Minsk rechaza acusaciones occidentales de estar librando una guerra híbrida en la frontera

Bielorrusia no libra ninguna guerra híbrida contra la Unión Europea en la frontera bielorruso-polaca, declaró este jueves el ministro de Exteriores de esta república, Vladímir Makéi, en una entrevista con Sputnik.

Cuanto sucede en la frontera «es resultado de la irreflexiva política de la Unión Europea, es consecuencia de la destrucción del sistema estatal de varios Estados y de invitar a los refugiados con la promesa de acogerlos», dijo al mismo tiempo que señalo que «hoy día la UE cambió radicalmente esa política e intenta castigar a Bielorrusia imputándole una guerra híbrida».

«¿De qué guerra híbrida están hablando? ¿Bielorrusia versus la UE con sus 500 millones de habitantes? Por nuestra parte no hay ninguna guerra ni puede haberla», subrayó.

El canciller declaró que Bielorrusia está interesada en que la crisis migratoria se solucione lo más rápido posible.

Además recordó que la UE el año pasado anunció que deja de financiar los proyectos de fortalecimiento de la infraestructura fronteriza y de la construcción de refugios para los inmigrantes indocumentados. Minsk en respuesta suspendió el funcionamiento del acuerdo de readmisión.

«Propusimos a la Unión Europea sostener consultas sobre este asunto, pero recibimos una respuesta negativa. Desde entonces volvimos a proponer centenares de veces entablar el diálogo, pero nunca nos respondieron positivamente», constató.

Según el canciller, Minsk solo ve intentos de organizar provocaciones con tiroteo y con el supuesto paso de la frontera de la UE por militares bielorrusos, sin que se presente ninguna prueba concreta.

«No depende de nosotros el desarrollo de la situación. Esperemos que se imponga el sentido común y que la otra parte llegue a comprender que se debe buscar una salida a esa situación», resumió.

El Comité de la Guardia Fronteriza de Bielorrusia informó el lunes pasado de que un numeroso grupo de refugiados, kurdos en su mayoría, se dirigió hacia la frontera bielorruso-polaca. Ante la alambrada polaca se pararon más de dos mil personas, incluidos muchos niños y mujeres, que organizaron una acampada. Los agentes polacos del orden no los dejan pasar, entonces unos inmigrantes intentaron superar la cerca.

Últimamente Lituania, Letonia y Polonia están denunciando una avalancha de cruces ilegales desde Bielorrusia y acusan a Minsk de orquestar una crisis migratoria en represalia a las sanciones occidentales.

Las autoridades bielorrusas rechazan esas acusaciones. El presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, hostigado por las sanciones de Occidente tras su polémica reelección en agosto de 2020 y la represión de las protestas que siguieron al supuesto fraude en las urnas, advirtió que Minsk no tiene «ni dinero ni fuerza» para contener el flujo migratorio.

Los guardias fronterizos bielorrusos denunciaron en numerosas ocasiones que Letonia, Lituania y Polonia expulsan por la fuerza a los inmigrantes hacia el territorio de Bielorrusia.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (81132 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: