El ‘pozo petrolífero de los cisnes’: una catástrofe ambiental contada a través de la danza

Una joven preocupada por los problemas medioambientales es convertida en cisne por un malvado empresario que construye una refinería de petróleo en el lago, prometiendo la muerte a todos los seres vivos. En esta interpretación polémica y de gran actualidad, el coreógrafo francés Angelin Preljocaj presentó su ballet ‘El lago de los cisnes’ en Rusia.

En todas sus obras, Preljocaj intenta hablar de problemas sociales relevantes. No hace falta desenredar sus ballets y buscar en ellos significados ocultos, por lo que su lenguaje es comprensible para todos. Plantea temas como el amor, las relaciones, el sexo y la violencia, las costumbres y las tradiciones. Revisa las obras clásicas, poniendo en ellas sus propias preocupaciones y experiencias, y se aleja de las tramas tradicionales, que con el tiempo corren el riesgo de perder vigencia y convertirse en leyendas disfrazadas y cuentos de hadas.

En su Les noces (La boda), en lugar de los ritos eslavos, aparece el rito salvaje del emparejamiento a ciegas de una chica con un hombre que no conoce, lo que promete miedo y violencia doméstica. Esta tradición matrimonial todavía existe en Albania, el país de origen del coreógrafo. Su Romeo y Julieta, en vez de las luchas de clanes de las dinastías italianas de ficción, es un drama noir basado en la distopía de Orwell 1984. En este ballet la imposibilidad para los enamorados de estar juntos refleja los obstáculos modernos en forma de discordias raciales o de género.

El lago de los cisnes (de Chaikovski) no fue una excepción. En este «Everest de todos los ballets», como lo llama el propio coreógrafo, planteó cuestiones medioambientales urgentes.

«Hay dos picos en lo que he creado, como el Everest. Es una historia de amor. Y hay un lado más duro en mi versión, que es la ecología. En cuanto ideé mi ballet, pensé en el título: ‘El lago de los cisnes’, el lago habitado por aves. Es que los lagos son lugares que están desapareciendo, debido al cambio climático, muchos lagos se están evaporando. Y también hay muchos estudios que muestran cuántas aves se han extinguido en los últimos 50 años. Así que son cuestiones importantes reales», explicó Preljocaj en una rueda de prensa en el Teatro Bolshói de Moscú.

Angelin Preljocaj en el Teatro Bolshói.

El ballet se produjo en 2020 en plena pandemia, por encargo del festival teatral ruso Diáguilev P.S. Se estrenó en Francia, pero solo ahora ha llegado a Rusia, la patria de El lago de los cisnes original. Los espectáculos se realizaron en San Petersburgo los días 11 y 12 de noviembre, y en Moscú los días 16 y 17 en el marco del festival DanceInversion.

Hubo magia: coincidieron con los últimos días de la cumbre del clima de la ONU, la COP26, en la que el 12 de noviembre los países participantes adoptaron su acuerdo final sobre la lucha contra los desastres climáticos pendientes. Así El lago de los cisnes de Preljocaj se ajustó perfectamente a la agenda mundial.

La trama se desarrolla en nuestros días. El padre del príncipe hace un trato con el mago-empresario Rothbart para construir una refinería de petróleo a orillas de un lago. El príncipe, que, al igual que la encantada Odette, está igual de preocupado por los problemas medioambientales, se resiste a los planes de su padre, pero, como en el cuento clásico, el mal gana por el engaño y todas las chicas cisnes del lago mueren a causa del vertido de petróleo.

El ballet ‘El lago de los cisnes’ de Angelin Preljocaj.

Preljocaj utiliza un lenguaje coreográfico muy vivo. En lugar de movimientos elevados y refinados utilizó una geometría de los brazos afilados en los que se ven las líneas del tubo de la fábrica. Los cisnes bailan descalzos y se les oye golpear el escenario con sus pies como si estuvieran en el agua. Pero la escena más impactante es la de la muerte de los cisnes que carece de romanticismo y estética de ballet y seguro que remite a espeluznantes imágenes de pájaros manchados de petróleo que sufren por vertidos reales.

Al mismo tiempo, el autor no desciende a la denuncia ni a la acusación de los gobiernos, dejando que cada espectador juzgue por sí mismo el alcance de la catástrofe si no se toman medidas.

En realidad, las medidas para mitigar los daños al medioambiente las buscó en la cumbre sobre el cambio climático (COP26) que concluyó con importantes conclusiones, pero los ecologistas reconocieron que eran insuficientes. El objetivo de la conferencia era alcanzar compromisos de actuación para mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados y llegar a los 1,5 °C, tal y como exige el Acuerdo de París. El documento, firmado por más de 200 naciones, pedía a los países que actualizaran sus objetivos de reducción de carbono para 2030, a más tardar en 2022. También pidieron que se elimine gradualmente «el uso del carbón como fuente de energía y las subvenciones a los combustibles fósiles ineficientes».

Si los discursos de la ONU no siempre convencen, empieza a hablar el arte.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (82718 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: