A vueltas con el Sáhara Occidental

La cuestión del Sáhara Occidental sigue ahí, pese a décadas de ignoro, y los dos últimos años, guerra mediante, lo demuestran.

Por Alejandro José*

*Activista comunista.

El pueblo saharaui vuelve a sufrir, en estas semanas, una traición por parte del estado español, y este servidor se pregunta, ¿qué más pruebas hacen falta para evidenciar el claro fracaso de la «vía amistosa» con el estado español, que desde el Frente Polisario se lleva sosteniendo casi tantas décadas como el inicio del conflicto con Marruecos?

España fue, es, y por el momento seguirá siendo, una potencia imperialista. Venida a menos desde hace décadas, subordinada muchas veces a intereses «superiores» (como la OTAN nos recuerda a cada rato, por ejemplo), sí… pero potencia imperialista, a fin de cuentas.

El estado español no se posicionará con el pueblo saharaui porque sus luchas (la lucha burguesa capitalista española y la lucha popular saharaui) son luchas antitéticas: España lucha por su pervivencia y su cada vez más lastrada hegemonía mundial, los saharauis luchan por el poder popular de su pueblo. Si España favoreciera una lucha así estaría pegándose un tiro en el pié; España o cualquier estado imperialista.

España usa y usó al Sáhara Occidental a conveniencia, tanto en el terreno (cuando aún era su potencia colonialista a todos los efectos) como desde fuera (desde que vendió el territorio al reino alauí y el estado mauritano y pasó a ser potencia administradora -de iure-). «Nadie da duros por pesetas», se suele decir por mi tierra: Utilizaron al Sáhara Occidental como posesión colonial y, desde que la vendieron, la usan como método de presión al estado marroquí.

También usó (y en cierta medida aún usa) al Sáhara Occidental, concretamente al Frente Polisario, para torpedear el movimiento anticolonial canario, que durante un tiempo fue aliado en la lucha de liberación de los pueblos africanos y que ahora se divide ante la cuestión saharaui por dicho uso españolista del Frente.

¿Señalar al PSOE, como se hace estos últimos días, servirá de algo? Evidentemente no. Porque no es una cuestión del PSOE, no es una cuestión de gobierno, es una cuestión de estado. Y ahí el Sáhara Occidental siempre tendrá las de perder. España no apoyará, como estado imperialista, un movimiento popular de autodeterminación ni dinamitará sus relaciones de estado (que no de gobierno) con Marruecos por ello , y los actos de todos estos años lo demuestran. Y aquí Canarias puede (y debe, a mi entender) servir como reflejo de cómo eso es así, pues España y Argelia, con el Frente Polisario y la «izquierda» españolista del archipiélago como participe, arreglaron sus acuerdos estatales en detrimento del movimiento anticolonial canario que, hasta entonces, participaba como uno más en los entramados revolucionarios que se gestaban con apoyo argelino.

Aferrarse a la defensa de la «vía españolista» solo generará postergación de la problemática y frustración para el pueblo saharaui. Y mirar para otros estados imperialistas, con mejor posición que España (como Francia, por ejemplo) será recibir «más de lo mismo». Las potencias imperialistas se valen de las luchas populares en tanto en cuanto pueden favorecer en una o varias cuestiones concretas a sus intereses, pero no irán más allá de ellos porque les resulta contraproducente.

En todo este dificultoso entramado también el estado argelino y sus intereses juegan un papel fundamental. Argelia dejó de ser cuna de movimientos revolucionarios hace tiempo y tiene problemáticas internas con las luchas populares que no alimentará favoreciendo determinantemente la cuestión saharaui (a no ser que estallara un conflicto bélico con el reino alauí, lo cual parece bastante improbable hoy por hoy). Se usó y se usa al Sáhara Occidental como método de presión con el estado vecino. «Por interés te quiero Andrés», otro dicho común por el archipiélago.

Qué vía posibilitará el éxito de la lucha popular saharaui no está del todo claro, porque varias son las posibilidades para ello y todas se antojan, a ojos de quien escribe, dificultosas, pero lo que la experiencia y los hechos actuales evidencian es que esperar un movimiento favorable por parte del estado español a la causa será tan infructuoso como esperar que un olivo dé almendras, y que sólo mediante la lucha de los pueblos, de las clases populares, se puede garantizar el inicio de la auténtica defensa de los intereses de los oprimidos.

«Sólo por la rebelión, por la audacia y la valentía llegan los pueblos a su mejoramiento y su libertad.»

Secundino Delgado Rodríguez.

About ELCOMUNISTA.NET (86246 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: