¿Qué eran los clubes de trabajadores en la URSS?

Estas instituciones querían convertir a las masas en trabajadores cultos, proactivos con formación política y militantes comunistas.

Los primeros años revolucionarios en Rusia fueron un periodo de agitación social y política, pero también de auge cultural y entusiasmo por el nuevo modo de vida soviético.

Millones de personas, que creían en la idea de la Unión Soviética y apoyaban a los bolcheviques en los primeros años revolucionarios en Rusia, aspiraban a construir una sociedad completamente nueva.

Este propósito tan ambicioso requería una institución social que ayudara a cultivar un determinado tipo de individuo, a la vez que mantuviera a la gente entretenida y socializada. Los clubes de trabajadores patrocinados por el Estado se convirtieron en la respuesta.

Justo después de la Revolución Rusa, se construyeron centros culturales en muchos lugares. Cada asentamiento, pueblo o ciudad tenía su propio club de trabajadores.

Devchata / dirigido por Yuri Chulyukin, 1962,

En 1920 se determinaron las principales funciones sociales de los centros culturales. Estas instituciones debían promover el desarrollo de los clubes de teatro, la educación musical de las masas, las bellas artes, los museos, la educación física y los deportes.

Cerca del club del pueblo en la aldea Koltsovka de la granja estatal de Stalin. Chuvashia, 1940

Cerca del club del pueblo en la aldea Koltsovka de la granja estatal de Stalin. Chuvashia, 1940.

Un club obrero estándar solía incluir un teatro, un cine, una biblioteca, actividades socioculturales y educativas para adultos y niños, talleres de artesanía y, a veces, un salón de baile y un salón para diversas actividades deportivas. En general, era un espacio donde los trabajadores podían recrearse, socializar y aprender después de un turno.

Escolares cerca de la Casa de la Cultura de la granja colectiva que lleva el nombre de Vladímir Lenin, distrito de Leninsky, la región de Moscú. 1963.

Escolares cerca de la Casa de la Cultura de la granja colectiva que lleva el nombre de Vladímir Lenin, distrito de Leninsky, la región de Moscú. 1963.

Los clubes de trabajadores de la URSS se organizaban en estrecha colaboración con el Estado. Las autoridades utilizaron esta institución social de gran popularidad para promover  los ideales del nuevo gobierno soviético. Se suponía que los clubes de trabajadores debían convertir a las masas de trabajadores en comunistas culturales, proactivos, políticamente alfabetizados y defensores del socialismo.

En una carta al personal de una fábrica fechada el 7 de noviembre de 1922, el líder del primer Estado soviético, Vladímir Lenin, se dirigió a sus trabajadores: “Hoy, en el día del quinto aniversario de la revolución, acojo con especial satisfacción la apertura de vuestro club y expreso la esperanza de que vosotros, los obreros y empleados de la central eléctrica estatal […] juntos seréis capaces de convertir este club en uno de los puestos más importantes para la educación de los trabajadores”.

Bailando en el club del pueblo.

Bailando en el club del pueblo.

En los primeros años de la Unión Soviética, los clubes de trabajadores ocupaban mansiones, iglesias y otros edificios vacíos, que habían perdido su función tras la revolución. Mientras que una pequeña cabaña podía ser suficiente para albergar un club obrero en un asentamiento minúsculo y remoto, en las grandes ciudades, había múltiples casas obreras. Por ello, algunas de las mayores casas para trabajadores se crearon para los empleados de determinadas fábricas y fabricantes.

En estos casos, la escala de la construcción a menudo correspondía a la enorme escala del objetivo proclamado. Algunas de las casas de los trabajadores eran extremadamente lujosas y simbolizaban el espíritu pionero del nuevo estado soviético.

Salón común de los estudiantes del Instituto de Transporte Acuático

Salón común de los estudiantes del Instituto de Transporte Acuático.

Curiosamente, la idea de crear lugares donde los trabajadores que acudían a las ciudades desde las zonas rurales pudieran recrearse, socializar y aprender no fue una invención soviética. Las primeras casas para trabajadores -conocidas entonces como casas populares- fueron creadas por el gobierno zarista antes de la revolución. La idea detrás de esta política era ocupar, pacificar y educar a los nuevos habitantes de las ciudades industriales en rápido crecimiento, para que su presencia no amenazara la seguridad pública.

La casa popular Vvedenski fue uno de esos edificios erigidos en Moscú. Construida en 1903, fue una de las casas populares construidas en las afueras de las zonas industriales de Moscú durante la época zarista. En el teatro que funcionaba como parte de la institución se representaban obras de Shakespeare, Ostrovski y Chéjov.

La casa popular Vvedenski

La casa popular Vvedenski.

El Club Rusakov de Moscú fue construido para la Unión de Trabajadores Comunales en 1929. Su característica principal son los enormes bloques que sobresalen del cuerpo principal del edificio.

El Club Rusakov de Moscú

El Club Rusakov de Moscú.

Algunas de las casas de los trabajadores también se llamaban palacios de la cultura. Este particular palacio de la cultura fue construido para los trabajadores de la fábrica ZIL en 1931 en Moscú.

La fábrica ZIL

La fábrica ZIL.

Este es un ejemplo de club obrero en Leningrado (actual San Petersburgo). El edificio se construyó a finales de la década de 1920.

El club obrero en Leningrado

El club obrero en Leningrado.

Muchos de los edificios donde se ubicaban los clubes obreros conservan hoy sus funciones. Albergan teatros, museos, casas de cultura y otras instituciones públicas.

RBTH

About ELCOMUNISTA.NET (86212 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: