El año en que la CIA conspiró para que Pablo Neruda no ganara el Premio Nobel

El poeta chileno Pablo Neruda se alzó con el Premio Nobel de Literatura el 21 de octubre de 1971, pero pudo haberlo ganado en 1963, cuando estuvo entre los firmes candidatos. Sin embargo, una amplia campaña de desprestigio montada por la CIA y varios artistas logró impedirlo, retrasando su consagración casi una década.

El poeta chileno Pablo Neruda ganó el Premio Nobel de Literatura en 1971, aunque pudo haberlo obtenido en 1963, sino hubiera sido porque la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA) impulsó «operaciones encubiertas para evitar» que recibiera el galardón.

La relevación, recogida por la propia Fundación Neruda en su artículo Pablo Neruda en la mira de la CIA, emerge desde la desclasificación de las ternas de competidores en las diferentes áreas galardonadas por la Academia Sueca en la entrega anual de Premios Nobel, que se realizan una vez transcurridos 50 años de la designación

Los documentos permiten saber que Neruda fue nominado para el Nobel por primera vez en 1956, cuando fue recomendado por el profesor de Literatura de la Universidad de Aix-en-Provence, André Joucla-Ruau, luego de la publicación de su principal obra Canto General en 1950.

El chileno no obtuvo el premio en esa oportunidad y, si bien hay sospechas de que la CIA estaba tras los pasos del chileno a partir de la publicación de Nuevo canto de amor a Stalingrado en 1943, no hay pruebas de que la agencia de inteligencia hubiera intervenido en esa oportunidad.

Sí lo hizo en 1963, cuando volvió a ser considerado. Después de considerar más de 80 nombres, entre los que destacan ilustres como el irlandés Samuel Beckett, el argentino Jorge Luis Borges y el venezolano Rómulo Gallegos, la Academia Sueca consolidó una terna final compuesta por Pablo Neruda, el poeta británico W.H. Auden y el poeta griego Giorgio Seferis, quien sería finalmente el galardonado aquel año.

«Las radios dijeron y repitieron varias veces que mi nombre se discutía firmemente en Estocolmo y que yo era el más probable vencedor entre los candidatos al Premio Nobel», admitió Nerudaen sus memorias Confieso que he vivido.

La Fundación Neruda remarca que, aún cuando las deliberaciones del Comité del Nobel se mantenían en un supuesto estricto secreto, «la CIA se enteró de que Neruda tenía muchas posibilidades de ganar, y se movilizó para evitarlo».

A dos años del primer viaje al espacio exterior logrado por Yuri Gagarin, a un año de la Crisis de los Misiles en Cuba y en plena Guerra de Vietnam, la CIA no podía permitir que el Nobel de Literatura fuera a manos de un artista identificado con el Partido Comunista, por lo que activó un plan.

Los encargados fueron los integrantes del Congreso por la Libertad de la Cultura (CCF por sus siglas en inglés), una organización formada y financiada por la CIA para hacer lobby anticomunista, que inició una campaña de desprestigio contra el poeta chileno.

La Fundación Neruda cita el libro ¿Quién paga la música? La CIA y la Guerra Fría cultural de la británica Frances Stonor Saunders que, en 1999, sostiene que la campaña para evitar que Neruda ganara el Nobel incluyó la promoción de «ciertas tendencias de la plástica, como la pintura abstracta expresionista, para contrarrestar a la estética figurativa, realista y de denuncia social que proliferaba especialmente en los países socialistas y en América latina».

Es así que la CIA favoreció la aparición de diversidad de artículos en revistas literarias, conferencias, congresos o reuniones de intelectuales en los que el descrédito a Neruda era la regla. Entre los actores latinoamericanos de aquel plan se cita al uruguayo Ricardo Paseyro que, resalta la propia Fundación, «había hecho del antinerudismo una cruzada personal».

Sin sutilezas, Paseyro llegó a escribir una carta abierta a la Academia Sueca abogando porque el premio no fuera a parar a manos de Neruda.

El tenor de la campaña contra Neruda era tal que, mucho antes que Stonor Saunders la plasmara en un libro, los medios de la época se hacían eco de lo que sucedía. La Fundación Neruda recuerda que el 15 de diciembre de 1963 un artículo del periodista Luis Alberto Mansilla para el diario El Siglo advertía sobre «una gran conspiración contra Pablo Neruda», afirmando que una «intriga internacional le arrebató el Premio Nobel».

La cooperación de artistas con la CIA decayó con la estrepitosa derrota estadounidense en la Guerra de Vietnam. Ya con una menor influencia de EEUU en esos círculos, la Academia Sueca cumplió en otorgarle a Neruda el merecido galardón, el 21 de octubre de 1971.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (87171 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: