Transforman en España la zona de traslado del oro de los nazis a un hotel de lujo

El nuevo hotel del grupo contará con 104 habitaciones de las cuales cuatro serán suites de lujo. Aspiran con este edificio a convertirse en el hotel de referencia en el Pirineo Aragonés.

Hace algunos años, en la frontera entre España y Francia, un lugar escondido entre las cumbres pirenaicas se convirtió en el escondite de espías y zona de traslado del oro de los nazis durante la II Guerra Mundial. Un lugar tan importante que incluso se utilizó como pasadizo para dejar pasar a los judíos fugitivos del nazismo.

Se trata de la Estación Internacional de Canfranc en Huesca, un edificio que fue considerado como centro neurálgico de la conexión transfronteriza y que fue conocido como el Titanic de los Pirineos tras el descarrilamiento en 1970 de un convoy de mercancías. Llegó a convertirse en el complejo ferroviario más importante de los construidos en España en el primer tercio del siglo XX y el segundo de Europa tras la estación alemana de Leipzig.

Este es el lugar elegido por el Grupo Barceló para crear su nuevo hotel cinco estrellas. La cadena hotelera operará el que aspira a convertirse en el hotel de referencia en el Pirineo Aragonés, tanto a nivel nacional como internacional, y el que será un importante punto de atracción de turismo de calidad para la zona.

El hotel tendrá 104 habitaciones, de las cuales cuatro serán suites de lujo, distribuidas en la primera y segunda planta. La planta baja estará destinada a la zona wellness con una piscina climatizada, además de la biblioteca y el restaurante principal del hotel. El histórico vestíbulo de la estación albergará la recepción del hotel.

«El hotel se ubica en un edificio único en su género, por lo que el proyecto de interiorismo tratará de potenciar la gran historia de esta estación de principio del siglo XX a la vez que diseñamos un hotel de 5 estrellas Gran Lujo con los estándares de la marca Royal Hideaway Hotels», explica en un comunicado el subdirector general de construcciones y desarrollo de Barceló Hotel Group, Juan Manuel Gordillo.

«La Estación Internacional de Canfranc, propiedad del Gobierno de Aragón y declarada Bien de Interés Cultural en 2002, siempre ha sido un icono para los aragoneses y su recuperación un objetivo común», asegura la compañía en la nota, en la que confirman que se respetará su esencia para «recuperar un lugar excepcional e irrepetible».

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (82556 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: