El IPC en España cerró en marzo en el 9,8 % por el precio de la luz, gasolinas y alimentos, su mayor tasa desde 1985

La cifra se sitúa más de dos puntos por encima de la registrada en febrero y se mantiene sin cambios respecto al dato adelantado.

La inflación subyacente ha aumentado cuatro décimas, hasta colocarse en el 3,4 %, cifra récord desde 2008.

El aumento desbocado de los precios de la energía por la guerra en Ucrania ha disparado el Índice de Precios de Consumo (IPC) a niveles no vistos en casi cuatro décadas, hasta una tasa interanual del 9,8 %. Hace falta remontarse hasta mayo de 1985 para encontrar un dato similar, tal como confirma este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE), que mantiene sin cambios el dato adelantado a finales del mes pasado. 

La cifra se sitúa más de dos puntos por encima de la registrada el mes anterior (7,6 %), cuando las consecuencias económicas de la invasión rusa aún no habían impactado de lleno en los precios. De hecho, la mayor parte de esta subida se explica por el repunte en el grupo de la vivienda (0,9 puntos), principalmente por la subida de la electricidad, que ha alcanzado un nuevo récord en marzo; y del transporte (0,7 puntos), por el alza de los carburantes, que han llegado a rozar de media los 2 euros por litro.

El INE también revela que este repunte interanual del 9,8 % tiene en cuenta la rebaja del impuesto especial sobre la electricidad y las variaciones sobre otros impuestos puestas en marcha por el Gobierno desde el pasado año para contener los precios de la energía. Sin tener en cuenta estos descuentos, la tasa se elevaría hasta el 10,7 %, nueve décimas más que la tasa general, tal como refleja el IPC a impuestos constantes.

En lo que respecta a la inflación subyacente, que no tiene en cuenta los alimentos no elaborados ni productos energéticos, aumentó en el tercer mes del año cuatro décimas, hasta el 3,4 %. Se trata de la tasa más elevada desde septiembre del 2008, y se sitúa más de seis puntos por debajo de la tasa general del IPC.

De esta forma, el IPC continuó en marzo la senda alcista iniciada el pasado año y encadena su decimoquinta tasa positiva consecutiva. Desde que hace un año el IPC se situara en el 0 %, la evolución del indicador refleja cómo se ha desbocado la inflación: del 1,3 % en marzo pasó al 2,2 % en abril, al 2,7 % en mayo y junio, al 2,9 % en julio, al 3,3 % en agosto, al 4 % en septiembre, al 5,4 % en octubre, al 5,5 % en noviembre, al 6,5 % en diciembre, al 6,1 % en enero y, en última instancia, coincidiendo con el inicio de la guerra en Ucrania, al 7,6 % en febrero.

Los expertos estimaban que la inflación llegara a su cota más alta en febrero y que luego fuera reduciéndose de manera gradual; sin embargo, la invasión rusa ha impulsado al alza los precios de la energía, lo que provocará que la escalada inflacionista continúe en los próximos meses. De hecho, el Banco de España prevé que la inflación siga en cotas “muy elevadas” hasta el tercer trimestre del año y que cierre en el 7,5 %, por término medio, en 2022.

La luz se ha duplicado en el último año

Tal como señala el INE, este histórico repunte interanual se debe principalmente al incremento de los precios de la electricidad y del gasóleo para calefacción, que crecieron un 80 % con respecto a hace un año, en contraste con el aumento del 39,6 % a principios de año; pero también al aumento de los precios de los carburantes para vehículos personales, que subieron un 25,4 %; de la restauración y los servicios de alojamiento (un 17,7 % más); los servicios financieros (10,6 %) y al encarecimiento «generalizado» de los alimentos (6,9 %), con especial incidencia del pescado y el marisco, de la carne, de las legumbres y hortalizas, y de la leche, el queso y los huevos.

El principal componente fue la electricidad, que se encareció en el último año un 107,8 %, por encima de los combustibles líquidos (83 %), los hidrocarburos licuados como el butano o el propano (33,6 %) y el gas natural (17,3 %). Este repunte incluye las rebajas impositivas aplicadas a la factura de la electricidad; sin ellas, la subida interanual del precio de la luz sería del 137,9 % en marzo, lo que supone que en un año el precio se ha más que duplicado.

En el ámbito de los transportes, por su parte, el precio del gasóleo se apuntó un alza del 45,6 % y la gasolina se encareció un 33,6 %. Sin ir más lejos, los combustibles en marzo registraron un récord histórico, superando por primera vez los 1,8 euros por litro, aunque en esta última semana han descendido un 10 % debido al descuento de 20 céntimos aprobado por el Gobierno desde el 1 de abril. Y en cuanto a la alimentación, otros aceites comestibles (donde se incluye el de girasol) y el aceite de oliva registraron los mayores incrementos con repuntes del 46,1 y del 32,9 %, respectivamente, muy por encima de la pasta (21,4 %), la leche (11,4 %) o los huevos (11 %).

Nueve comunidades autónomas tienen un IPC de dos dígitos

Aunque la tasa general del IPC aún no llegue a los dos dígitos, existen grandes diferencias entre las comunidades autónomas, donde sí se supera incluso el 11 %. En Castilla-La Mancha el alza internanual fue del 11,7 %, en Castilla y León del 11 % y en Aragón del 10,7 %. Por contra, las comunidades que muestran los repuntes interanuales de precios menos pronunciados son Canarias, con una tasa del 8,4 %; Madrid (9 %), y Baleares, con una tasa del 9,4 %.

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (86192 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: