Londres se vuelca en el arte ruso

La temporada londinense de subastas de arte ruso retoma el vuelo la semana próxima en un ambiente de optimismo ante los precios en alza del petróleo y el gas, además de la reapertura gradual del largo letargo pandémico, según expertos consultados por Sputnik.

El mercado del arte está boyante, con la demanda disparada en toda la gama de géneros y periodos. En las últimas semanas se han registrado récords insólitos en las grandes subastas de Nueva York y Londres. Así, el autorretrato de Frida Kahlo, «Diego y yo», se vendió por 34,9 millones de dólares, desplazando la marca de 9,8 millones que hasta entonces preservaba su famoso marido y muralista mexicano.

En Londres, el cuadro que Banksy destrozó en 2018, «Love is in the bin» (El amor está en el basurero), cosechó una puja final de 25,4 millones de dólares, tres veces más que su estimación inicial. Mientras, en Nueva York, una primera edición de la Constitución de Estados Unidos cambió de propietario por 43,2 millones, el doble del valor estimado por los expertos.

DEMANDA FUERTE

«Las últimas subastas de Nueva York demuestran que el mercado internacional está vivo, que hay una fuerte demanda para invertir en piezas de alta calidad», explica a la agencia Sputnik, Natasha Butterwick, asesora artística y fundadora de la plataforma Arte + Cultura de Rusia (www.russianartandculture.com).

Nadie predice pujas tan millonarias en la cita bianual londinense de la llamada Semana Rusa. Pero tampoco cuestionan la calidad «museística» y la «excepcionalidad» de los trabajos ofrecidos por las grandes firmas internacionales –Christie´s, Sotheby´s y Bonhams– y la galería MacDougall´s, especializada en obras y documentos históricos soviéticos y rusos.

«Estamos muy optimistas con las subastas de esta temporada. El mundo está abriéndose gradualmente de la pandemia, con una recuperación fuerte en muchas economías. En particular, el precio del petróleo y de otras materias primas está en alza, lo cual es un estímulo importante para muchos compradores ruso», confiesa a esta agencia fundador y codirector de la galería, William MacDougall.

NUEVOS OPERADORES

Butterwick también aprecia optimismo pese a que las restricciones del covid-19 dificultarán los desplazamientos desde Rusia y países vecinos. «Es difícil predecir cuantos compradores y visitantes podrán venir físicamente a las subastas. Pero internet cumple su función y las noticias se propagan rápidamente», dice la directora del portal informativo.

Russian Art + Culture publica, además, una edición impresa dedicada a la Semana Rusa. «Todo indica que el interés por el arte ruso no se está extinguiendo en absoluto y que este otoño veremos nuevos compradores incorporándose al mercado», proyecta la asesora.

Por lo pronto, hay un nuevo protagonista en el especializado segmento ruso, además de una mayor gama de ofertas por parte de las establecidas casas de subasta. Los legendarios Swordes -activos en el mercado británico generalista desde 1782- se estrenan con «Iconasta», una colección de 107 lotes de iconos y antigüedades rusos que amasó el ya desaparecido coleccionista y marchante Chris Martin-Zakheim.

PUJAS ONLINE

Este año, MacDougall´s ha trasladado a Moscú su tradicional exposición con piezas que subastará el 1 de diciembre en Londres. El galerista aplicó el refrán español de «si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña» para hacer frente a las trabas con que tropiezan los viajeros internacionales que no están vacunados o han sido inoculados con antivirus no aprobados en Reino Unido.

«No esperamos ver muchos compradores rusos en Londres. En cambio, hemos montado una gran exposición en Moscú hasta finales de noviembre y esperamos que la mayoría de las pujas se efectúen por internet o por teléfono», confirma el experto.

Un documento histórico, de 1787, aparece entre las joyas de la subasta de MacDougall´s, genéricamente titulada «Importante arte ruso». Se trata de una carta de Catalina la Grande en que la emperatriz pide al mariscal de campo, el conde Pyotr Rumyantsev, que cumpla la «muy importante» misión de «introducir la inoculación contra la viruela que, como sabemos, causa daños graves». La excepcional misiva se ofrece junto con un retrato de la zarina pintado por Dmitry Levitsky, una «obra maestra», de «calidad museística» valorada entre 800.000 y 1,2 millones de libras (entre uno y 1,6 millones de dólares).

CARTELES SOVIÉTICOS

Bonhams tomó la delantera con una subasta online de carteles políticos, que ya está activa. «Posters y propaganda soviéticos» incluye ejemplares diseñados por artistas de vanguardia, como Gustav Klutris, su mujer Valentina Kulagina, Mikhail Mikhailovich Cheremnykh y Victor Nikolaevich Deni, entre otros, que pertenecen a la colección de abogado ruso de origen armenio Sergo Grigorian.

«Estos artistas crearon carteles que empujaron las fronteras del diseño gráfico, utilizando fotomontaje, tipografía innovadora y caricatura modernista para subrayar mensajes políticos de tal forma que no podrían fallar en atraer la atención», afirma la responsable del departamento ruso de Bonhams, Daria Khristova.

La semana de arte ruso abarca también exposiciones no comerciales, un ciclo de cine, conciertos de música clásica y popular en una extensa programación que, en algunos casos, se prolonga hasta el año nuevo.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (81238 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: