Occidente creó en Ucrania un reducto neofascista, alerta embajador ruso en Nicaragua

El bastión neofascista creado por las potencias occidentales en Ucrania amenaza a Rusia, pero también a la estabilidad continental, advirtió este domingo el embajador de Moscú en Nicaragua, Alexandr Jojolikov.

«Tras el golpe de Estado de 2014 en Ucrania, los países de Occidente, encabezados por Estados Unidos, han creado ahí deliberadamente un verdadero reducto neofascista. Como resultado, este país no solamente se convirtió en una amenaza para Rusia, sino también para la paz y la estabilidad de todo el continente europeo», afirmó Jojolikov en artículo facilitado a Sputnik.

El diplomático eslavo reiteró que la operación rusa en Ucrania busca poner fin a ocho años de guerra y genocidio en Ucrania, y advirtió que los adversarios del Kremlin subestiman a su país como antaño hizo la Alemania nazi.

En mensaje a propósito del 77 aniversario de que el Ejército Rojo tomara Berlín, capital del Tercer Reich, Jojolikov señaló que Occidente desarrolla una guerra híbrida a gran escala contra Rusia, la cual incluye el desprestigio mediático y el fomento de la rusofobia.

«Las sanciones comerciales, económicas y de otro tipo sin precedentes impuestas a Rusia, tienen como objetivo destruir la economía de nuestro país, debilitar su poderío militar y crear obstáculos en la lucha contra la «plaga marrón» que vuelve a amenazar a la humanidad», agregó.

El también representante de Moscú en El Salvador y Honduras aseguró que tales sanciones tienen un efecto bumerán para todo el mundo y los países europeos en especial, con el encarecimiento de los alimentos, combustible, fertilizantes, etc.

«El Occidente está sacrificando a Ucrania y el bienestar de sus propios pueblos, que ya empiezan sufrir consecuencias, para lograr sus objetivos geopolíticos», señaló Jojolikov, quien cuestionó que a dichas potencias les importe en verdad la vida de civiles o soldados ucranianos.

El embajador ruso afirmó que los militares de su país ejecutan de manera ordenada los objetivos y tareas de la operación para liberar «al hermano país eslavo» de la junta neofascista que lo tomó como rehén, y de los laboratorios para el desarrollo de armas biológicas con apoyo de Occidente.

Jojolikov afirmó que ningún tipo de sanciones impedirá que Rusia cumpla su histórico deber ante los héroes de la Segunda Guerra Mundial y la Gran Guerra Patria, esto es, impedir la resurrección del fascismo derrotado en 1945 al precio de 27 millones de vidas soviéticas.

«Sencillamente, no tenemos el derecho moral de actuar de otra manera. El neofascismo debe ser erradicado en Ucrania. Que así sea. Sin duda alguna, la historia nuevamente pondrá todo en su debido lugar», concluyó el diplomático.

Rusia lanzó el pasado 24 de febrero una «operación militar especial» en Ucrania alegando que las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, previamente reconocidas por Moscú como Estados soberanos, necesitaban ayuda frente al «genocidio» por parte de Kiev.

Según el Ministerio de Defensa ruso, los ataques militares no están dirigidos contra instalaciones civiles, sino que buscan inutilizar la infraestructura bélica.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (86319 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: