8 estadounidenses que recibieron el Premio de la Paz en la URSS

Durante la época de Stalin, los dirigentes soviéticos decidieron conceder un Premio de la Paz honorífico a los extranjeros, independientemente de sus opiniones políticas. A lo largo de su existencia, se ha concedido a estos ciudadanos estadounidenses, entre otros.

El Premio Internacional «Por la Consolidación de la Paz entre las Naciones» fue uno de los más prestigiosos de la Unión Soviética. Se creó en 1949 y hasta 1955 se denominó Premio Stalin, luego Premio Lenin.

El premio se concedía cada año a entre cinco y diez ciudadanos de cualquier país del mundo, «independientemente de sus diferencias políticas, religiosas o raciales, por sus distinguidos servicios en la lucha contra los belicistas y por el fortalecimiento de la paz». El ganador recibía una medalla, un diploma y un premio en metálico (unos 25.000 dólares al cambio de aquellos años). Un comité especial decidió quién debía recibir el premio.

1. Arthur Moulton en 1950

De izquierda a derecha: El escritor estadounidense John Howard, el escritor soviético Alexánder Fadeiev, el sociólogo William Edward Burkhardt Dubois, el compositor Dmitri Shostakóvich, el activista social Arthur Moulton, William O. Stapledon, y Kiri Hrovek en la Conferencia Mundia de la Paz

De izquierda a derecha: El escritor estadounidense John Howard, el escritor soviético Alexánder Fadeiev, el sociólogo William Edward Burkhardt Dubois, el compositor Dmitri Shostakóvich, el activista social Arthur Moulton, William O. Stapledon, y Kiri Hrovek en la Conferencia Mundia de la Paz.

Moulton (1873-1962) fue un obispo protestante y activista social. Como sacerdote común, luchó en la Primera Guerra Mundial, sirviendo como capellán en la artillería de campaña y en un hospital militar en Francia. Tras la guerra, ocupó el púlpito como obispo en Utah (EE UU), pero se retiró en 1946 para trabajar por la paz mundial. Rechazó el premio en metálico del Premio de la Paz estalinista, afirmando que «la única recompensa que quiero al trabajar por la paz es la paz».

Por cierto, en 1950, la URSS concedió el mismo premio a otro importante clérigo, el prior de la catedral de Canterbury (Inglaterra), Johnson Hewlett, considerado un gran amigo del país soviético y partidario de las ideas del comunismo.

2. Paul Robeson en 1952

Paul Robeson durante una visita al campamento de pioneros Artek.

Paul Robeson durante una visita al campamento de pioneros Artek.

El cantante y actor afroamericano Paul Robeson (1898-1876) fue un feroz luchador contra la segregación racial en Estados Unidos y simpatizaba mucho con la Unión Soviética, afirmando que no había prejuicios raciales en la URSS por ser un país multiétnico. Debido a esta posición, Robeson recibió una mayor atención del FBI y más tarde sus conciertos fueron prohibidos en EE UU.

En 1934 Paul llegó a Moscú invitado por el director soviético Serguéi Eisenstein para protagonizar su proyecto sobre el racismo en EE UU, que sin embargo fracasó. «Aquí, por primera vez en mi vida, soy un negro, pero un ser humano. No te puedes imaginar lo que significa para mí como negro», dijo su biógrafo Scott Nollen, citado por Robson en Moscú. En 1949, volvió a ir de gira a la URSS e incluso cantó canciones en ruso.

A principios de la década de 1950, Robeson fue incluido en la «lista negra de Hollywood» por sus creencias antiamericanas y se le prohibió salir al extranjero. En cambio, en 1952, la URSS concedió a Robeson el Premio Stalinista de la Paz.

A la muerte de Stalin, escribió un emotivo artículo alabando su política de «amistad de los pueblos». El cantante estadounidense llegó más tarde, en 1958, y dio conciertos en la URSS, apareció en la televisión y se reunió con el público soviético.

3. Howard Fast en 1953

El padre del escritor estadounidense Howard Fast (1914-2003) procedía del Imperio Ruso. Crítico del odio racial y miembro del Partido Comunista de Estados Unidos, Fast pasó un tiempo en prisión por sus «actividades antiamericanas», donde comenzó a escribir su famosa novela Espartaco, sobre una antigua revuelta de esclavos. Más tarde sería adaptada por Stanley Kubrick y se convertiría en una de las películas extranjeras más populares de todos los tiempos en la URSS.

En 1953 recibió el Premio de la Paz, y sus novelas se publicaron ampliamente en los periódicos soviéticos y en muchos idiomas de la URSS. Sin embargo, más tarde cambió su actitud hacia la política soviética y fue relegado al olvido en la URSS.

4. William Dubois en 1959

William Du Bois y la escritora estadounidense Shirley Graham (izquierda) en una visita a Leningrado en 1959.

William Du Bois y la escritora estadounidense Shirley Graham (izquierda) en una visita a Leningrado en 1959.

El activista social y escritor William Dubois (1868-1963) fue el primer afroamericano en recibir un título de doctorado de la Universidad de Harvard en 1895. A principios del siglo XX, fundó la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color y (NAACP) también apoyó la Cruzada Anti Linchamiento estadounidense fundada por Paul Robeson.

Du Bois visitó la Unión Soviética en numerosas ocasiones y mantuvo opiniones de izquierdas, por lo que incluso se sospechó que trabajaba para la inteligencia soviética, pero el juicio fue abandonado y Du Bois fue defendido por personas influyentes, como Albert Einstein, que apoyó su asociación. En 1959, la Unión Soviética concedió a Du Bois un premio de la paz, y en 1961 se afilió al Partido Comunista de Estados Unidos. Más tarde emigró a Ghana y renunció a la ciudadanía estadounidense, desilusionado con el país.

5. Cyrus Eaton en 1960

Nikita Jrushchov (derecha) estrechando la mano de Cyrus Eaton durante su visita a la URSS en 1964.

Nikita Jrushchov (derecha) estrechando la mano de Cyrus Eaton durante su visita a la URSS en 1964.

Cyrus Eaton (1883-1979), empresario estadounidense de origen canadiense, hizo su fortuna en la industria del gas y el acero. En la década de los 50, buscaba oportunidades de negocio en la URSS: voló varias veces al país y se reunió con Nikita Jrushchov. Eaton tuvo que registrar una nueva empresa en Canadá para comprar mineral de cromo a la RSS de Kazajstán, porque en plena Guerra Fría no se permitía a una empresa estadounidense comerciar con la URSS.

Eaton trató de establecer vínculos entre Estados Unidos y la URSS y abogó por el desarme mutuo. También patrocinó la Conferencia de Científicos de Pugwash, a la que también fueron invitados tres profesores soviéticos. Cyrus acabó recibiendo el Premio de la Paz en 1960. Después, intentó invertir en proyectos soviéticos: la construcción de un gasoducto a través de Siberia y varios rascacielos en Moscú, por ejemplo. Sin embargo, los ambiciosos planes nunca se materializaron.

6. Rockwell Kent en 1967

Rockwell Kent presenta su cuadro como regalo a la Unión de Escritores de la URSS, 1967

Rockwell Kent presenta su cuadro como regalo a la Unión de Escritores de la URSS, 1967

El artista Rockwell Kent (1882-1971) era un seguidor de las opiniones socialistas, por lo que no era querido en EE UU. Sin embargo, en la URSS, por la misma razón, se hizo muy popular y se le confió la honorable misión de dirigir el Consejo Nacional de la Amistad Americano-Soviética (ocupó este cargo de 1957 a 1971).

El realismo pictórico de Kent ya no interesaba a los estadounidenses, sino que se ajustaba a la estética del arte oficial soviético. En la década de 1960, Kent donó muchos de sus cuadros al pueblo soviético, por lo que fue nombrado miembro honorario de la Academia de Arte Soviética. Y en 1967 recibió el Premio de la Paz, parte del cual Kent destinó a obras de caridad.

7. Linus Pauling en 1970

Linus Pauling en el Simposio Internacional

Linus Pauling en el Simposio Internacional «Perspectivas de la Química Bioorgánica y la Biología Molecular» en la Universidad de Moscú en 1978.

Antes de recibir el Premio de la Paz soviético, el químico estadounidense Linus Pauling (1901-1994) había recibido dos premios Nobel, el de Química en 1954 y el de la Paz en 1962. Pauling es conocido en todo el mundo como un científico cuyos intereses de investigación abarcaron desde la mecánica cuántica hasta la biología molecular (se le considera uno de los fundadores de esa disciplina). También fue un activo divulgador y promotor de la ciencia, así como de las relaciones científicas internacionales.

Pauling también participó activamente en asuntos públicos. Se manifestó en contra de la proliferación de armas nucleares, demostrando su impacto negativo en la atmósfera y el peligro para las generaciones futuras. Esta lucha por la paz fue alabada bajo Brézhnev, aunque sus ideas químicas «burguesas» y «pseudocientíficas» fueron criticadas en la URSS en los años 50.

8. Angela Davis en 1979

Davis deja su autógrafo al periódico Izvestia, 1971.

Davis deja su autógrafo al periódico Izvestia, 1971.

En la Unión Soviética, Angela Davis (nacida en 1944), una comunista negra, era enormemente popular. Activista afroamericana de los derechos humanos de izquierdas, se convirtió en un ídolo para muchos ciudadanos soviéticos. Cuando en 1970 fue detenida y encarcelada acusada de conspiración y participación en la toma de rehenes y el asesinato, el lema «¡Libertad para Angela Davis!» circuló ampliamente en la Unión Soviética y los niños soviéticos escribieron cartas a Davis en prisión.

Davies en la Plaza Roja en 1972

Davies en la Plaza Roja en 1972.

Tras su liberación, Davies acudió en varias ocasiones a la URSS, donde se reunió con sus fans, asistió a reuniones del Movimiento Femenino Soviético y actuó en el Festival de la Juventud. Antes de recibir el Premio de la Paz en 1979, fue galardonada con la medalla del cumpleaños de Vladímir Lenin y el título de Doctora Honoris Causa de la Universidad de Moscú en 1972.

RBTH

About ELCOMUNISTA.NET (87182 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: