¿Por qué no se podía fotografiar el traje de Yuri Gagarin?

En las imágenes tras el aterrizaje del primer vuelo al espacio, el cosmonauta soviético aparece con un sencillo abrigo. ¿Voló así al cosmos? ¿No fue con escafandra?

Ante la comisión de Estado tras su legendario vuelo, Yuri Gagarin, el primer hombre en el espacio, se acordó de precisar un detalle muy importante: “Me hice un par de fotos allí para alegrarme. Para entonces ya me había quitado el traje espacial. Llevaba sólo ropa térmica azul, y no hice fotos con carcasas naranjas y grises o casco hermético. Pusimos el traje en el coche”.

De hecho, en todas las fotos tomadas tras el aterrizaje, el cosmonauta aparece con una chaqueta de abrigo. Se trata de un traje de abrigo B-3, usado por Gagarin bajo un traje espacial. Pero el traje espacial no se ve por ninguna parte.

Pero, ¿por qué hay que ocultar el traje espacial?

Que vuele sin traje espacial

El traje de Yuri Gagarin

El traje de Yuri Gagarin.

La batalla que giró en torno a un traje espacial para el primer vuelo espacial humano fue intensa. El primer hombre viaja al espacio. ¿Qué debe llevar en un viaje tan peligroso?

Ahora suena absurdo, pero en su momento algunos expertos creyeron seriamente que Yuri Gagarin podría ir allí con este traje de escudo térmico. Estaba diseñado para salvar al astronauta sólo después del aterrizaje y en caso de hipotermia. Si se producía una despresurización de la nave en el espacio, no servía de nada. En otras palabras, el astronauta debía ser enviado sin ningún tipo de traje espacial.

Esta opción fue considerada, porque en febrero de 1960, los diseñadores de la nave espacial Vostok se dieron cuenta de que tenían serios problemas de exceso de peso, y era necesario ahorrar en equipamiento. Al mismo tiempo, dieron predicciones muy optimistas: la probabilidad de despresurización de la cabina era improbable, por lo que un traje espacial era innecesario y sólo añadía peso extra.

La disputa sobre si un astronauta necesitaba un traje espacial se prolongó hasta el verano, cuando el padre de la astronáutica soviética, el diseñador Serguéi Koroliov, dio el punto final. Dijo que estaba dispuesto a “dar 500 kg [a expensas del relleno técnico de la nave], pero para tener un traje espacial con un sistema de soporte vital listo para finales de año”.

Así pues, quedaban ocho meses incompletos antes del vuelo previsto para inventar el primer traje espacial de la historia: el SK-1 de Gagarin.

El primer traje

Los pilotos de caza de la Fuerza Aérea Guerman Titov (centro izquierda) y Yuri Gagarin (centro 2 izquierda) como parte del grupo del primer escuadrón de cosmonautas de la URSS, familiarizándose con el equipo espacial en el Centro de Entrenamiento de Cosmonautas

Los pilotos de caza de la Fuerza Aérea Guerman Titov (centro izquierda) y Yuri Gagarin (centro 2 izquierda) como parte del grupo del primer escuadrón de cosmonautas de la URSS, familiarizándose con el equipo espacial en el Centro de Entrenamiento de CosmonautasSputnik

Se decidió tomar un atajo y crear un prototipo de traje Vorkutá para los pilotos de los cazas Su-9, en los que la regulación de la presión y el suministro de oxígeno también era fundamental.

El SK-1 era un traje suave de dos capas de tejido. Una de las capas era de lavsan, o tereftalato de polietileno, un termoplástico. En ese momento, era el material más nuevo, se obtuvo en el Laboratorio de Compuestos de Alta Molécula de la Academia de Ciencias hace relativamente poco tiempo, en 1949. Se utilizaba para fabricar la capa de resistencia de un traje espacial (hoy en día, se utiliza para fabricar botellas de plástico, por ejemplo).

La segunda capa, la llamada capa hermética, era de goma. La capa exterior, a la vista de todos, es una funda impermeable de color naranja. Era de color naranja para facilitar las operaciones de búsqueda del astronauta, en caso de que se eyectara de la cabina y aterrizara en paracaídas.

El casco no era extraíble y los sensores de presión estaban conectados a él. En caso de una caída de presión, el casco se apagaba automáticamente y se cortaba la manguera que soplaba el aire de la cabina hacia la capa interior del traje. El suministro de aire vendría entonces del tanque de oxígeno. Por supuesto, este traje no sería adecuado para realizar caminatas espaciales, pero el astronauta podría llevarlo dentro de la cabina durante cinco horas independientemente de la nave. Por cierto, incluso el primer traje espacial ya estaba equipado con un dispositivo sanitario, por lo que no era necesario quitarlo para hacer las necesidades.

El SK-1 se fabricó estrictamente según los estándares del primer grupo de astronautas, es decir, no era universal. El traje espacial junto con el casco pesaba 20 kg. Era imposible ponérselo sin ayuda. Había una instrucción clara de cómo hacerlo: en qué orden poner las piernas, los brazos, etc. Pero el traje se lo tenía que quitar uno mismo.

En realidad, Gagarin llevaba varias capas de ropa: ropa interior, un traje a prueba de calor, una capa de lavsan, una capa de goma y, por último, una funda naranja. Pero, ¿por qué no debería haber sido captado por la cámara en esto?

El hombre de la misión secreta 

Se trata del secreto especial del traje espacial. Se considera, con razón, una creación soviética: los materiales y todas las creaciones de la carrera espacial eran secreto de Estado. La chaqueta exterior de color naranja brillante tenía, entre otras cosas, la intención de ocultar a las miradas indiscretas lo que había debajo.

La nave espacial Vostok

La nave espacial Vostok.

Yuri Gagarin, entre otras instrucciones, recibió la orden de tomar medidas para salvar o destruir el traje espacial tras el aterrizaje, sin importar dónde se produjera. Para controlar el proceso, uno de los ingenieros del traje, Ota Mihrabánovich Bajramov, fue enviado a Gagarin. El 12 de abril de 1961, llevó a cabo una misión secreta que sólo unos pocos conocían.

Bajramov debía recibir un traje espacial de Gagarin o del jefe del equipo de búsqueda y rescate en la zona de aterrizaje. Ese día, un ingeniero con una misión secreta fue captado en varias fotos de aficionados. Los habitantes de la ciudad de Engels confundieron a un hombre grande con sombrero y abrigo de piel de oveja con un guardaespaldas del cosmonauta y un miembro del servicio de seguridad del Estado encargado de cuidar al héroe nacional. Pero la verdad era mucho más prosaica. Bajramov simplemente había ido a buscar un traje.

RBTH

About ELCOMUNISTA.NET (86228 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: