Lavrov califica de «arrogantes y absurdas» las amenazas de sanciones por parte de EEUU

Las amenazas de sanciones estadounidenses contra Rusia «son arrogantes y absurdas», declaró el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

«Este es el tipo de decisiones que el Congreso [de Estados Unidos] ha tomado más de una vez y no descarto nada», agregó.

Sin embargo, las negociaciones llevadas a cabo en Ginebra y en Bruselas sobre las garantías de seguridad en Europa, a pesar del enfoque intransigente de Occidente, fueron prácticas, aseguró Lavrov.

«Puedo confirmar lo que dijimos: las negociaciones resultaron prácticas. Pese a que la postura de Occidente era bastante dura, intransigente en algunos momentos, inflexible, sin embargo, fue expresada de manera calmada, con un enfoque práctico, lo que nos permite contar con que Washington reconsidere las negociaciones realizadas», dijo Lavrov en una entrevista con el canal televisivo ruso 1tv.

Según el titular, la parte rusa expresó su postura con la misma firmeza, y además contaba con argumentos de los que carece Occidente.

En opinión de Lavrov, el desarrollo de las negociaciones con EEUU depende de la reacción de Washington y Bruselas ante las propuestas de Moscú, en particular, las relacionadas con frenar la ampliación del bloque militar.

El jefe de la diplomacia rusa recordó que EEUU y el Reino Unido prometieron en el pasado que la Alianza no se ampliaría hacia el este de Europa.

«[El entonces secretario de Estado de EEUU] James Baker, en febrero y mayo de 1990, afirmó a [el presidente soviético] Mijaíl Gorbachov que la infraestructura militar no avanzaría ni una pulgada hacia el este del Óder», denunció el titular, agregando que de la misma manera John Major (en ese entonces primer ministro británico) habló con Dmitri Yázov, que era ministro de Defensa de la Unión Soviética, y le aseguró que la OTAN no tenía planes de escuchar las demandas de Polonia y Hungría para sumarse a la OTAN.

Lavrov indicó que Moscú espera que Washington y Londres cumplan esas promesas y las plasmen sobre el papel, recalcando que su país aguarda actualmente por una respuesta a su propuesta sobre las garantías de seguridad, pero esa espera no será muy larga.

Postuló que ningún país o alianza tiene derecho a reclamar el dominio en el Euroatlántico.

«Ningún país o alianza de países tiene derecho a reclamar las posiciones dominantes en la región del Euroatlántico», dijo.

Agregó que durante las negociaciones en Ginebra y Bruselas Rusia intentó «devolver» a sus socios «a los acuerdos elaborados en el marco de toda la comunidad euroatlántica».

Lavrov enfatizó que la delegación rusa tuvo por objetivo plantear las cuestiones importantes para la seguridad europea en general.

«No se trata solamente de las exigencias unilaterales de Rusia de que no nos toquen y no hagan nada que no nos guste, sino de los principios que buscan garantizar la seguridad de todos y todas, sin menoscabar los intereses de nadie ni dañar la seguridad de nadie», indicó.

Además, Lavrov tilda de inaceptable la exigencia de EEUU de que las tropas rusas regresen a a sus cuarteles.

«No creo que haga falta explicar que ese tipo de exigencias es inaceptable», dijo Lavrov.

Sanciones a Moscú

La reciente propuesta del Congreso de Estados Unidos de imponer nuevas sanciones contra Rusia es un «ataque de nervios», declaró Lavrov.

«Es un tipo de ataque de nervios, sabéis, es cuando en la constante afirmación de su propia grandeza las personas han llegado a algún punto psicológico que es muy difícil de explicar», dijo el canciller ruso.

Lavrov asimismo se mostró sorprendido por las iniciativas presentadas por el Congreso, y subrayó que «ese tipo de medidas no los honra a ellos [los estadounidenses] en absoluto», agregando que Washington ha adoptado en más de una ocasión ese tipo de decisiones y Moscú se vio obligado a reaccionar.

«Responderemos a los acontecimientos reales», precisó.

Un grupo de senadores demócratas presentó el 12 de enero al Congreso de EEUU un proyecto de ley para imponer sanciones «paralizantes» a una docena de grandes bancos de Rusia y altos cargos del Gobierno, incluido el presidente Vladímir Putin, el primer ministro, los titulares de Exteriores y de Defensa, así como a altos mandos militares, en caso de una escalada de la situación en torno a Ucrania.

Disposición de EEUU y la OTAN a debatir sobre Tratado INF

Uno de los resultados concretos de las recientes conversaciones con Estados Unidos y la OTAN es su disposición a debatir sobre el nuevo régimen de los misiles de corto y medio alcance en Europa, declaró Lavrov.

«Ese es uno de los resultados concretos y pedimos que fuera estipulado por escrito. Ellos mismos [EEUU y la OTAN] aseguraron estar dispuestos a hablar del nuevo régimen de los misiles de corto y medio alcance [Tratado INF]», dijo.

Al mismo tiempo advirtió que ese aspecto no tendrá mucha relevancia si va a tratarse separadamente de las «garantías de seguridad» más importantes, que es la no expansión de la OTAN hacia el este.

El Tratado INF (Tratado de Eliminación de Misiles de Corto y Medio Alcance) fue adoptado en 1987 por la entonces Unión Soviética y EEUU para prohibir los misiles balísticos y de crucero con un alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros.

Washington y Moscú se han acusado mutuamente en varias ocasiones de desarrollar misiles que infringen el Tratado, aunque Rusia lo niega rotundamente. En agosto de 2019 EEUU abandonó el INF.

A finales de 2021, el Ministerio de Exteriores de Rusia publicó sus propuestas para EEUU y la OTAN sobre las garantías de seguridad en Europa, en las que exhorta a los países de la Alianza Atlántica a comprometerse de que frenarán la ampliación del bloque, así como de que excluirán la adhesión de las exrepúblicas soviéticas, en especial, de Ucrania.

El tema centró las negociaciones de EEUU y Rusia en Ginebra, los días 9 y 10 de enero, y la reunión del Consejo OTAN-Rusia que se celebró en Bruselas el día 12. El concepto también se debate el 13 de enero en una sesión del Consejo Permanente de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en Viena.

Situación de Nord Stream 2

El ministro de Exteriores ruso también declaró que la situación con Estados Unidos y el gasoducto Nord Stream 2 demostró la falta de libertad económica de Alemania.

«No existe ninguna libertad de ocuparse de sus intereses económicos para Alemania», dijo.

El jefe de la diplomacia rusa precisó que en esta situación se observa un doble rasero.

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, afirmó que el funcionamiento del gasoducto dependerá de cómo evolucione la situación en Ucrania. Más tarde, la ministra de Defensa de Alemania, Christine Lambrecht, llamó a no politizar el tema.

Nord Stream 2 es un gasoducto de dos ramales de 1.230 kilómetros, con una capacidad de 55.000 millones de metros cúbicos al año, que va desde la costa rusa hasta Alemania, pasando por el mar Báltico.

Se oponen al nuevo gasoducto EEUU, que busca vender a Europa el gas natural licuado de sus yacimientos de esquisto, así como Ucrania y varios países europeos como Polonia, Letonia y Lituania.

Moscú en más de una ocasión instó a dejar de politizar Nord Stream 2, señalando que es un proyecto comercial provechoso tanto para Rusia como para la Unión Europea.

Las acusaciones contra Moscú por la crisis kazaja

Los intentos de responsabilizar a Moscú de la crisis en Kazajistán son teorías conspirativas, señaló Lavrov.

«Hay muchas teorías de conspiración en este momento. (…) Algunos nos acusan de provocar esta situación para entrar en Kazajistán y tomarlo bajo nuestro control», dijo el ministro.

Los disturbios en Kazajistán, subrayó Lavrov, no tuvieron nada que ver con Moscú.

El ministro recordó que otros vinculan con la crisis a Occidente, asegurando que de este modo buscó debilitar las posiciones de Rusia en las conversaciones sobre las propuestas rusas acerca de las garantías de seguridad.

Añadió que las autoridades kazajas están llevando a cabo una investigación exhaustiva y anunciarán los resultados.

En los primeros días de 2022 en Kazajistán estallaron masivas protestas. Los habitantes de las ciudades de Zhanaozen y Aktau, ubicadas en el oeste del país, salieron a protestar contra el alza de los precios del gas licuado, poco después las protestas se extendieron a otras localidades.

Alrededor de 6.000 personas han sido detenidas hasta la fecha a raíz de los disturbios.

El 5 de enero, el presidente kazajo, Kasim-Yomart Tokaev, aceptó la dimisión del Gobierno en pleno y asumió la jefatura del Consejo de Seguridad Nacional, encabezado hasta entonces por el expresidente Nursultán Nazarbáev.

Además, solicitó a la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) enviar fuerzas de paz para hacer frente a la «amenaza terrorista» y a los intentos de socavar la integridad del Estado kazajo.

La organización, que aglutina a Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán, Rusia y Tayikistán, respondió de inmediato a la solicitud y el primer contingente llegó el 6 de enero.

Las autoridades kazajas decretaron el estado de emergencia hasta el 19 de enero y el toque de queda que rige de las 11 de la noche hasta las 7 de mañana.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (82814 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: