Tercer ataque a la comunidad indígena Minakalwa en Colombia, ¿quiénes están detrás?

Los centros ceremoniales del pueblo indígena Kankuamo, en el norte de Colombia, fueron prendidos fuego por tercera vez. «Preocupa que estos hechos sistemáticos» busquen crear «zozobra e inseguridad», dijo a Sputnik el gobernador del pueblo, Jaime Luis Arias Ramírez.

En la madrugada del domingo 12, las dos kankurwas o centros ceremoniales de la comunidad Minakalwa (La Mina) fueron abatidas por el fuego. El centro de reuniones fue parcialmente incinerado. La casa del gobernador y su familia, situada a escasos 20 metros de los centros, también sufrió daños.

«Es un atentado contra nuestro gobierno y patrimonio natural, contra nuestras casas ceremoniales, donde nuestros padres y madres espirituales han dejado la función a nosotros de cuidar el territorio y conservar la cultura y las prácticas culturales», aseguró el gobernador.

El pueblo Kankuamo y demás pueblos originarios de la Sierra Nevada de Gonawindua en Santa Marta, el norte de Colombia, rechazan «enérgicamente» el ataque violento a sus centros sagrados, que causaron «daños irreparables e irreversibles a la vida, integridad e integralidad étnica» de la comunidad.

Es el tercer ataque a las kankurwas de Minakalwa que han denunciado en los últimos años. Estos atentados se suman a la quema de los centros en las comunidades Guatapurí, Atánquez, Chemesquemena, Los Laureles y Pontón.

«Nos preocupa que estos hechos sistemáticos (…) tengan la intención de intimidar nuestro ejercicio de gobierno y a la vez buscar crear zozobra e inseguridad en nuestra población», dijo Arias Ramírez.

En un comunicado, el cabildo indígena asegura que «estos hechos fueron causados premeditadamente y de manera dolosa», y señala que los atentados no son la única violencia de la que son víctima. Las autoridades y líderes de los pueblos están siendo amenazados, hay miembros de las comunidades que desaparecen, son señalados y estigmatizados. Además, en sus territorios han encontrado personas armadas desconocidas y otros casos de violaciones a sus derechos.

Ante la «crítica situación de derechos humanos» y la presencia de personas armadas desconocidas que patrullan sus territorios a altas horas de la noche y durante la madrugada, la Defensoría del Pueblo de Colombia emitió la Alerta Temprana de Inminencia (No. 026-21).

«Acudimos a las autoridades competentes, al Gobierno nacional, y a los organismos internacionales para que hagan acompañamiento y puedan dar con los responsables materiales intelectuales, se tomen las acciones de protección y prevención a favor de nuestro pueblo», dijo a Sputnik el gobernador.

El cabildo indígena tiene sus sospechas sobre los posibles autores de los crímenes: advierten que «llama poderosamente la atención» que hayan ocurrido pocos días después de lanzar una campaña de rechazo a la implementación de algunos megaproyectos en el territorio de la Sierra Nevada como la represa Los Besotes —parte del Pacto Territorial que firmó el presidente del país Iván Duque, con el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo—.

«Somos un Pueblo de paz, diálogo y armonía. Rechazamos absolutamente cualquier manifestación de violencia en contra de nuestro Pueblo y nuestro Territorio», manifestó el cabildo.

Telesur

About ELCOMUNISTA.NET (82814 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: