Cómo una aristócrata austriaca se convirtió en ‘la condesa roja’ de la inteligencia soviética

Ruth von Mayenburg pertenecía a las más altas esferas de la sociedad austrohúngara, pero se separó de su clase y eligió el camino de la lucha por la igualdad socialista.

A menudo se dice que esas personas «nacieron con una cuchara de plata» en la boca. Hija del magnate minero austriaco Max Heynsius von Mayenburg, Ruth pertenecía no solo a una familia adinerada, sino a una con viejas raíces aristocráticas. Su vida de privilegios y lujos estaba garantizada, pero en lugar de la aburrida vida de un miembro de la alta sociedad, eligió el comunismo y el del espionaje soviético. 

Socialista-aristócrata

La fascinación de Von Mayenburg por los ideales de izquierda comenzó en su juventud. En 1932, a la edad de 25 años, se unió al Partido Socialdemócrata de Austria y al Frente de la Juventud Socialista. Su segundo matrimonio fue con una prominente figura de izquierda, Ernst Fischer.  

Ernst Fischer.

Ernst Fischer.

La pareja observó los alarmantes acontecimientos en Austria, ya que su canciller Engelbert Dollfuss comenzó a adoptar el camino del fascismo basado en el modelo italiano. En febrero de 1934, una rebelión socialista armada del Republikanischer Schutzbund intentó derrocar al gobierno, pero fue brutalmente reprimida por sus fuerzas. Ruth y su esposo huyeron rápidamente del país. 

Checoslovaquia se convirtió en su primer hogar nuevo, seguida de la Unión Soviética, donde el 1 de mayo de 1934, junto con otros miembros de Schutzbund que habían escapado, Ruth participó en un desfile en la Plaza Roja de Moscú. Para entonces, ella ya era una comunista dedicada. 

Operativo de inteligencia

Soldados del Ejército Federal de Austria en Viena, 12 de febrero de 1934.

Soldados del Ejército Federal de Austria en Viena, 12 de febrero de 1934.

No fue difícil para la inteligencia soviética reclutar a una aristócrata austríaca, que sería conocida como «Lena» en el Departamento de Inteligencia del Ejército Rojo. En 1934-1938, estuvo en servicio activo en Europa, predominantemente en la Alemania nazi.

El informante más valioso de la «Condesa Roja» fue el general Kurt von Hammerstein-Equord, con cuya familia disfrutó de estrechos vínculos de amistad durante muchos años. A pesar de su alta posición en la Wehrmacht, era un firme oponente de Hitler y aceptó con gusto ayudar a su viejo amigo.  

General Kurt von Hammerstein-Equord.

General Kurt von Hammerstein-Equord.

Los detalles sobre la información que von Mayenberg logró obtener para Moscú con la ayuda del General aún están clasificados. Sin embargo, se sabe que estuvo relacionado con las capacidades de defensa de Alemania, la tasa de rearme de la Wehrmacht, la cooperación del Tercer Reich con Italia, así como la actitud de la élite político-militar alemana hacia Hitler.

Tan valiosa fue la información adquirida por la Condesa Roja que, en 1938, Ruth recibió el rango de coronel, mientras que el Comisario del Pueblo para la Defensa, Kliment Voroshilov, llegó a expresar su gratitud personal. También utilizó personalmente a von Mayenburg para transmitir su propuesta de que Hammerstein-Equord y su familia se trasladaran a la URSS. Sin embargo, el general se negó y propuso participar en conspiraciones contra Hitler hasta su muerte por cáncer en 1943. 

Volver a casa

Firma del Pacto Molotov-Ribbentrop.

Firma del Pacto Molotov-Ribbentrop.

En 1938, Ruth von Mayenburg se distanció del trabajo de inteligencia y regresó a la Unión Soviética. Su amor por su nueva patria sufrió mucho por la firma completamente inesperada del Pacto Molotov-Ribbentrop. «Es como si el reloj de la Torre del Kremlin se hubiera detenido repentinamente», opinó más tarde sobre el acuerdo soviético-alemán: «Fue una experiencia increíblemente vergonzosa, y no pudimos superar este sentimiento de vergüenza durante algún tiempo».

A pesar de esta decepción, la Condesa Roja siguió siendo comunista (finalmente abandonó el Partido Comunista de Austria en 1966). Von Mayenburg trabajó más tarde en el Cominter y se incorporó a la Dirección Política Principal del Ejército Rojo. En 1943, funcionó como enlace para los prisioneros de guerra austriacos capturados en Stalingrado. 

Ruth von Mayenburg.

Ruth von Mayenburg.

Después del final de la guerra, junto con su esposo, Ruth regresó a Austria, donde trabajó durante un tiempo como Secretaria General de la Sociedad de Amistad Austriaco-Soviética. Más tarde, hasta su muerte en 1993, dedicó su tiempo al trabajo de traducción y a escribir memorias, sobre su tiempo en la Unión Soviética y sus camaradas en la batalla por el socialismo.

RBTH

About ELCOMUNISTA.NET (86228 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: