No solo EEUU: la OTAN está preocupada por quedarse sin armas por Ucrania

A casi nueve meses de que iniciara el conflicto en Europa del Este, las municiones de los países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) se han visto mermadas, lo que ha levantado preocupación dentro de la alianza, publica la revista ‘Foreign Policy’.

«Creo que, por ahora, todos están preocupados», aseveró en una entrevista con la publicación un funcionario de la OTAN, quien apuntó que incluso los países aliados han pedido a los contratistas de defensa aumentar su producción ante el conflicto entre Ucrania y Rusia.

Y es que, apunta el medio, mientras el conflicto ya va para los nueve meses y muestra pocas señales de terminar, los países occidentales que han dotado de armamento a Kiev luchan por mantener el suministro sin que esto implique un daño a sus propias reservas.

«La relevancia del almacenamiento ha vuelto», dijo el funcionario de la OTAN, quien pidió el anonimato.

Por ahora, la alianza está discutiendo cómo apoyar a los miembros si sus reservas caen por debajo de los niveles necesarios para cumplir con sus obligaciones de defensa en el marco del Tratado del Atlántico Norte, agregó el testimonio.

Tras más de ocho meses de conflicto en Europa del Este, algunos países de la Unión Europea y Estados Unidos están agotando sus reservas de arsenal armamentístico por los envíos de apoyo al Ejército ucraniano, señalan columnistas y especialistas.

Por ejemplo, el periodista Caleb Larson del medio Newsweek indicó que ha llegado el momento de ampliar la base industrial para «satisfacer la realidad de las necesidades actuales».

Asimismo, algunos países están cuestionando ya el envío de armas al país ucraniano. Un ejemplo es Suecia, que hasta exigió a la UE una compensación por los cascos entregados a Ucrania en abril de 2022. En particular, se pidió que la UE devolviera a Estocolmo 9,2 millones de euros por la entrega de ayuda militar a Kiev, según informó una emisora de radio local.

«La OTAN realmente no planea librar conflictos como este; me refiero a conflictos con un uso intensivo de sistemas de artillería y muchas rondas de tanques y armas», dijo Frederick Kagan, miembro principal del American Enterprise Institute a Foreign Policy. «En principio, nunca estuvimos equipados para esto», agregó.

De acuerdo con Jeb Nadaner, exsubsecretario adjunto de Defensa de EEUU durante la administración Trump, incluso sin el conflicto en Europa de Este, la reservas del país norteamericano seguirían siendo bajas.

La revista apunta a que esta baja en sus reservas se dio tras el fin de la Guerra Fría, pues Washington giró su foco hacia el terrorismo haciendo más uso de las nuevas tecnologías.

«Estados Unidos y otras potencias de la OTAN han instado a las empresas de defensa occidentales a aumentar la producción; sin embargo, funcionarios y analistas han dicho que los contratistas de defensa han tardado en responder en la espera de garantías de que la era de un mayor apetito por las armas llegó para quedarse», dice el texto.

Y es que, según explica Mark Cancian, exjefe de la división de inversión y estructura de fuerza del Pentágono hasta 2015, los contratistas tienen el temor de que el conflicto termine y haya una sobreproducción.

En el caso de Europa, señala el texto, la ayuda militar a Ucrania está siendo empobrecida por países como Alemania, que se muestran reacios a enviar sus viejos tanques a Kiev, mientras que los técnicos, diseñadores y expertos en seguridad y medio ambiente a menudo se muestran en contra de aportar su labor a la industria de la defensa.

El tema, señala la revista, ha ocupado a los directores de armamento en los países de la OTAN durante meses, y aunque EEUU indicó que repondría las existencias de cohetes de lanzamiento múltiple guiados utilizados por Ucrania, el Pentágono está recibiendo críticas de Europa de que el esfuerzo avanza demasiado lento.

De acuerdo con la publicación, los ucranianos también están cansados ​​de esperar y a sus líderes les preocupa que se estén quedando sin recursos, incluso sin las armas más básicas que necesitan.

«En el conflicto, los rusos han durado casi desde que el Kremlin declaró una ofensiva en la región de Donbás en abril, Ucrania prácticamente se ha quedado sin artillería estándar soviética, que comprende alrededor del 60% de su arsenal, lo que obligó a Kiev a confiar más en la artillería estándar de la OTAN que no se puede producir lo suficientemente rápido para sostener la lucha», reza el artículo.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (87171 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: