La empresa de suministro energético Bulb quiebra en Reino Unido

Bulb, distribuidora de electricidad y gas en Europa y Estados Unidos, quedará bajo control administrativo externo en Reino Unido al no poder afrontar la «crisis energética», que ha causado ya la quiebra de una veintena de firmas desde el verano en el país.

«Hemos tomado la difícil decisión de respaldar que se sitúe a Bulb bajo administración especial», anunció la compañía en su portal digital.

Este régimen de gestión, que nunca se ha puesto en práctica hasta ahora, está diseñado para empresas con una cartera de clientes demasiado amplia para que puedan ser absorbidos automáticamente por sus rivales industriales.

Bulb suministra energía a 1,7 millones de domicilios en Reino Unido, es la séptima empresa más grande del sector y la número 23 que cae ante la incierta situación mundial y la volatilidad de los precios al por mayor.

Las operaciones en el extranjero –España, Francia y el estado de Texas– no se verán «inmediatamente» afectadas por el derrumbe de la matriz británica, según informa en el blog.

TARIFA MÁXIMA REGULADA

Bulb achaca sus dificultades financieras a la estructura del mercado británico, donde un ente estatal dicta la tarifa máxima doméstica, y la coyuntura geopolítica internacional, que está disparando los precios globales del gas y la electricidad.

«La creciente crisis energética en Reino Unido y el resto del mundo inquieta a los inversores, que no pueden seguir adelante con los precios tan elevados y una tarifa máxima actual por la que los suministradores distribuyen energía con pérdidas considerables», explicó la compañía.

La tarifa promedio tope subió en octubre a 1.277 libras anuales, por consumo de luz y gas, y no se espera otro aumento hasta la primavera, una vez que el regulador del sector Ofgem fije los nuevos precios.

Bulb añadió en su comunicado que los precios al por mayor «siguen siendo extremadamente volátiles» y, al menos en Reino Unido, muy por debajo de la tarifa universal que el Gobierno británico introdujo a fin de proteger el consumidor.

EL FACTOR RUSO

«La escasez en el suministro de gas combinado con menores exportaciones de Rusia y el aumento de la demanda significa que los precios continúan altos e impredecibles», añadió.

El escrito menciona específicamente el retraso en la certificación del gasoducto ruso Nord Stream 2 por parte de las autoridades alemanas, que «envió los precios del gas de nuevo en escalada».

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (81377 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: