Barcos volantes: la evolución de los hidroaviones rusos y soviéticos

Cómo un accidente de un hidroavión francés dio pie a una nueva industria de aviones en Rusia.

M-1

M-1

El Imperio ruso utilizó hidroaviones extranjeros hasta 1913. Ese año, el capitán Daniil Alexandrov estrelló su hidroavión francés Donnet-Lévêque y pidió a un constructor de aviones llamado Dmitri Grigorovich que lo reparara. El constructor aprendió la tecnología y luego construyó el primer hidroavión ruso llamado M-1. Era de madera y las alas estaban cubiertas de lino. El hidroavión tenía una envergadura de 14 metros y una longitud de unos 8 metros. Podía alcanzar una velocidad máxima de 90 km/h y tenía capacidad para dos personas. Sin embargo, el M-1 solo se construyó una vez.

M-5

M-5

Durante los dos años siguientes, Grigorovich diseñó tres modelos más de hidroaviones y, en 1915, utilizó toda esta experiencia para diseñar el barco volador M-5. Su armazón de madera de fresno estaba recubierto de madera contrachapada. La máquina voladora parecía bastante frágil, pero podía aterrizar y despegar del agua con olas de medio metro de altura. El avión alcanzaba una velocidad de hasta 105 km/h, tenía capacidad para dos personas y tenía aproximadamente las mismas dimensiones que el M-1. El M-5 fue el más fabricado en serie de los primeros hidroaviones: se produjo hasta 1923, con un total de 300 máquinas construidas.

M-11

M-11

El primer avión anfibio de combate llamado M-11 fue creado en 1916. Parecía más pesado que los modelos anteriores, porque estaba chapado con láminas de hierro de 4 a 6 mm de espesor. El M-11 tenía capacidad para un piloto y una ametralladora en la proa. Esta lancha voladora tenía unos 8 metros de longitud y unas alas estrechas con una envergadura de menos de 9 metros. Podía alcanzar una velocidad máxima de 130 km/h. A pesar de que el motor del avión pronto se convirtió en una potencia cada vez más baja, siguió siendo un barco volador fabricado en masa: en total, se fabricaron 61 aviones M-11.

MBR-2.

MBR-2

El hidroavión MBR-2 fue el primer proyecto del constructor Gueorgui Bériev, que lo creó en 1932. Al principio, Bériev quería hacerlo de aluminio, pero los constructores experimentados le dijeron que había escasez en el país, por lo que la versión final volvió a utilizar madera. Medía 13,5 metros de largo, una envergadura de 19 metros y alcanzaba velocidades de 215-235 km/h. Tras el primer vuelo de prueba, el piloto de pruebas apreció mucho este barco volador. En 1933, el avión fue aceptado en servicio en las Fuerzas Aéreas Soviéticas. Se construyeron unos 1.300 aviones MBR-2, incluyendo algunas modificaciones cívicas.

R-1

R-1

La creación del primer hidroavión a reacción soviético fue una idea del buró de Bériev y apoyada por los altos mandos militares. El desarrollo llevó a los constructores cuatro años hasta que, en 1951, se construyó el primer avión experimental llamado R-1, pero aún no se había corregido. Era un avión totalmente metálico con una envergadura y una longitud de 20 metros. Sus dos motores le permitían alcanzar una velocidad de hasta 800 km/h. El R-1 tenía un cañón, necesitaba una tripulación de tres personas y podía llevar bombas. Debido a muchos problemas de construcción, el avión acabó siendo un laboratorio volante.

Be-6.

Be-6

El Be-6 era un hidroavión militar polivalente: podía utilizarse para la vigilancia a larga distancia, bombardear y transportar hasta 40 soldados, etc. Su primer vuelo tuvo lugar en 1948. El Be-6 también estaba armado con cañones. Este barco volador medía 23 metros de largo y tenía una envergadura de 33 metros. Podía despegar y aterrizar en aguas con olas de 1,5 metros de altura y volar con una velocidad máxima de 416 km/h. Se construyeron un total de 123 aviones Be-6, algunos de ellos incluso en servicio en el Ártico.

Be-8.

Be-8

El Be-8, un hidroavión construido en 1948, era diferente a todos los demás barcos voladores, ya que tenía láminas en lugar de los flotadores habituales. Las láminas permitían un mejor despegue. El Be-8 fue diseñado como avión de pasajeros. Tenía una longitud de 13 metros, una envergadura de 19 metros y capacidad para seis pasajeros. El avión sólo podía alcanzar una velocidad máxima de 265 km/h, ya que las láminas resultaban ser un obstáculo para la aceleración. Debido a ello solo se construyeron dos aviones Be-8.

Los problemas con el R-1 dieron a la oficina de Bériev suficiente experiencia para crear más tarde un hidrojet de éxito fabricado en masa. Se trataba de un bombardero torpedero llamado Be-10, que se construyó en 1955. Un grupo de constructores lo desarrolló en el más absoluto secreto e incluso otros empleados de la oficina no tenían ni idea de lo que estaban haciendo. La versión final del Be-10 medía 31,5 metros de largo. Tenía una envergadura de 27 metros y llevaba un ancla. Sirvió para establecer muchos récords; por ejemplo, se convirtió en el barco volador más rápido de la historia al alcanzar una velocidad de 912 km/h.

Be-12

Be-12

El Be-12 fue diseñado como un barco volador antisubmarino y su vuelo inaugural fue en 1960. Lamentablemente, un año después, uno de sus vuelos de prueba terminó en tragedia debido a un error de uno de sus tripulantes. Tras el accidente, el proyecto de avión sufrió varios cambios y fue apodado Chaika (Gaviota). El Be-12 tiene una envergadura y una longitud de aproximadamente 30 metros. Puede alcanzar una velocidad máxima de 540 km/h. El barco volador fue utilizado para establecer 46 récords de aviación. También fue objeto de varias modificaciones, incluso para la aviación, y algunos de estos aviones siguen en uso.

El avión anfibio A-40

El avión anfibio A-40

El hidroavión más grande de la historia fue el A-40, también conocido como Albatros. Su vuelo inaugural fue en 1986. El A-40 fue diseñado para diferentes propósitos. Por ejemplo, podía transportar hasta 6,5 toneladas de minas y misiles antisubmarinos. El A-40 era operado por una tripulación de ocho personas. El avión tenía una envergadura de 42 metros y una longitud de 44 metros. Podía alcanzar una velocidad máxima de 800 km/h. La desintegración de la URSS no permitió a los constructores terminar el proyecto y, de vez en cuando, los ingenieros afirman querer revivirlo de nuevo.

Be-2500

Be-2500

A finales de la década de 1980 se diseñó el Be-2500, que iba a convertirse en el barco volador más grande y pesado de la historia. Se esperaba que tuviera 115 metros de longitud, una envergadura de 125 metros y un peso al despegue de 2.500 toneladas. A pesar de su peso, el Be-2500 estaba diseñado para alcanzar velocidades de hasta 770 km/h. El avión debía transportar carga y soldados, realizar exploraciones de fuentes extraíbles e incluso llevar naves espaciales a la alta atmósfera. Lamentablemente, el proyecto aún no está terminado.

Be-200

Be-200

El Be-200 estaba basado en el A-40, pero con importantes mejoras. Su primer vuelo tuvo lugar en 1998. Es un avión cívico polivalente: puede transportar carga y pasajeros, patrullar territorios y apagar incendios -por ejemplo, suele utilizarse para luchar contra los incendios forestales en Yakutia en verano-. El hidroavión mide 32 metros de largo, tiene una envergadura de aproximadamente 33 metros y puede alcanzar una velocidad máxima de 600 km/h. Se siguen fabricando nuevos hidroaviones Be-200 con diferentes modificaciones.

RBTH

About ELCOMUNISTA.NET (81132 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: