Empresarios: ¿Amor con amor se paga?

Son como el agua y el aceite. Son como polos que se rechazan. Son luz y sombra. Son los empresarios mexicanos y el gobierno mexicano de la 4-T: Se repudian pero se necesitan… Desde el gobierno se les ve con indignación. Ellos ven con desprecio al gobierno. Y como se dice en el pueblo: “Palo con Juan… y Juan pegado”. Así es.

Por Joel Hernández Santiago*

*joelhsantiago@gmail.com

Ya se vislumbraba desde la campaña para la elección presidencial a lo largo de 2018 en que el entonces candidato de “Juntos haremos historia” (Morena-Verde-PT) se refería con desdén y dura crítica al sector empresarial del país. La culminación ocurrió en el discurso del 1 de diciembre de 2018:

“El distintivo del neoliberalismo es la corrupción. Suena fuerte, pero privatización ha sido en México sinónimo de corrupción. Desgraciadamente casi siempre ha existido este mal en nuestro país, pero lo sucedido durante el periodo neoliberal no tiene precedente en estos tiempos que el sistema en su conjunto ha operado para la corrupción. El poder político y el poder económico se han alimentado y nutrido mutuamente y se ha implantado como modus operandi el robo de los bienes del pueblo y de las riquezas de la nación.”

Y así. En adelante el discurso se endureció y desde Palacio Nacional se acusó al sector empresarial de haber sido parte del saqueo a la nación, de haber sido parte de beneficiarios del neoliberalismo, de ser parte de “la mafia del poder”… De corruptos. Los empresarios que conocen sus pecados guardaron silencio. Acaso alguno que otro rezongo, pero nada firme y nada concreto.

Sí algunas reacciones luego de del discurso de toma de posesión de aquel diciembre, en el que percibieron lo que habría de ser la relación entre empresa y gobierno. A regañadientes Carlos Slim dijo que era un llamado al trabajo en unidad…Alfredo Harp Helú dijo que estaban dispuestos a trabajar juntos…

Ricardo Salinas enfatizó que “Los mexicanos somos muy luchones, emprendedores y nos gusta salir a trabajar”. Claudio X. González refirió que ‘los comentarios del Presidente van contra el libre mercado y a favor de una visión retrógrada, estatista, intervencionista y anquilosada, por lo que, consideró, “nos va a ir mal, muy mal”.

Y hay razones. El enriquecimiento de unos cuantos –casi siempre los grandes empresarios- ha generado un país de muchísimos contrastes, de unos cuantos ricos y millones de pobres; de opulencia y carencias; de poco trabajo y mucho  economía informal…

Sin embargo el gobierno de la 4-T no ha sido capaz de generar políticas públicas que equilibren la balanza y sí ha impulsado una polarización intransigente y sin metas concretas de justicia social… De igualdad. La confusión entre políticas públicas y caridad están a la vista.

El gobierno de la 4-T lanza puyas a los empresarios. Los empresarios responden a medias, como si no quisieran entrar en conflicto frente a frente. Como si supieran que llevan las de perder, aunque su desquite está en la falta de inversión y falta de generación de empleos en “un ambiente político enrarecido y adverso” dicen algunos de ellos en cofradía.

Pero la economía de México necesita activarse. En esto el gobierno de la 4.T ha tenido que recurrir al acercamiento con empresarios para involucrarlos en planes de desarrollo, en inversión… No es suficiente con sacar a la calle a la gente para que consuma –a pesar de los peligros de la pandemia–, se requiere inversión, trabajo, apoyo económico…

El presidente de México se reúne con empresarios a los que detesta, pero a los que necesita para equilibrar la economía en crisis. Dice advertirles las nuevas reglas de la jugada económica y dice que ellos están en plan contrito y de pedir perdón por los pecados cometidos. De la reunión del jueves 9 de diciembre con empresarios dijo:

‘Los empresarios quieren tener otra vez participación en proyectos de gobierno federal con el compromiso de actuar con integridad … “Dar la espalda al que sufre nada más estar pensando en uno, ¿y dónde está el amor del prójimo? Y dicen `es que no, es legal´, `si, bueno, nada más que hiciste la ley a tu medida, tú apoyaste la reforma energética, tú y tus medios de comunicación ayudaron para cometer este atraco´. Es legalizar la corrupción”.

–¿Se los dijo en la reunión del jueves? (con el Consejo Mexicano de Negocios) se le preguntó.

“Sí les dije, no así, pero si lo dije, sí puse el ejemplo de que no era posible que se pagaran menos por la luz, que no era justo y que hay todos teníamos que ayudar y la verdad, la verdad, los empresarios están ayudando mucho, están ayudando y hay algunos que se arrepienten y me está ofreciendo disculpas, nada más por dignidad no puedo decirlo, pero eso habla muy bien de ellos.”

Y así la historia de una relación necesaria pero raposa. Una relación en la que cada una de las partes quieres sacar la mejor tajada para sus propios intereses. Los empresarios quieren ganar dinero. El gobierno de la 4-T quiere evitar la caída económica que le traería consecuencias electorales en 2024. Ambos se necesitan. ¿Y los mexicanos?

La inflación general anual en noviembre de 2021 se ubicó en 7.37%. Esta inflación es la más alta desde enero de 2001 y para un mes de noviembre es la mayor desde el año 2000…

Nos vemos en enero próximo. Felices Fiestas.

About ELCOMUNISTA.NET (82701 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: