España pierde 100.200 empleos en el primer trimestre y el paro crece en 70.900 personas hasta el 13,65 %

El mercado laboral arrancó el año perdiendo ocupados y ganando desempleados, en pleno descontrol de los precios y con la incertidumbre de las consecuencias de la guerra de Ucrania. Los primeros tres meses del año suelen ser malos en términos de empleo, si bien en esta ocasión fueron peores que en ejercicios anteriores a la pandemia. Y es que, a pesar de que el número de ocupados se consolida por encima de los 20 millones de personas, España ha perdido de enero a marzo 100.200 empleos, frente a los 90.000 del ejercicio anterior a la irrupción del coronavirus; mientras que el número de parados se ha elevado en 70.900 personas, hasta los 3,17 millones, un dato lejos de la subida de casi 50.000 desempleados de 2019.

Así lo recoge la Encuesta de Población Activa (EPA) difundida este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la primera que evidencia el golpe de la invasión rusa sobre la actividad económica de España, que se ha visto en gran medida afectada por la crisis energética, disparando la inflación en marzo hasta el 9,8 % y provocando paros en algunos sectores y escasez de materias primas. Además de la caída de ocupados y el aumento del desempleo, otra de las consecuencias es el descenso de 29.400 personas activas, hasta los 25.259.400.

La cara amable de la estadística la representan los datos de contratación indefinida, impulsada por la reforma laboral. España superó los 12,8 millones de trabajadores por primera vez en la serie histórica, tras sumar más de 164.000 personas a lo largo del trimestre. Al mismo tiempo, la eventualidad en el sector privado cayó en 260.000 personas. Es decir, dos de cada tres empleos temporales perdidos se compensaron con fijos. En cuanto a los autónomos, disminuyeron en 55.700 personas en variación trimestral.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha señalado que las cifras de empleo del primer trimestre del año nunca son positivas y ha optado por destacar «datos muy importantes», como los 20 millones de ocupados, entre ellos 9,3 millones de mujeres, o la reducción de más de 9 puntos en la tasa de desempleo juvenil. «La semana que viene conoceremos ya no una encuesta, sino datos de paro registrado de contratación y protección social. Verán que la tendencia es positiva», ha concluido.

España pierde más de 100.000 empleos

Con todo, no ha sido un buen trimestre en lo que respecta al empleo. España perdió de enero a marzo un total de 100.200 trabajadores respecto al trimestre anterior, dejando el número de ocupados en 20.084.700. Es el tercer trimestre consecutivo que se supera la barrera histórica de los 20 millones, si bien la tendencia se invierte con respecto a los meses anteriores.

Para el Ejecutivo, las cifras están «en línea» con otros años y mantener el total por encima de los 20 millones «pone de manifiesto el dinamismo del mercado laboral». No obstante, y una vez dada por superada la pandemia con la eliminación de las restricciones, el dato es peor que el del mismo periodo de 2019, donde se destruyeron 93.500 empleos; pero también del registrado en 2017 y 2016, cuando el número de empleos perdidos se situó por debajo de los 70.000.

En un mercado laboral tan estacional como el español, la EPA refleja un deterioro del empleo tradicional en los tres primeros meses del año, que acusan el final de la campaña navideña; este año, además, se da la circunstancia de que la Semana Santa ha caído fuera del primer trimestre. Así, por sectores, la ocupación aumentó este trimestre en la Construcción, en 30.300 personas más, impulsado por el auge en el sector de la vivienda; y disminuyó en la Industria, con 68.000 trabajadores menos; en los Servicios, que perdieron 50.100 empleados; y en la Agricultura, con 12.500 menos. Por otro lado, el sector público perdió algo más de 7.000 empleos, mientras que el sector privado destruyó 93.000.

También hubo notables diferencias en lo que se refiere a la edad: el mayor aumento en el empleo se dio en el grupo de 20 a 24 años, con 21.200 ocupados más. Por contra, bajó en mayor medida de 35 a 39 (78.000 menos) y de 40 a 44 (60.700 menos). Y, de nuevo, el sector más castigado es el sector femenino: la ocupación cayó en 60.700 mujeres, hasta las 9.293.400. En el caso de los hombres, se destruyeron 39.600 empleos ocupados por el sexo masculino, hasta los 10.791.300.

El mal dato del mes en términos de ocupación se compensa en términos de actividad. El número total de horas trabajadas aumentó un 5 %, alcanzando su mayor nivel desde el 2009. Esto es síntoma de que el tejido empresarial va recuperando volumen de negocio y deja atrás mecanismos como el de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

El paro se eleva en 70.900 personas

Los malos datos también se repiten en el desempleo, que vuelve a subir tras cinco trimestres de caídas consecutivas. El paro en España ha subido de enero a marzo en 70.900 personas, lo que eleva el número total de desempleados hasta los 3.174.700. El incremento es inferior al de 2020, cuando se sumaron 121.000 parados, pero está por encima de los 49.900 de los tres primeros meses de 2019.

Con esta evolución, la tasa de paro se sitúa en el 13,65 %, lo que supone 32 centésimas más que en el trimestre anterior. Por contra, la tasa de paro juvenil se reduce en el primer trimestre del año, pasando del 30,69 % del cierre del ejercicio anterior al 30,18 % actual.

De nuevo, el desempleo se ceba con las mujeres: mientras el número de hombres en paro aumentó en 29.000 personas, situándose en 1.477.300; las mujeres que buscan un empleo aumentan en 41.800, hasta sumar 1.697.500, lo que deja la tasa de paro femenina en el 15,44 %, frente al 12,04 % de paro entre los hombres. 

Y, por comunidades, las mayores bajadas trimestrales se dieron en Andalucía (45.900) y Comunidad Valenciana (37.900) y los mayores incrementos se produjeron Comunidad de Madrid, con 68.500 parados más; Baleares, 23.100, y Canarias, 15.500. Así, Canarias y Andalucía vuelven a liderar las tasas de paro en España, con un 20,3 % y un 19,43 %, respectivamente; mientras que País Vasco repite como la región con la tasa más baja (8,69 %), lejos de Aragón (10,14 %).

Los hogares con todos sus miembros en paro suben a 1,05 millones

El relativo deterioro del mercado laboral en el primer trimestre también se refleja en la situación de los hogares españoles: repuntan en 29.000 los que tienen a todos sus miembros activos en paro, hasta sumar 1.052.900; mientras que disminuyen en 22.300 los hogares en los que todos trabajan, que son 11.049.700, uno de cada dos.

Si se analiza la situación en los últimos doce meses, se observa que los hogares con todos los miembros en paro han caído en 173.300, mientras que aquellos en los que todos trabajan han subido en 630.800. Otro dato que refleja que el mercado laboral español pierde impulso, aunque conserva la inercia.

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (87073 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: