Advierten sobre un «cambio climático catastrófico» por el plan de EE.UU. de suministrar más gas natural a Europa

El acuerdo entre Washington y Bruselas tiene como objetivo disminuir la dependencia del hidrocarburo ruso, pero afianzará la dependencia de los combustibles fósiles, afirman los ambientalistas.

La decisión de la Unión Europea de incrementar la importación de gas natural licuado de EE.UU., en un intento por alejarse de los hidrocarburos rusos, podría significar una «catástrofe» para la crisis climática, advierten grupos ambientalistas citados por The Guardian.

La semana pasada, Bruselas y Washington llegaron a un acuerdo mediante el cual en 2022 el país norteamericano proporcionará 15.000 millones de metros cúbicos adicionales de gas a la UE. Esto representa alrededor de una décima parte del gas que el bloque comunitario obtiene actualmente de Rusia, que suministra el 40 % del total de hidrocarburo que consume la región. Pero la importación de gas estadounidense aumentará aún más, puesto que la Unión Europea pretende recibir hasta 50.000 millones de metros cúbicos anuales de EE.UU. y otros países productores.

Sin embargo, los grupos ambientalistas han reaccionado a dicho acuerdo con alarma, argumentando que la decisión podría sentar las bases para un largo periodo de mayor uso de gas, cuando el mundo debería estar tomando medidas para eliminar gradualmente los combustibles fósiles con el fin de evitar un «cambio climático catastrófico».

«Caprichos de las industrias codiciosas»

«Deberíamos hacer una transición rápida hacia una energía limpia asequible, sin duplicar los combustibles fósiles», defendió la directora de campañas energéticas en la organización estadounidense Sierra Club, Kelly Sheehan. «Reducir la dependencia de los combustibles fósiles es la única forma de dejar de ser vulnerable a los caprichos de las industrias codiciosas y la geopolítica», agregó.

Según The Guardian, en los últimos años EE.UU. se ha convertido en un importante exportador de energía, con la tecnología del ‘fracking’ ayudando a aprovechar sus enormes reservas de gas. Tras ser congelado, el gas natural licuado se puede cargar en barcos y exportar a todo el mundo. El país norteamericano ya está operando casi a su máxima capacidad de producción de este hidrocarburo.

En este contexto, ya se han entregado permisos federales para la construcción de 16 terminales de gas natural licuado a lo largo de la costa del golfo de México estadounidense. El acuerdo con la UE podría acelerar la realización de esos proyectos.

«Dependencia de combustibles fósiles»

«Permitir la expansión de nuevas instalaciones y ampliar las capacidades de exportación de gas afianzará la dependencia de combustibles fósiles volátiles y riesgosos durante décadas, lo que significaría un desastre para nuestro clima y las comunidades de la costa del golfo de México, que ya están sobrecargadas», dijo Sheehan.

El presidente estadounidense Joe Biden ha insistido en que el plan no comprometerá sus objetivos de contribuir a detener el calentamiento global, alegando que el conflicto ucraniano servirá como un «catalizador» hacia las energías renovables.

En el 2021, la Agencia Internacional de la Energía indicó que para limitar el calentamiento global en 1,5 °C es necesario evitar la construcción de nuevas infraestructuras para combustibles fósiles. De acuerdo con la comunidad científica, un incremento de la temperatura por encima de dicho nivel aumentará drásticamente los riesgos de olas de calor, inundaciones, sequías e incendios forestales, así como el desplazamiento de personas.

RT

About ELCOMUNISTA.NET (86362 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: