Los animales que podrían ocupar el lugar de las personas tras la extinción de la humanidad

Los humanos son animales únicos y, hasta donde se sabe, la única especie viviente que ha desarrollado una inteligencia superior. Pero, ¿qué pasaría si los humanos se extinguieran repentinamente?

¿Qué otros animales podrían evolucionar al punto de alcanzar un nivel de inteligencia y tener las habilidades necesarias para crear sociedades complejas como la nuestra? ¡Los científicos responden!

Osos polares y pingüinos

Gracias a la avanzada tecnología —en particular en el campo de la genética— y nuestra comprensión de la evolución, los humanos son capaces de hacer excelentes predicciones a corto plazo, apuntó Martha Reiskind, ecóloga molecular de la Universidad Estatal de Carolina del Norte (Estados Unidos).

Es decir, se puede predecir que si los humanos se extinguieran repentinamente mañana, el cambio climático haría que las especies evolucionaran a una resistencia a la sequía para poder sobrevivir, detalló la académica. Esto significa que los animales que dependen del frío, como los osos polares y los pingüinos, probablemente no prosperarían en los milenios posteriores a la desaparición de los humanos, detalló el portal científico Live Science.

Primates

De acuerdo con el renombrado geólogo escocés Dougal Dixon, el concepto que determinaría quiénes ocuparían nuestro lugar tras nuestra desaparición es la convergencia evolutiva. Este es un proceso evolutivo mediante el cual dos organismos no relacionados terminan evolucionando de manera similar para tener éxito en un entorno particular.

Nuestras manos habilidosas son una característica que hace que los humanos sean excepcionalmente buenos en la construcción y el razonamiento espacial, reza una investigación de la Universidad de Manchester. Para sustituir a las personas y cumplir el mismo papel ecológico que nosotros —es decir, construir ciudades y modificar significativamente el entorno—, una especie necesitaría desarrollar una capacidad similar para manipular objetos, necesitarían pulgares oponibles o al menos algo equivalente.

Ciertos primates, como los chimpancés (Pan troglodytes) y los bonobos (Pan paniscus), quienes son nuestros parientes más cercanos existentes en la actualidad, ya tienen pulgares oponibles, los cuales utilizan para fabricar herramientas en la naturaleza. Sin embargo, probablemente se necesitarían cientos de miles o incluso millones de años de evolución para que otros simios pudieran desarrollar capacidades de crear y utilizar herramientas sofisticadas similares a las humanas.

Pájaros

Sin embargo, cualquier catástrofe lo suficientemente potente como para eliminar a los humanos de la faz de la Tierra probablemente acabaría también con los chimpancés. Esto deja a otro candidato al puesto de los humanos capaz de utilizar herramientas: las aves.

Estos animales son muy inteligentes, al contrario de lo que muchos pueden creer. Algunas aves, como los cuervos, tienen intelectos que pueden competir con los de los chimpancés, apunta una investigación publicada en la revista científica Science el 2020. Los loros grises africanos entrenados (Psittacus erithacus), por su parte, pueden aprender más de 100 palabras y hacer cálculos matemáticos simples, tienen incluso la comprensión del concepto de cero.

Además, las aves pueden agruparse en grandes grupos y algunas, como los tejedores republicanos (Philetairus socius), pueden incluso construir sitios de anidación comunales. Si bien son bastante distintas a las metrópolis humanas, estas viviendas arbóreas demuestran que estos pájaros son capaces de organizar sociedades.

Pulpos

Los pulpos son animales muy habilidosos con sus extremidades y, según variados estudios, han demostrado que son extremadamente inteligentes. Entre otras cosas, son capaces de aprender a distinguir entre objetos reales y virtuales e incluso pueden alterar físicamente su entorno para que se quede como desean. Pueden, además, organizarse para vivir de manera comunal.

Los pulpos, sin embargo, tendrían gran dificultad para adaptarse a la vida fuera del agua. Mientras los vertebrados tienen en sus células sanguíneas el hierro, que se une al oxígeno de manera muy eficiente, los pulpos y sus parientes tienen glóbulos a base de cobre. Aunque también se unen al oxígeno, estas moléculas lo hacen con menos facilidad. Por esta razón, los pulpos están confinados a ambientes saturados de oxígeno, como es el caso del agua.

Para Jennifer Mather, investigadora de inteligencia de cefalópodos en la Universidad de Lethbridge en Alberta (Canadá), lo más probable es que, en lugar de los pulpos, los insectos ocupen el puesto de los humanos.

«Creo que los insectos son más duros que nosotros. Desafortunadamente, también son más duros que los cefalópodos», dijo la científica.

Insectos

Los insectos son candidatos realmente fuertes, ya que son increíblemente adaptables a diferentes tipos de entornos y existen desde hace unos 480 millones de años.

«En ese tiempo, han evolucionado para llenar casi todos los nichos imaginables, desde volar hasta excavar, nadar e incluso construir elaboradas torres similares a las ciudades. La organización de las colonias de hormigas y termitas probablemente se parece más a la civilización humana que a cualquier otra especie no humana de la Tierra», apuntó Live Science.

Si sobreviven al cambio climático, es posible que las colonias de estos insectos se apoderen del mundo en el caso de que se extingan los humanos.

Sea como sea, los científicos apuntan que es prácticamente imposible predecir con precisión cómo se desarrollará la evolución en una escala de tiempo geológico. Pueden ocurrir mutaciones inesperadas, extinciones repentinas, entre otras cosas.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (86228 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: