El Gobierno español salva el decreto anticrisis gracias a Bildu pero agrava su crisis con ERC por el espionaje Pegasus

El Gobierno español ha logrado sacar adelante en el Congreso su decreto anticrisis por la guerra en Ucrania pero lo ha hecho sin la mayoría de la investidura y con el malestar creciente entre sus socios parlamentarios por el supuesto espionaje vía Pegasus al independentismo, por el que ERC ha votado finalmente ‘no’ como un “primer aviso” al Gobierno. La crisis por el espionaje se agrava y la relación con Esquerra vive sus momentos más tensos de la legislatura.

El decreto ha salido adelante con un resultado muy ajustado gracias a los 176 votos a favor de PSOE, Unidas Podemos, PNV, Bildu, PDeCAT, Más País, Compromís, PRC, Nueva Canarias, BNG y Teruel Existe. Ha habido 172 ‘noes’ (PP, Vox y Cs) y una abstención (CC). La Cámara, además, ha decidido que se tramite como proyecto de ley.

Tras la votación, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lo ha celebrado ante los periodistas como una “noticia muy positiva” y «francamente tranquilizadora» para el conjunto de la ciudadanía, y ha añadido: “Ha prevalecido el interés general frente a la politiquería de algunos, que anteponen sus intereses partidistas al bien común” en estos momentos de «incertidumbre». Aquí, ha cargado directamente contra la política «malsana» del PP y «otros partidos» del «cuanto peor, mejor». Sánchez canceló este miércoles el viaje que tenía previsto a Polonia y Moldavia para poder acudir a la votación en el Congreso, con la previsión de que ésta sería muy ajustada.

El pleno había comenzado aún con la incógnita de qué harían partidos como ERC o EH-Bildu a un decreto dotado con 16.000 millones de euros que, entre otros, incluye una bonificación generalizada de los combustibles, la extensión de las medidas fiscales a la energía, un aumento del 15% en el Ingreso Mínimo Vital o la ampliación del bono social a 600.000 familias. Eso sí, está abierto a cambios después de que el Ejecutivo cediera este miércoles a última hora ante la presión de los grupos para tramitarlo como proyecto de ley y así permitir modificaciones de los partidos.

El Gobierno recaba el apoyo de PNV y Bildu pero no de ERC

Pero al subir a la tribuna, Mertxe Aizpurúa (EH-Bildu) ha confirmado el voto a favor de los cinco diputados abertzales «por responsabilidad» y «por la gente», que “no puede ni debe ser quien pague las consecuencias de los graves errores de este Gobierno”, pero “no” por el Ejecutivo, a quien ha criticado duramente por el supuesto espionaje. Con ello, el Gobierno se aseguraba ya los votos necesarios, pero Bildu ha lanzado esta advertencia en referencia a Pegasus: «La responsabilidad y el respeto deben ser mutuos y espiar a quienes permitimos que este Gobierno avance no lo es», le ha espetado.

Más duro se ha mostrado ERC, que comunicaba poco después su voto en contra al considerar que el Ejecutivo no ha asumido responsabilidades por el espionaje y porque tampoco ha dimitido la ministra de Defensa, Margarita Robles, a quien el independentismo pide su cabeza, especialmente tras considerar que un día antes “justificó” el espionaje en el Congreso. Desde la tribuna, la diputada Montse Bassa (hermana de la indultada del ‘procés’ Dolors Bassa) ha mostrado su teléfono móvil y ha dicho: «Si quieren conocer qué vamos a votar, pregunten al CNI o a la ministra Robles». “Conocen intimidades de nuestras familias y amigos: esta es su democracia plena”, ha criticado.

Las relaciones entre el Gobierno de Pedro Sánchez y Esquerra viven sus momentos más tensos en lo que va de legislatura y no solo en lo relativo al Congreso, sino también a la relación con Cataluña, donde el Govern ha “restringido al mínimo” su relación con el Ejecutivo y ha congelado la mesa de diálogo.

El independentismo en general ha sido muy crítico en el Congreso con el Gobierno. Junts ha vuelto a asegurar que Sánchez, «por acción u omisión», es el «máximo responsable del ‘CatalanGate'» y ha advertido indirectamente a ERC: «El independentismo no puede regalar estabilidad a un Gobierno que nos espía». El único partido independentista catalán que ha votado a favor del decreto ha sido el PdeCat, que ha destacado que lo ha hecho por «responsabilidad» porque su «prioridad» es «mejorar la vida de los ciudadanos» y no «castigar al Gobierno».

Sánchez también ha contado con el voto a favor del PNV, otro socio preferente del Ejecutivo, quien ha celebrado que se vaya a tramitar como proyecto de ley. Eso sí, ha pedido que se tramite “de forma rápida y de verdad” porque “lo cierto es que hasta ahora los decretos están parados y los grupos no pueden mejorarlos”. Su diputada Idoia Sagastizábal ha aprovechado también para cargar contra el «grave» espionaje: «No se puede estar constantemente transitando la cuerda floja porque al final te acabas cayendo».

Las críticas por el espionaje se han extendido entre otros socios parlamentarios como Más País y Unidas Podemos, socio de la coalición, ha advertido al Gobierno de que debe «proteger» la mayoría de la investidura. Su portavoz, Pablo Echenique, ha criticado sin mencionar a Robles que este miércoles «intentara dinamitar la mayoría progresista y plurinacional» por considerar que justificaba el espionaje a independentistas: «Mi propia fuerza política ha sido espiada por las cloacas del Estado y agradecemos también las responsabilidad que han demostrado en el pasado esos grupos que conforman la mayoría progresista», ha señalado en referencia a ERC: «Ser progresista también es defender la democracia y un espionaje masivo por motivos políticos no es democrático».

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (86319 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: