez y Ane Pikaza y por Nagore Gonzáez y Aitor Borobia, cuenta con una sobria escenografía a cargo de Eider Ibarrondo e Isabel Acosta y la producción de la compañía La Dramática Errante.

La versión de la pieza en euskera, realiza por Kepa Errasti, se estrenará el jueves 28 de octubre y en castellano, el viernes 29 y el sábado 30.

EFE

About ELCOMUNISTA.NET (81377 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: