La verdad detrás de la ‘maldición de la momia’ del antiguo Egipto

La leyenda de la maldición de la momia surgió hace más de un siglo y todavía sigue envuelta en el misterio. Hoy, te contamos cuándo y por qué surgió y cuáles son las evidencias científicas que la respaldan y la desmitifican.

Pocos meses después de que se descubriera la tumba del rey Tutankamón, en 1922, el hombre que financió su excavación, George Herbert, el quinto conde de Carnarvon, se enfermó y murió. Los rumores sobre que una «maldición de la momia» estaba detrás del fallecimiento del lord inglés no tardaron en aparecer.

Si bien el entusiasta de la egiptología posiblemente falleció debido a una infección causada por la picadura de un mosquito infectado, en periódicos de todo el mundo aparecieron informaciones que asociaban su muerte con un supuesto antiguo hechizo, lo que dio lugar a la leyenda de la «maldición de Tutankamon».

Por insólito que pareciera, varios científicos han investigado sus posibles orígenes y explicaciones, publicando diversos estudios acerca del tema. En investigaciones publicadas en 1996 y 1998, por ejemplo, los expertos intentaron determinar, a través de modelos matemáticos, si un patógeno longevo podría estar detrás de la supuesta maldición.

«De hecho, la misteriosa muerte de Lord Carnarvon después de entrar en la tumba del faraón egipcio Tutankamón podría explicarse potencialmente por una infección con un patógeno altamente virulento y muy longevo», escribió Sylvain Gandon, autor de uno de los estudios, citado por Live Science.

Sin embargo, investigaciones más recientes parecen refutar esta hipótesis. Un análisis de las manchas marrones encontradas en la tumba de Tutankamón mostró que el organismo que las creó no estaba activo en el momento del descubrimiento, detalla un estudio publicado el 2013.

Es más, una investigación llevada a cabo por Mark Nelson, profesor de epidemiología y medicina preventiva en la Universidad Monash (Australia), no encontró evidencia de que las personas que entraron a la tumba del faraón egipcio murieron a edades inusualmente jóvenes. En promedio, estos individuos vivieron hasta los 70 años, una edad de fallecimiento no particularmente baja para principios y mediados del siglo XX.

Los orígenes de la maldición

En realidad, la asociación de las momias con maldiciones existe desde antes de que se encontrara la tumba del rey Tut.

«La maldición es una leyenda que se desarrolló gradualmente, desde mediados del siglo XIX, y ha crecido progresivamente con las contribuciones acumuladas de la literatura de ficción, las películas de terror, los medios de comunicación y, más recientemente, el internet», apunta la egiptóloga Jasmine Day, autora de un libro sobre la maldición de la momia.

El estudio llevado a cabo por la doctora en antropología cultural descubrió historias de ficción estadounidenses olvidadas de la década de 1860, en las que «aventureros desnudan momias femeninas y roban sus joyas, solo para sufrir una muerte horrible o terribles consecuencias para quienes los rodean».

«Estas historias, escritas por mujeres, considran el desenvolvimiento de las momias como una metáfora de la violación. A su vez, esta impactante comparación parece condenar la destrucción y el robo de la herencia de Egipto en el apogeo del colonialismo occidental», detalla la experta.

Day cuenta, además, que incluso el naufragio del Titanic en 1912 llegó a asociarse a una maldición similar. Algunas personas creían que la momia de una sacerdotisa en el Museo Británico había causado el hundimiento. El curador del museo recibió tantas preguntas acerca de la supuesta momia maldita que se vio obligado a escribir un volante desacreditando los rumores para distribuirse entre el público.

«A pesar de esto, algunas personas enviaron dinero para que el museo comprara flores para poner a los pies de la sacerdotisa muerta para aplacar su alma, y la historia de la momia que hundió el Titanic continúa circulando en el internet hoy», cuenta Day.

Otros académicos coinciden que la asociación de las momias con maldiciones y hechizos ya era bastante común incluso antes del descubrimiento de la tumba del faraón egipcio.

«La idea de que Egipto era una tierra de misterio se remontaba a los griegos y los romanos. Con el tiempo, a los antiguos egipcios se les atribuyó todo tipo de conocimientos sobrenaturales y mágicos», dice Ronald Fritze, profesor de historia en la Universidad Estatal de Atenas en Alabama (Estados Unidos) y autor del libro Egiptomanía: una historia de fascinación, obsesión y fantasía.

Según Fritze, cuando Egipto comenzó a abrirse a Occidente después de la expedición de Napoleón, surgió una fascinación por las momias. En la época, la gente adinerada las compraba para desenvolverlas como forma de entretenimiento. Esta «intromisión» en el mundo de los muertos preocupaba a muchas personas. Entonces, empezaron a surgir unas historias de ficción que hablaban de maldiciones asociadas con las momias.

El cine también ha sido un gran catalizador de la popularidad de la leyenda de la maldición de las momias, apunta Eleanor Dobson, profesora de literatura inglesa en la Universidad de Birmingham (Reino Unido) y autora de un libro sobre el vínculo entre literatura, cultura y egiptología. Según la experta, en el momento de la muerte de Carnarvon, el público ya estaba predispuesto a asociar los descubrimientos de artefactos egipcios a estas narraciones.

La maldición hoy

Si bien pasó casi un siglo desde el primer ingreso a la tumba de Tutankamón, algunas personas todavía asocian los descubrimientos arqueológicos y otros eventos contemporáneos con maldiciones faraónicas.

Cuando se encontró un enorme ataúd de 2.000 años en Alejandría, Egipto, en 2018, por ejemplo, muchas personas temían que abrirlo desencadenaría una maldición. De manera similar, cuando una embarcación bloqueó el Canal de Suez hace unos meses, algunos también trataron de culpar a las momias, señalando que se planeaba el transporte de las momias de varios faraones a un museo en Fustat, Egipto.

«La gente quiere que la vida tenga sentido y que no sea caótica, aleatoria o casual. Tradicionalmente, la religión formal ha suplido esa necesidad de explicar la existencia. Pero muchas personas han [recurrido] a creencias mágicas y sobrenaturales, y estas incluyen maldiciones», concluye el profesor Fritze.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (82526 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: