Relanzar la Unasur: el pedido de expresidentes sudamericanos a Maduro y otros mandatarios

Varios expresidentes sudamericanos enviaron cartas a mandatarios de la región para invitarlos a refundar la Unasur en un mundo organizado en «grandes bloques regionales». La carta, difundida por el Gobierno de Venezuela, pide una nueva Unasur que «garantice el pluralismo» y también tenga una dimensión económica y comercial.

Expresidentes latinoamericanos como Rafael Correa, José Mujica y Dilma Rousseff, entre otros, firmaron una carta en la que piden a actuales mandatarios de la región influir para la restitución de la Unasur, el bloque político sudamericano creado en 2008 bajo el influjo del venezolano Hugo Chávez, el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y el argentino Néstor Kirchner.

La misiva fue divulgada por la Cancillería venezolana debido a que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, fue uno de los líderes regionales que la recibió. «Somos un grupo de expresidentes, cancilleres, ministros, parlamentarios e intelectuales sudamericanos que buscamos aportar a los desafíos del tiempo presente», adelanta la carta, que también fue suscrita por exmandatarios de la talla de los chilenos Michelle Bachelet y Ricardo Lagos, el colombiano Ernesto Samper y el argentino Eduardo Duhalde.

«Nos anima la necesidad de dejar atrás una historia de sueños rotos, promesas incumplidas y oportunidades perdidas. Una pandemia que azota al mundo por casi tres años, la guerra de Rusia con Ucrania y la agudización de la disputa entre China y los Estados Unidos han creado un nuevo escenario internacional. La globalización tal cual se organizó hasta hoy está en cuestión. Así lo están también las viejas formas de integración asimétrica entre países centrales y periféricos», prosigue la declaración.

La carta advierte que «una característica esencial del nuevo escenario es la fragmentación del espacio mundial que tiende a reorganizarse en torno a grandes bloques regionales que en la medida en que se vayan cerrando pueden llegar a constituirse en verdaderas fortalezas». En ese sentido, subrayan que «en este mundo de bloques regionales, nuestra América Latina aparece como una región marginal e irrelevante. Es por lejos la más golpeada por la pandemia y la crisis económica y social que la siguió».

Para los firmantes de la carta, la última Cumbre de las Américas realizada en EEUU demostró «con total crudeza la ausencia de una posición común de nuestros gobernantes al punto que el centro de la discusión fue ocupado por las exclusiones y las ausencias».

Sin embargo, los referentes del progresismo latinoamericano expresan en la misiva que «este cuadro desolador no es inexorable» en América Latina. El relanzamiento de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) bajo el liderazgo del mexicano Andrés Manuel López Obrador y el argentino Alberto Fernández y los triunfos electorales de Gustavo Petro en Colombia, Gabriel Boric en Chile y el propio Lula en Brasil alientan un nuevo escenario.

«La integración es hoy más necesaria que nunca. Un esfuerzo significativo en esa dirección permitiría alimentar un círculo virtuoso que fortalecería las instancias multilaterales y aportaría a un bien superior hoy día en peligro: la paz. A diferencia de otras regiones, América Latina y el Caribe hace mucho tiempo que erradicó las guerras entre países y puede presentarse al mundo como zona de paz», remarcan, recordando que esos principios fueron los que inspiraron la conformación de la Unasur.

Los exmandatarios repasan los avances del bloque en materia de cooperación regional sobre defensa, salud e infraestructura, pero admiten que la «débil capacidad de ejecución» del bloque y «la ausencia de una dimensión económica, comercial y productiva«, así como el «abuso del veto» provocado por la regla del consenso «facilitaron la paralización» de la organización y su sustitución por Prosur (Foro para el Progreso de América del Sur), que «no pasó de ser un emprendimiento improvisado y precario» y que en la actualidad es «una institución fantasma».

Para los firmantes «urge en consecuencia la reconstrucción de un espacio eficaz de concertación sudamericana», algo que podría hacerse reflotando la Unasur, debido a que cinco miembros aún no denunciaron su Tratado Constitutivo y, al menos Argentina y Brasil, podrían declarar nulas sus denuncias por haber sido hechas «de manera irregular».

La carta aclara, sin embargo, que la resurrección de la Unasur no debe ser «una reconstitución puramente nostálgica de un pasado que ya no existe». Por el contrario, reclaman que «una nueva Unasur debe hacerse cargo autocríticamente de las deficiencias del proceso anterior».

En ese sentido, enumeran una serie de requisitos de la nueva versión del bloque, entre la que destacan la importancia de «garantizar el pluralismo y su proyección más allá de las afinidades ideológicas y políticas de los gobiernos de turno» y «sustituir la regla del consenso que termina generando un efecto paralizante» por un «sistema de quórums diversos dependiendo de las materias a resolver».

Los expresidentes también reclaman fijar una agenda prioritaria para el nuevo bloque que incluye acuerdos en temas como la seguridad, la migración, el cambio climático, la salud y la infraestructura.

También aparecen puntos novedosos como el trabajo para lograr «una integración monetaria cuando las condiciones macroeconómicas así lo permitan» y acordar posicionamientos comunes sobre la deuda externa y el financiamiento internacional. También deberían poder lograrse acuerdos que se reflejen en posturas regionales en ámbitos como el G20, donde América Latina es representada por Brasil, Argentina y México.

La carta remarca además que «es en los momentos de crisis y adversidad en que se hace especialmente necesaria la experiencia y sabiduría de los gobernantes» y expresa las expectativas en «los liderazgos» que los mandatarios que recibieron la carta tienen en sus respectivos países.

«Confiamos en su visión para hacer de nuestra América del Sur un motor impulsor de un nuevo nivel de unidad e integración latinoamericana, anclada en la solidaridad continental y en los valores permanentes de la paz y la democracia», finaliza la misiva.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (86961 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: