La «esquizofrénica» estrategia de seguridad de Biden: cooperación pacífica y confrontación a la vez

La nueva estrategia nacional de seguridad de Washington localiza a Moscú y Pekín como sus principales desafíos. Al tiempo que afirma que no busca un conflicto ni una nueva Guerra Fría. El documento de 48 páginas ya ha sido calificado de «sorprendentemente esquizofrénico» por el ‘Quincy Institute for Responsible Statecraft’.

«Lo que más llama la atención es que pide a Estados Unidos que siga una política basada en la cooperación internacional pacífica y que, al mismo tiempo, siga una política de confrontación militar con Rusia y China en contra de los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos», afirmó el exfuncionario del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, David T. Pyne, en una entrevista a Sputnik.

«Estoy convencido de que si la Administración de Biden realmente quisiera la restauración de la paz internacional y la estabilidad, podría hacerlo muy rápidamente mediante un llamado al cese inmediato al fuego y presionando a Ucrania a que lo acepte debido a su corte total de todo el apoyo militar, tanto como que Rusia honre el acuerdo de cese al fuego», apuntó el exoficial del Departamento de Defensa de Estados Unidos.

En 2021, consideró, Washington tuvo la oportunidad de fomentar la construcción de una relación estable entre Rusia y Europa mediante el apoyo al proyecto de acuerdo ruso que planteaba la contención de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en su afán expansivo, evitar que Ucrania se sumara a la alianza, rechazar el despliegue de sistemas de armas en las fronteras con Rusia y la contención de la OTAN en sus condiciones de 1997.

Sin embargo, señaló, Biden rehusó esta posibilidad, a pesar de que habría reducido la percepción rusa de que era necesario iniciar su operación militar especial, con la que busca restaurar las condiciones neutrales de Ucrania previas a la crisis de 2014, que ha fomentado el discurso antirruso.

Otro ejemplo de desestabilización estadounidense ante el conflicto, consideró Pyne, es que Biden no apoyó los acuerdos de Estambul, Turquía, que permitieron un acercamiento entre Kiev y Moscú en marzo de 2022. En vez de contribuir a la paz, indicó el exoficial, Estados Unidos la ha amenazado con su envío constante de armamento a Ucrania.

«La Administración de Biden parece satisfecha con continuar peleando su guerra mediante terceros en Ucrania durante meses, si no es que años», estimó.

La estrategia de seguridad dada a conocer permite entender que Estados Unidos no sólo ha evitado buscar soluciones al conflicto, sino que en cambio lo ha instrumentado para debilitar a Rusia.

La doctrina de la Casa Blanca enfatiza la necesidad de modernizar la milicia del país norteamericano con miras a detener en una década a las dos grandes potencias nucleares con las que rivaliza, China y Rusia.

«El concepto de confrontación (de Biden) en la estrategia nacional de seguridad parece enfocarse en una potencial confrontación militar entre Rusia y Ucrania y entre China y Taiwán», valoró Pyne.

Las «insensatas decisiones de la administración Biden de aumentar la ayuda militar de EE.UU. a Ucrania y librar una guerra indirecta contra Rusia en contra de los intereses de seguridad nacional de EE.UU.» corren el riesgo de escalar «a una innecesaria Tercera Guerra Mundial entre la OTAN y Rusia», finalizó.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (88467 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: