¿Qué hizo realmente bien la URSS?

Muchos hoy en día olvidan que la Unión Soviética fue pionera en varias áreas de la vida en un momento en que gran parte del mundo occidental todavía estaba algo rezagado.

1. Organización de las vacaciones y del tiempo de trabajo

Playas de Abjasia, RSS de Georgia.

Playas de Abjasia, RSS de Georgia.

Incluso antes de la formación de la URSS, la temprana república soviética rusa se convirtió en el líder mundial en términos de regulación del tiempo de trabajo y vacaciones. El Decreto del Consejo de Comisarios del Pueblo del 14 de junio de 1918 “De vacaciones” estableció unas vacaciones anuales de dos semanas para todos los trabajadores. Lo que es importante, a los trabajadores se les pagaba ese periodo vacacional. Mientras tanto, en Europa, no tenían vacaciones pagadas reguladas por el estado para sus trabajadores. El Convenio de la Organización Internacional del Trabajo de 1936 “Sobre las vacaciones pagadas” proponía solo unas vacaciones anuales de seis días.

El Código del Trabajo de 1918 instauró una estricta jornada laboral de ocho horas y una semana laboral de 48 horas con un feriado semanal. Según el Código Laboral de 1922, todos los trabajadores que trabajaron de forma continua durante al menos seis meses tenían garantizadas dos semanas de vacaciones. Las horas extraordinarias debían pagarse el doble, y las horas extraordinarias totales no podían exceder las 120 horas al año. En ese momento, estas eran las garantías más amplias de tiempo de descanso, de las que no disfrutaban los empleados de ningún país occidental.

Y aunque en la secuela inmediata del decreto de 1918 y del Código del Trabajo de 1922 no se observaron todas estas normas, se mantuvieron y mejoraron en la legislación laboral posterior. En 1936, el derecho a vacaciones y feriados fue garantizado por la Constitución de la URSS. El estado soviético necesitaba que sus trabajadores registrados oficialmente gozaran de buena salud, además de poseer una sensación de seguridad y, lo que es más importante, sus lugares de trabajo.

2. Derechos de la mujer

'Soldado Lyuba Tsyganok,

‘Welder Lyuba Tsyganok’, de Mikhail Kuleshov. Tomada durante la construcción de la central hidroeléctrica de Kyiv (1964-1968).

Los primeros bolcheviques buscaron nivelar los derechos de hombres y mujeres en su nuevo Estado. En 1918, según la nueva legislación, las mujeres soviéticas tenían formalmente el derecho a elegir su ocupación, lugar de vida, obtener educación, casarse y divorciarse, y tener el mismo salario que los trabajadores varones. El Código Laboral de 1918 también prohibió las horas extraordinarias para las mujeres y les dio vacaciones pagadas durante dos meses antes y después del parto. Para las madres lactantes, se instituyeron pausas regulares en el trabajo, lo cual fue crucial para un país donde trabajaban masas de madres lactantes, en el campo o en la industria.

La Constitución de la URSS de 1936 garantizó a las mujeres la igualdad de derechos “en todas las áreas de la vida económica, estatal y sociopolítica”. Esto significaba que las mujeres tenían derecho a votar y ser elegidas; en otras palabras, podían convertirse en representantes políticas soviéticas. En los soviets de diputados del pueblo, hasta el 50 por ciento de los miembros eran mujeres. El estado también ofreció asistencia para madres de múltiples hijos, mujeres embarazadas y madres jóvenes. Sin embargo, en 1936 se prohibieron los abortos en la URSS, una medida controvertida empleada por el Estado en un momento de crisis demográfica. La práctica se legalizó nuevamente en 1955.

En 1967, se introdujeron pensiones alimenticias para las mujeres que se divorciaban de sus maridos: mínimo el 25 por ciento de los ingresos de la familia que el progenitor dejó; y en 1968, siguieron las licencias pagadas por embarazo y parto, así como el ‘pago de subsidio por hijo’ para madres solteras y mujeres divorciadas. Lo que es muy importante es que todas estas leyes se aplicaron a las poblaciones femeninas de todas las repúblicas soviéticas, incluidos los territorios de Asia Central, el Cáucaso del Norte, Siberia y el Lejano Oriente, donde, en sociedades mayoritariamente tradicionales, las mujeres tenían muchos menos derechos y oportunidades que las mujeres en el región central de Rusia. Pero con la formación de la URSS, todas las mujeres obtuvieron los mismos derechos.

3. Atención médica gratuita

Pediatra en un pueblo ruso.

Pediatra en un pueblo ruso.

A diferencia del modelo de atención médica de Beveridge, donde la atención médica nacional se financia directamente con un impuesto especial pagado por la población, el modelo Semashko, llamado así por su creador Nikolay Semashko (1874-1949), el primer Comisario del Pueblo (Ministro) para la Atención Médica de la URSS, aseguró que la atención médica fuera gratuita para todos.

Bajo este sistema, los servicios médicos son provistos por un sistema jerárquico de instituciones estatales bajo el control del Ministerio de Salud y financiados por el presupuesto nacional. Para los ciudadanos del país, los servicios médicos son iguales y gratuitos, con especial énfasis en la higiene social y la prevención de enfermedades infecciosas. Este se convirtió en el primer sistema nacional de salud del mundo, y fue estudiado y «tomado prestado» por Suecia, Irlanda, Gran Bretaña, Dinamarca, Italia y otros.

Este sistema no permitía prácticas médicas privadas. Todos los médicos se convirtieron en empleados estatales, todas las instituciones médicas se organizaron jerárquicamente y geográficamente. Todo el territorio del país fue dividido en distritos, con hospitales ambulatorios y médicos locales asignados a cada uno de ellos. Estos médicos eran especialistas de amplio rango capaces de tratar la mayoría de las enfermedades comunes, mientras que los casos más complicados se derivaban a los hospitales regionales.

De nuevo, todos estos cambios positivos surtieron efecto en todas las regiones del país, y aunque la industria médica soviética tenía grandes problemas de abastecimiento, la disponibilidad de ayuda médica gratuita para todos los ciudadanos fue un gran hito en la historia de la URSS.

4. Acceso a la educación

Escolares en Almaty, RSS de Kazajstán

Escolares en Almaty, RSS de Kazajstán.

Lo mismo puede decirse de la educación de masas en la URSS. Cuando los bolcheviques tomaron el poder en 1917, Rusia era en gran parte un país analfabeto. La población de Rusia central solo sabía leer y escribir en un 25 por ciento, mientras que en Siberia, solo entre un 10 y un 15 por ciento de las personas tenían alguna educación, y en Asia central, más del 97 por ciento de las personas no sabían escribir ni leer.

Los gastos de educación aumentaron y representaron, entonces, el 13 por ciento del presupuesto de la URSS. Fue crucial para construir un estado industrializado. En 1917-1927, se enseñó a leer y escribir a más de 10 millones de personas. Para 1926, alrededor del 80 por ciento de la población urbana sabía leer y escribir. También se desarrollaron escuelas nacionales e instituciones educativas.

Durante las primeras décadas posteriores a la Revolución, se fomentaron las lenguas nativas escritas para decenas de pueblos que antes no estaban escritos (abazins, laks, nogais, balkars, tuvans, adygeans, etc.). Por primera vez en la historia, niños de decenas de nacionalidades recibieron libros de texto en su lengua materna. En diciembre de 1922, se estableció una editorial especializada que producía libros de texto en tártaro, chuvash, kirguís, adyghe y otros idiomas. El ruso también se enseñó en las escuelas nacionales como idioma «universal» de la URSS.

En la década de 1930 entró en vigor la política de educación masiva obligatoria, pero su desarrollo se vio obstaculizado por la Segunda Guerra Mundial. La educación universal de siete años se introdujo en la URSS en 1949. A fines de la década de 1950, la población del país estaba alfabetizada, había más de 100 instituciones de educación superior en diferentes áreas de la ciencia. En 1958, se introdujo la educación secundaria completa de 10 años. A partir de 1975, había 856 instituciones de educación superior en la URSS (incluidas 65 universidades), donde estudiaron más de 4,9 millones de estudiantes, y este número siguió creciendo.

La URSS puso la educación primaria y secundaria, así como la carrera de ciencias, al alcance de cualquiera de sus ciudadanos.

5. Construcción masiva de viviendas

Construcción de una casa en forma de círculo en la calle Nezhinskaya, Moscú.

Construcción de una casa en forma de círculo en la calle Nezhinskaya, Moscú.

El 80 por ciento de la población del Imperio Ruso vivía en el campo. Con la formación del Estado soviético y la industrialización de la economía, un gran número de personas emigró a las ciudades. Pero después de la Primera Guerra Mundial y la Guerra Civil en Rusia, la construcción de viviendas era imposible, por lo que al principio, los bolcheviques emplearon uplotnenie (‘compactación’): las familias que vivían en apartamentos con más de 9 metros cuadrados disponibles por persona estaban obligadas a aceptar nuevos inquilinos en sus apartamentos. Por lo general, las antiguas clases ricas (antigua nobleza, comerciantes, ciudadanos ricos) tenían que compartir sus pisos con familias de clase trabajadora.

La construcción de viviendas comenzó en la década de 1920 en las grandes ciudades, pero una gran parte de la población urbana aún vivía en barracones, refugios excavados y, en el mejor de los casos, pisos comunales. En 1924, la superficie habitable media por habitante urbano era de 5,8 metros cuadrados, mientras que en algunas zonas industriales la situación era tan grave que una persona apenas disponía de 1,5 metros cuadrados para vivir. Para 1927, se construyeron más de 12 millones de metros cuadrados de nuevas viviendas, pero no resolvió el problema en un país en rápida urbanización con más de 140 millones de habitantes. La situación solo empeoró durante la década de 1930 y hacia la Segunda Guerra Mundial. El problema de la vivienda se resolvió tras la guerra.

Un apartamento soviético.

Un apartamento soviético.

En 1946-1952 (justo después de la guerra), se restauraron o construyeron 78 millones de metros cuadrados de viviendas, y los ciudadanos construyeron 45 millones de casas individuales: el pueblo soviético trató de resolver el problema por su cuenta. El 20º Congreso del Partido Comunista en 1956 ordenó encontrar una solución en 20 años, y así comenzó la construcción masiva de khrushchyovkas.

El primer panel khrushchyovkas, diseñado por el ingeniero Vitaliy Lagutenko, podría construirse en solo 12 días. Eran edificios de cinco pisos que tenían departamentos de uno, dos y tres dormitorios, 80 m2 en total. Aunque estos edificios de apartamentos tenían muchos inconvenientes (techos bajos, cocinas y baños pequeños, mal aislamiento térmico), la oportunidad de que una familia soviética viviera en un apartamento separado no tenía precio.

De 1956 a 1963, el parque nacional de viviendas creció casi el doble, de 640 a 1.184 millones de metros cuadrados. Se construyeron más viviendas en la URSS durante ese período que en los 40 años anteriores. La crisis de la vivienda aún no estaba completamente resuelta: había apartamentos comunales, dormitorios y otras formas de convivencia, pero desde la década de 1970, la mayoría de la población vivía en apartamentos individuales, alquilados por el Estado. Más tarde, durante los años postsoviéticos, la mayor parte del fondo de viviendas ocupadas fue privatizado y se convirtió en su propiedad privada.

RBTH

About ELCOMUNISTA.NET (87248 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: