Marcha por personas desaparecidas en la dictadura uruguaya vuelve a la calle tras dos años

Este viernes la «Marcha del silencio», movilización que se realiza todos los 20 de mayo desde 1996 en reclamo de verdad y justicia para las víctimas de la última dictadura cívico-militar uruguaya (1973-1985), vuelve a las calles tras dos años de virtualidad por la pandemia de covid-19.

«Hoy, al igual que los demás días del año, Todos Somos Familiares. Volveremos a marchar en silencio, sin banderas ni consignas partidarias, reclamando ¿Dónde están? La verdad sigue secuestrada: Es responsabilidad del Estado», publicó este viernes en sus redes sociales la organización de Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos, principal convocante de la movilización.

La organización brindó el jueves una conferencia de prensa en la que insistió en que es el Estado quien debe responder a su reclamo y buscar la verdad sobre los detenidos-desaparecidos.

«Son los tres poderes del Estado los que tienen en sus manos la obligación y la responsabilidad de darnos esas respuestas (…) Ese es nuestro primer reclamo: fue el Estado el que decidió y cometió estos crímenes y el que los mantiene ocultos hasta hoy», leyó Elena Zaffaroni, integrante de Madres y Familiares, ante los medios.

En ese sentido, denunció que «las Fuerzas Armadas, brazo ejecutor del terrorismo de Estado, tienen toda la información detallada de sus operaciones en su poder, en sus archivos, clasificados».

Estos datos «pueden y deben» ser exigidos por «el presidente y el ministro de Defensa, mandos superiores de las Fuerzas Armadas, subordinadas al poder democrático», agregó.

MARCHA DEL SILENCIO

Cada 20 de mayo cientos de miles de personas recorren la principal avenida de Montevideo para exigir verdad y justicia para las víctimas de la dictadura, tanto las que fueron asesinadas, como las que fueron detenidas y permanecen desaparecidas.

La fecha recuerda el asesinato, en 1976 en Buenos Aires, de los entonces legisladores Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz, y los militantes Rosario Barredo y William Whitelaw; los cuatro habían desaparecido dos días antes.

La movilización es encabezada cada año por carteles con imágenes de las personas desaparecidas.

Cuando finaliza la movilización se nombra a las 197 personas desaparecidas, y las decenas de miles de asistentes responden con un «presente» tras cada uno de los nombres.

Debido a la emergencia sanitaria por el covid-19, las últimas dos marchas no pudieron realizarse de forma presencial, pero tuvieron una gran convocatoria a través de redes sociales e intervenciones artísticas.

El símbolo de margarita a la que le falta un pétalo, que representa a las personas desaparecidas de la dictadura, se volvió protagonista y se multiplicó para decir «presente» en tapabocas, remeras, balcones, banderas de autos y muros en todos los rincones del país.

Para este año, regreso de la marcha a las calles, el colectivo Imágenes del Silencio repartirá previo a la movilización en Montevideo 22.000 fotografías entre los asistentes.

Cada imagen tendrá detrás un código QR que brindará información sobre la vida de esa persona desaparecida.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (87248 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: