Rusia propone crear un nuevo sistema de acuerdos de seguridad

Las propuestas de Rusia sobre las garantías de seguridad tienen como objetivo crear un nuevo sistema de acuerdos basado en la abstención de intentar alcanzar una superioridad militar, declaró en una entrevista a la agencia Sputnik el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

«Nuestras propuestas están encaminadas a crear y legalizar un nuevo sistema de acuerdos basado en un principio de indivisibilidad de la seguridad y un abandono de los intentos por lograr una superioridad militar, que fue aprobado unánimemente por los líderes de todos los Estados euroatlánticos en la década de los noventa», dijo Lavrov.

El ministro de Exteriores enfatizó en la necesidad de que las garantías sean legalmente vinculantes, «ya que nuestros colegas occidentales fallan sistemáticamente en el cumplimiento de sus compromisos políticos, sin mencionar las garantías y promesas dichas a los líderes soviéticos y rusos».

«Si no se da una respuesta constructiva en un tiempo razonable y Occidente continúa con su agresiva postura, Rusia se verá obligada a tomar todas las medidas necesarias para garantizar un equilibrio estratégico y eliminar las amenazas a nuestra seguridad», resaltó Lavrov.

Según el ministro, Rusia pretende que las garantías de seguridad sean legalmente vinculantes para Estados Unidos y la OTAN de manera que sobre su base se puedan crear otros acuerdos en un futuro, incluido sobre el control de armas.

Además, indicó, los posibles futuros acuerdos basados en las propuestas rusas sobre seguridad no serán una versión actualizada del Tratado sobre Fuerzas Armadas Convencionales en Europa (FACE).

«Por supuesto, no se parecerán al obsoleto Tratado FACE, ni siquiera a su versión adaptada», subrayó Lavrov.

Rusia, señaló, no permitirá que sus iniciativas se pierdan en «interminables deliberaciones».

Las conversaciones entre Rusia y EEUU sobre las cuestiones de seguridad están programadas para el próximo 10 de enero en la ciudad suiza de Ginebra.

El 12 de enero volverán a ser tratadas en una reunión del Consejo Rusia-OTAN en Bruselas y al día siguiente, en la capital austriaca de Viena, durante la asamblea de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

El pasado 17 de diciembre, el Ministerio de Exteriores ruso publicó sus propuestas para EEUU y la OTAN sobre las garantías de seguridad en Europa en las que se plantea a los países de la Alianza Atlántica comprometerse a contener la ampliación del bloque y excluir la adhesión de las exrepúblicas soviéticas, sobre todo de Ucrania.

La iniciativa rusa prevé asimismo la creación de una línea directa con la Alianza Atlántica para contactos de emergencia e intercambio regular de información sobre ejercicios y maniobras militares.

Además, Rusia insta a EEUU a renunciar recíprocamente al despliegue de armas nucleares fuera del territorio nacional y repatriar las ya emplazadas.

La iniciativa estipula que ninguna de las dos partes emplazará armamento o efectivos en regiones fuera del territorio nacional donde la otra pudiera considerarlo como una amenaza a su seguridad, ni siquiera si tal despliegue se lleva a cabo en el marco de organizaciones internacionales, alianzas militares o coaliciones.

Conflicto en Ucrania

Lavrov señaló que la guerra civil ucraniana está lejos de terminar pues las autoridades del país no tomarán medidas para solucionar el conflicto.

«La alargada por octavo año guerra civil en Ucrania, está lejos de acabar. Las autoridades del país no van a tomar medidas para resolver el conflicto en Donbás en base a los Acuerdos de Minsk», explicó el canciller.

Según el ministro, Estados Unidos y países de la OTAN apoyan las «aspiraciones militares de Kiev» enviando a Ucrania armas y especialistas bélicos.

«Los estados miembros de la OTAN están convirtiendo de manera planificada a Ucrania en un punto de apoyo militar contra Rusia, construyendo sus bases allí, utilizando su territorio para realizar ejercicios», resaltó Lavrov.

El político indicó que si en 2021 se realizaron en el territorio de Ucrania siete ejercicios militares, durante el próximo año «están previstos diez, incluido uno anual».

Asimismo en 2022, señaló, la cantidad de personal militar tanto ucraniano como occidental involucrado en dichas maniobras se duplicará en comparación con este año hasta los 64.000 soldados.

«Todos estos ejercicios están vinculados bajo la misma intención y tienen una orientación anti-rusa», subrayó Lavrov.

El canciller ruso recordó que desde 2014, EEUU ha gastado más de 2.500 millones de dólares en las fuerzas armadas de Ucrania y el presupuesto estadounidense del próximo año tiene previsto destinarles otros 300 millones de dólares.

En cuanto a los ciudadanos rusos residentes en Donbás, Lavrov enfatizó que Moscú «tomará todas las medidas necesarias para resolver el conflicto interno de Ucrania por medios políticos y diplomáticos».

«Se dará una respuesta adecuada a cualquier posible provocación militar de Kiev contra Donbás», recalcó.

Desde abril de 2014 Ucrania lleva a cabo una operación contra las milicias en Donbás, donde se proclamaron las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, en respuesta al violento cambio de Gobierno ocurrido en febrero del mismo año.

Los Acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política al conflicto, pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia, cuyo balance la ONU estima en 13.000 muertos.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (82768 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: