Por fin resuelven el misterio de los ‘círculos de hadas’ de Namibia

Los ‘círculos de hadas’ son misteriosas formaciones de hierba del desierto que crecen alrededor de manchas circulares de suelo árido en el desierto de Namib, Namibia. Las explicaciones de su existencia iban de lo mítico a lo mundano, y hasta hace pocos años se debatía su origen. Pero ahora los científicos podrían resolver este misterio por fin.

Situada entre 80 y 140 kilómetros hacia el interior de la costa de Namibia, esta zona de huecos circulares en los pastizales es visible desde kilómetros a la redonda, señalaron los científicos, y muestra «un extraordinario grado de ordenación espacial.»

Un círculo típico mide entre 2 y 10 metros de ancho, separado del resto por una distancia de hasta 10 metros. Los científicos avanzaron constantemente en la desmitificación de los círculos de hadas, y las principales teorías se dividen en dos campos principales.

Una teoría sostiene que los círculos son causados por las termitas que se dan un festín con las raíces, mientras que la otra sugiere que las hierbas se autoorganizan para maximizar la disponibilidad de agua.

Los estudios dieron crédito a cada una de las teorías, y algunas investigaciones indicaron que tanto las termitas como la autoorganización pueden estar detrás de los círculos de hadas. Pero esa explicación se complicó después de que se informara de la existencia de círculos similares en Australia en 2016, sin una relación clara con las termitas.

Investigaciones recientes apuntaron más firmemente hacia la autoorganización, en la que las hierbas forman círculos de hadas para aprovechar al máximo las escasas lluvias, pero sin descartar necesariamente a las termitas.

En 2020, una investigación dirigida por Stephan Getzin, del Departamento de Modelización de Ecosistemas de la Universidad de Goettingen (Alemania), añadió más apoyo a la hipótesis de la escasez de agua. En su último estudio, Getzin y un equipo de investigadores volvieron a Namibia con la esperanza de encontrar pruebas aún más convincentes, investigando círculos de hadas en 10 regiones del desierto de Namib.

Las lluvias son escasas e irregulares en esta zona. A veces aparecen hierbas dentro de los círculos de hadas justo después de que llueva, pero suelen morir poco después, subrayaron los investigadores, mientras que la hierba entre los círculos sobrevive.

Getzin y sus colegas hicieron un seguimiento de las lluvias esporádicas en las 10 regiones, examinando las hierbas, sus raíces y brotes, y cualquier posible daño en las raíces provocado por las termitas. Estudiaron las circunstancias que rodean a la hierba moribunda después de las lluvias, y colocaron sensores de humedad del suelo dentro y alrededor de los círculos de hadas para registrar datos a intervalos de media hora, comenzando en la estación seca de 2020 y continuando hasta el final de la estación lluviosa de 2022.

Diez días después de las lluvias, el interior de los círculos de hadas tenía muy poco crecimiento, según el estudio, y la hierba que había brotado ya estaba muriendo. Unos 20 días después de las lluvias, toda la hierba del interior de los círculos estaba muerta, mientras que la de alrededor estaba «verde y blanda». Las raíces de la hierba muerta dentro de los círculos eran tan largas como las de fuera de los círculos, lo que sugiere que las plantas estaban invirtiendo mucho en el crecimiento de las raíces para buscar agua. Los investigadores no encontraron pruebas de que las termitas se alimentaran de las raíces, informaron.

«La repentina ausencia de hierba en la mayoría de las zonas dentro de los círculos no puede explicarse por la actividad de las termitas, ya que no había biomasa para que estos insectos se alimentaran. Pero, lo que es más importante, podemos demostrar que las termitas no son las responsables porque las hierbas mueren inmediatamente después de las lluvias sin que haya señales de criaturas alimentándose de la raíz», afirmó Getzin.

Los sensores del suelo revelaron una lenta disminución de la humedad del suelo tanto dentro como fuera de los círculos después de una lluvia inicial, informan los investigadores, cuando las hierbas aún no estaban bien establecidas. Sin embargo, una vez que las hierbas circundantes eran robustas, la humedad del suelo desaparecía rápidamente en todas partes, incluso en el interior de los círculos de hadas, a pesar de la falta de hierba allí para absorber el agua.

«Bajo el fuerte calor del Namib, las hierbas transpiran permanentemente y pierden agua. Por lo tanto, crean vacíos de humedad en el suelo alrededor de sus raíces y el agua es atraída hacia ellas», apuntó Getzin.

Se trata de un increíble ejemplo de «retroalimentación ecohidrológica«, escribieron los investigadores, en el que los círculos estériles se convierten esencialmente en depósitos que ayudan a sostener las hierbas en los bordes. Esta investigación también podría tener implicaciones en otros lugares, señala Getzin, ya que este tipo de autoorganización parece amortiguar las plantas contra la creciente aridez, un problema que ya está empeorando en algunos lugares debido al cambio climático.

«Al formar paisajes fuertemente modelados de círculos de hadas uniformemente espaciados, las hierbas actúan como ingenieros del ecosistema y se benefician directamente del recurso hídrico proporcionado por los huecos de vegetación», señaló el científico.

El estudio fue publicado en Perspectives in Plant Ecology, Evolution and Systematics.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (86961 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: