Rusia tilda de «hipócritas» las acusaciones de EEUU de crear «riesgos» en el espacio

Las acusaciones de Estados Unidos contra Rusia de crear riesgos para la Estación Espacial Internacional (EEI), así como sus llamados a elaborar unas normas universales de la exploración espacial son hipócritas, declaró el Ministerio de Defensa ruso.

«El Ministerio de Defensa de Rusia considera hipócritas las declaraciones de los representantes del Departamento de Estado [de EEUU] y del Pentágono, que intentaron acusar a Rusia de crear ‘riesgos’ para los astronautas de la EEI e instaron a ‘elaborar unas normas universales para guiar a la comunidad internacional en la exploración del espacio ultraterrestre'», dice el comunicado.

El Ministerio de Defensa ruso recordó que lleva varios años llamando a EEUU y otros países a firmar un acuerdo para prevenir el emplazamiento de armas en el espacio, pero Washington y sus aliados siguen bloqueándolo.

Según la entidad castrense rusa, de este modo Washington «declara abiertamente que no desea asumir ningún compromiso en el espacio».

En particular, se recuerda que EEUU creó un comando espacial y adoptó una nueva estrategia que tiene por objetivo lograr un «dominio integral en el espacio», además, el Pentágono desarrolla y ensaya en la órbita nuevas armas sin notificaciones previas.

«A su vez, el Pentágono, antes y después de estos pasos oficiales, ha desarrollado activamente en la órbita y sin ningún aviso nuevas armas de combate de varios tipos, incluidas las últimas modificaciones de la nave espacial no tripulada X-37», precisa el texto.

El Ministerio de Defensa ruso indicó que lleva a cabo unas actividades para reforzar la capacidad de defensa de Rusia y prevenir amenazas potenciales para la seguridad del país tanto en el espacio como en la Tierra.

«Las acciones de EEUU se consideran una amenaza y son incompatibles con los objetivos declarados del uso pacífico del espacio ultraterrestre», enfatizó.

Rusia aboga firmemente por el desarrollo de una herramienta multilateral que prohibiría el despliegue de cualquier tipo de armas en el espacio y presentó en repetidas ocasiones proyectos correspondientes a la consideración de la Asamblea General de la ONU y la Conferencia de Desarme.

En junio de 2014, en la Conferencia Desarme se presentó una versión actualizada del proyecto de tratado ruso-chino sobre la prevención del emplazamiento de armas en el espacio, el uso de la fuerza o la amenaza de la fuerza contra objetos espaciales.

Destrucción de la nave inoperativa Tselina-D

Rusia destruyó su nave espacial inoperativa Tselina-D durante unas pruebas realizadas con éxito el 15 de noviembre, comunicó el Ministerio de Defensa ruso.

«El 15 de noviembre, el Ministerio de Defensa realizó exitosas pruebas al destruir la nave espacial rusa Tselina-D que desde 1982 estaba inoperativa en la órbita», destacó la nota.

El ministerio comentó que EEUU está al tanto de que los fragmentos de la nave destruida no representan amenaza ni para las estaciones orbitales ni para la actividad espacial.

«Estados Unidos sabe a ciencia cierta que los fragmentos de la nave derribada… no representan ni representarán amenaza alguna para las estaciones orbitales, aparatos espaciales y la actividad espacial», indicó el ente castrense ruso.

Se informa que esos fragmentos fueron incluidos en el catálogo del sistema ruso de control del espacio y serán vigilados hasta su destrucción completa.

«Estados Unidos, China y la India ya han realizado semejantes pruebas en el espacio», agrega la nota del Ministerio de Defensa de Rusia.

El 15 de noviembre unas piezas de chatarra espacial se acercaron varias veces, con intervalos de una hora y media, a la Estación Espacial Internacional (EEI). Sus tripulantes tuvieron que refugiarse en las naves Soyuz MS-19 y Crew Dragon acopladas a la estación.

Poco después, el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, declaró que la «nube de un millar y medio» de escombros fue resultado de la supuesta prueba de un arma antisatélite de Rusia.

A su vez, el Comando Espacial de Estados Unidos atribuyó el incidente con la chatarra espacial al presunto ensayo de un misil antisatélite con el que Rusia destruyó el Cosmos-1408, un antiguo aparato de la era soviética que permanecía inoperativo en la órbita.

En diciembre de 2020, el Comando Espacial de EEUU declaró que Rusia supuestamente efectuó una nueva prueba de un misil antisatélite. También en abril pasado el Comando Espacial informó de las anteriores pruebas de un misil antisatélite ruso.

La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, comentó en aquel entonces que Washington con esas declaraciones intenta justificar sus propios planes de desplegar armas en el espacio.

La OTAN acusa a Rusia de poner en riesgo la actividad espacial

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, declaró que las pruebas de un arma antisatélite realizadas por Rusia ponen en peligro las actividades civiles en el espacio.

Antes de una reunión conjunta de los ministros de Defensa de la Unión Europea en Bruselas, Stoltenberg indicó que, según Estados Unidos, Rusia puso a prueba un arma antisatélite destruyendo uno de sus propios satélites y generando, a la vez, múltiples piezas de desechos que representan una amenaza tanto para la Estación Espacial Internacional (EEI) como para la estación espacial china.

«Cuando Rusia ensaya un arma antisatélite, las actividades civiles en el espacio se ven amenazadas, incluso por los desechos», destacó Stoltenberg, al calificar como acto imprudente las pruebas en cuestión.

Aseguró que la OTAN, por su parte, no tiene intención de militarizar el espacio.

El 15 de noviembre, piezas de chatarra espacial se acercaron varias veces, con intervalos de una hora y media, a la EEI. Sus tripulantes tuvieron que refugiarse en las naves Soyuz MS-19 y Crew Dragon acopladas a la estación.

El Departamento de Estado norteamericano acusó a Rusia de realizar supuestamente una prueba de misil contra uno de sus propios satélites, lo que generó más de 1.500 fragmentos rastreables y cientos de miles de piezas más pequeñas.

El Ministerio de Defensa ruso indicó que realiza actividades para reforzar la capacidad de defensa de Rusia y prevenir amenazas potenciales para la seguridad del país tanto en el espacio como en la Tierra.

El ente castrense reconoció que llevó a cabo con éxito la prueba, y subrayó a la vez que los fragmentos del satélite destruido «no representan ni representarán amenaza alguna para las estaciones orbitales, aparatos espaciales y la actividad espacial».

Además, recordó que lleva varios años llamando a EEUU y otros países a firmar un acuerdo para prevenir el emplazamiento de armas en el espacio, pero Washington y sus aliados siguen bloqueándolo.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (81132 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: