El Presidente catalán pide explicaciones al Gobierno español sobre el espionaje a independentistas y Puigdemont lo compara con el GAL

Un reportaje de The New Yorker detalla que varios dirigentes fueron supuestamente víctimas del sistema Pegasus.

Se trata de un programa que solo pueden comprar gobiernos y fuerzas de seguridad.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha exigido este lunes al Gobierno que dé explicaciones inmediatas sobre el supuesto espionaje a más de 60 dirigentes independentistas mediante un programa que solo pueden adquirir los Estados, mientras el expresidente Carles Puigdemont lo ha comparado con un «GAL» digital.

Aragonès es uno de los dirigentes independentistas que supuestamente fueron víctimas del sistema de ciberespionaje Pegasus, de la empresa israelí NOS Group, según revela una investigación periodística de The New Yorker, con datos obtenidos por el laboratorio The Citizen Lab.

El reportaje detalla que más de 60 dispositivos móviles de dirigentes independentistas, entre ellos Aragonès y los expresidentes Artur Mas, Carles Puigdemont y Quim Torra, habrían sido objeto de espionaje por parte de Pegasus, un programa que únicamente pueden comprar gobiernos y fuerzas y cuerpos de seguridad para combatir crimen y terrorismo.

Aragonès asegura que es una «vergüenza injustificable»

En un hilo en Twitter, Aragonès asegura que la «masiva» operación de «espionaje» contra el independentismo catalán es una «vergüenza injustificable», ya que supone un «ataque extremadamente grave» a la democracia y a los derechos fundamentales y es «un ejemplo más» de la «represión contra un movimiento pacífico y cívico».

«Este programa de espionaje solo puede ser adquirido por los Estados. El Gobierno español tiene que dar explicaciones inmediatas y llegar hasta el final. Sin excusas. Espiar a representantes públicos, abogados o activistas de los derechos fundamentales civiles es una línea roja», insiste Aragonès, que garantiza que la Generalitat apoyará a los afectados y evaluará las acciones a tomar: «Llegaremos hasta donde sea necesario».

«La impotencia de sentirse vulnerable, de sentir como tú y los tuyos habéis estado expuestos, se convierte en firmeza para seguir defendiendo los objetivos políticos. Nada ni nadie nos hará dejar de luchar por la amnistía, el referéndum y la independencia», agrega Aragonès.

Puigdemont: un «nuevo GAL, versión digital»

Por su parte, el expresidente catalán Carles Puigdemont ha exclamado en Twitter que este supuesto espionaje es un «nuevo GAL, versión digital». «Hemos sido espiados de forma masiva e ilegal a través de un programa que solo pueden tener los Estados. Políticos, abogados y activistas, víctimas de la guerra sucia del Estado español para luchar contra una idea legítima», lamenta Puigdemont.

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, de JxCAT, que también figura en la lista, ha denunciado que este caso demuestra que a los independentistas les persiguen «por tierra, mar y aire». «Nos pegan cuando votamos, nos asedian judicialmente, nos encarcelan y ahora sabemos que también nos espían. Se ve que algunas finalidades justifican todos los medios», ha señalado.

En la misma línea, el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras (ERC) ha denunciado que este lunes se ha «confirmado» que el movimiento independentista ha sido víctima «del caso de espionaje ilegal más grande del mundo» y ha prometido que ello «no quedará impune». La CUP ha destacado que este caso no tiene «precedentes» en la Unión Europea, ya que se trata del «mayor» episodio de «ciberespionaje» que se ha certificado hasta ahora.

Amnistía Internacional pide medidas a la UE 

En un comunicado, Amnistía Internacional (AI) ha criticado que los Veintisiete «no están acabando con las violaciones desenfrenadas de derechos humanos cometidas con software espía» y asegura que ha podido verificar «de manera independiente» el uso de esos sistemas contra dirigentes independentistas, periodistas y otros miembros de la sociedad catalana.

Amnistía destaca en su nota que entre los objetivos confirmados se incluyen Elisenda Paluzie y Sònia Urpí García, de la Assemblea Nacional catalana, «una organización que busca la independencia política de Cataluña de España». El teléfono de la periodista Meritxell Bonet también fue «hackeado» en junio de 2019, constata AI, mientras que el profesor universitario y activista catalán Jordi Sànchez fue espiado con Pegasus desde septiembre de 2015 hasta julio de 2020, dice AI, con sede en Londres.

En octubre de 2020, Amnistía Internacional España escribió al Gobierno español pidiéndole información sobre todos los contratos con empresas privadas de vigilancia digital, que no fue revelada.

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (86192 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: