Científicos revelan secretos de la muerte de Otzi, la momia humana natural más antigua de Europa

Un grupo de científicos reveló nuevos detalles de Otzi, la momia humana natural más antigua de Europa. El estudio señala que el cuerpo sufrió daños posteriores, no relacionados con la causa de muerte. Este descubrimiento ayuda a entender cómo ha sido el proceso de conservación de otras momias y artefactos que se han conservado bajo el hielo.

Otzi, mejor conocido como el hombre de hielo, fue descubierto cerca de un glaciar en los Alpes en 1991. Se calcula que tiene unos 5.200 años y es la momia natural humana más antigua conocida en Europa, ya que durante todo este tiempo quedó sepultada bajo la nieve de las montañas.

A lo largo de los últimos 30 años, los científicos han estudiado los detalles de su conservación. Los investigadores han podido descubrir qué vestimenta usaba al momento de su muerte, qué tatuajes tenía, cuál fue su última comida e incluso cómo sonaba su voz. No obstante, un nuevo estudio realizado por un grupo de científicos del Departamento de Patrimonio Cultural del Consejo del Condado de Innlandet (Noruega) sugiere que el cuerpo de la momia no estuvo siempre bajo el glaciar en el que se hizo el hallazgo.

Otzi habría quedado expuesto a la intemperie varias veces

Los resultados de este equipo de investigadores desmienten la teoría de que los restos de Otzi fueron conservados en un glaciar que hizo las veces de una cápsula en el tiempo, ya que solo la mitad inferior de su cuerpo sigue en perfecto estado. Lo que es más, la piel en algunas partes superiores estaba desprendida, en particular, la que recubre el hueso del cráneo se había caído en pedazos, lo que dejó la espalda y este hueso a la vista.

El grupo de científicos, liderados por el arqueólogo Lars Pilø, partieron de la teoría de que uno de los artefactos que fue encontrado justo al lado del cuerpo había sido dañado durante la pelea que causó la muerte de su dueño, una de las teorías más aceptadas para explicar el estado de los artefactos y de la propia momia.

Sin embargo, los nuevos resultados muestran que el daño fue causado por el hielo circundante, que se derritió y volvió a congelarse. Un proceso que tuvo lugar en varias oportunidades. Cabe destacar que otros hallazgos como esquíes antiguos, flechas y equipos de caza que no están relacionados con Otzi muestran un desgaste similar al que se produce comúnmente por el deshielo.

«Esta evidencia sugiere que la parte superior del cuerpo estuvo expuesta en varias ocasiones antes de su descubrimiento en 1991″, destacan los investigadores.

Asimismo, Pilø y sus colegas piensan que es probable que Otzi no muriera en el lugar donde lo encontraron, ya que sus pertenencias estaban esparcidas a una distancia de seis metros. Puede que él fuera sepultado bajo la nieve y después fuera arrastrado al lugar donde se halló por el agua del deshielo.

«Durante los veranos calurosos, Otzi y sus artefactos fueron probablemente expuestos de manera períódica en los 1.500 años siguientes a su muerte», subraya Pilø en un artículo.

Este tipo de momificación podría ser más común de lo que se pensaba, creen los científicos, quienes han encontrado cada vez más pruebas de ello.

El deshielo de los glaciares provocado por el cambio climático también ha permitido descubrir restos de personas enterradas durante décadas, artefactos y animales antiguos increíblemente bien conservados, como osos y rinocerontes lanudos.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (87171 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: